Cádiz CF Edu Ramos y el Málaga, una historia de cuna

  • El centrocampista se formó en el próximo rival, con el que jugó en Primera y le abrió las puertas de los escalafones inferiores de la selección.

Un jovencísimo Edu Ramos (i) pugna con Messi en un partido contra el Barça. Un jovencísimo Edu Ramos (i) pugna con Messi en un partido contra el Barça.

Un jovencísimo Edu Ramos (i) pugna con Messi en un partido contra el Barça.

Edu Ramos es un jugador del Cádiz al que se vincula de manera fuerte al Córdoba, equipo de procedencia en el que firmó dos buenas temporadas con una participación elevada. Sin embargo, el centrocampista tiene su origen en el Málaga, el rival del Cádiz el domingo. Un inicio como jugador con mucho que contar en el club de la capital de la Costa del Sol.

Cuando en el verano de 2018 el Cádiz 'pescaba' en la crisis económica del Córdoba para llevarse a Edu Ramos, el jugador demostró el fuerte vínculo con el conjunto blanquiverde y lo que supuso para él salir del Nuevo Arcángel para unirse a un proyecto ambicioso como el cadista. En la capital cordobesa fueron muchos los aficionados que lamentaron la salida del pivote.

Pero hay un Edu Ramos con un recorrido marcado en el Málaga, el equipo que este fin de semana visita el Ramón de Carranza. Un Edu Ramos que con 16 años ya jugaba en el filial malaguista en Tercera División. Natural de la localidad malagueña de Churriana, el ahora futbolista del Cádiz no había alcanzado la mayoría de edad y ya se dejaba ver por el filial e incluso en algún entreno con el primer equipo. Fue en 2010, hace una década, cuando se ganó un sitio con los profesionales y se adueñó del dorsal 16.

Aquel Málaga era la antesala del súper Málaga de la etapa brillante de Al Thani, hoy enemigo número 1 de los aficionados blanquiazules. Edu Ramos estuvo el año antes del nacimiento del ‘EuroMálaga’ de Pellegrini, Willy Caballero, Demichelis, Joaquín, Cazorla, Buonanotte, Isco, Van Nistelrooy, Baptista... Respiró lo que estaba en el camino de oro de la Costa del Sol.

El pivote jugó en Primera con el Málaga como lo hizo unos años después con el Villarreal, pero siempre queda el sabor de hacerlo con el equipo de tu tierra. Es malagueño y es inevitable que guarde su condición de malaguista con el permiso del Cádiz y de su profesionalidad, que están por encima de cualquier sentimiento.

Como jugador del conjunto malaguista, el hoy cadista acudió a un Mundial sub'17 y a una Eurocopa sub'19

En La Rosaleda vivió su etapa como internacional en las secciones inferiores de la selección española, siendo aún recordada su lesión con el combinado sub'17 cuando se encontraba en Nigeria en el Mundial. También formó parte de la sub'19, con la que disputó una Eurocopa.

Pero finalmente Edu Ramos no pudo ser profeta en su tierra y la llegada de las primeras espadas al proyecto de Al Thani le relegó a un segundo plano y tener que salir cedido al Leganés. Fue un visto y no visto hasta que firmó en el Villarreal, escalando del conjunto C al primer equipo, donde en la 2013-14 disputó tres encuentros en Primera con solo 21 años.

Su equipo de cuna y su equipo actual cruzan sus caminos el domingo en el Carranza con objetivos y situaciones bien distintos. Edu Ramos saborea el liderato de un Cádiz que apunta a Primera y sus antecedentes traen a un Málaga en una permanente crisis deportiva e institucional que pelea por alejarse del peligro de descender a Segunda B, que con la que está cayendo en la entidad podría tener consecuencias nefastas.

Las opciones de jugar del cadista pasan por el estado físico de Jon Ander Garrido y por el posicionamiento que Cervera le asigne a Álex Fernández, al que en Las Palmas situó en el doble pivote. El técnico tendrá, como siempre, la última palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios