Cádiz CF Garrido, a un paso de volver a la rutina

  • El medio enfila la última fase de recuperación de la rodilla operada en julio y pronto podrá entrenarse con normalidad

Garrido, en un entrenamiento de la pasada temporada. Garrido, en un entrenamiento de la pasada temporada.

Garrido, en un entrenamiento de la pasada temporada. / Julio González

El Cádiz CF ya está inmerso en la fase de preparación de la temporada 2020/21, aunque no todos los jugadores se pueden emplear a tope.

Es el caso de Jon Ander Garrido. El centrocampista fue operado de una rodilla el pasado 13 de julio (justo un día después de la hazaña del ascenso) y aún no está al cien por cien para poder ejercitarse con absoluta normalidad.

El medio se halla en el periodo final de su recuperación y, si no surgen contratiempos en los últimos días, se incorporará a la rutina del trabajo diario esta semana que entra o la siguiente a más tardar.

El vasco tuvo la mala suerte de lesionarse poco antes del estallido de la crisis del coronavirus y la declaración del estado de alarma le impidió recibir el tratamiento adecuado ante la obligación del confinamiento domiciliario de toda la población que se prolongó durante un par de meses.

Cuando el equipo amarillo volvió al trabajo en mayo, fue cuando Garrido pudo empezar a poner remedio a su lesión, pero había pasado bastante tiempo y por más que lo intentó no le fue posible participar en la recta final de un campeonato que le tocó vivir desde la grada.

La baja de uno de los capitanes del conjunto de Álvaro Cervera llevó al club a contratar entonces a Augusto Fernández, que continúa en la plantilla.

De hecho, Garrido tuvo que pasar por el quirófano para atajar su dolencia y ahora sólo piensa en entrenarse, coger ritmo y estar en disposición de estrenarse en Primera División después de haber defendido el escudo cadista en Segunda B y Segunda A.

El último encuentro que jugó Garrido fue hace casi meses, cuando formó parte del once inicial en la visita del Cádiz CF al Sporting de Gijón el pasado 21 de febrero, aunque tuvo que retirarse poco después del comienzo de la segunda parte al sufrir la lesión que le ha mantenido alejado de la competición más tiempo del que esperaba.

Fue entonces cuando empezó un calvario inesperado porque la lesión no parecía tan grave como para permanecer tanto tiempo de baja, pero ahora ve a luz al final del túnel.

La Primera le está esperando y quiere llegar lo mejor posible. Es un salto en su carrera a sus 30 años. El primer paso será coger forma física y después tener minutos en los amistosos. Y algo más: será en la máxima división cuando alcance y rebase los 200 partidos oficiales en el Cádiz CF (ahora lleva 195).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios