Cádiz

Cádiz pierde un 37% de viviendas con fines turísticos en el último año

  • Los datos reflejan una tendencia a la baja en los últimos meses

  • En julio se contabilizan 1.263 viviendas, frente a las 1.729 que había en 2019

Turistas con maletas caminan por el centro de Cádiz en una imagen de archivo. Turistas  con maletas caminan por el centro de Cádiz en una imagen de archivo.

Turistas con maletas caminan por el centro de Cádiz en una imagen de archivo. / Julio González

En pleno debate sobre los efectos del turismo en la ciudad o sobre la gravedad que en el ámbito de la vivienda están teniendo las diferentes modalidades de hospedaje, las cifras relacionadas con las viviendas con fines turísticos (VFT) reflejan una tendencia inversamente proporcional a la creciente discusión que hoy motiva la convocatoria extraordinaria del Pleno del Ayuntamiento. Según el portal Airdna, proveedor mundial de datos y análisis de alquileres de vacaciones a corto plazo, el número de VFT en Cádiz viene experimentando una caída progresiva que alcanza ya casi el 37% en lo que lleva recorrido el año 2020.

En concreto, el dato de VFT en Cádiz en el último trimestre del pasado año se situaba en las 1.729 viviendas. Esta cifra, de hecho, se convertía en el pico más alto que había registrado la ciudad desde 2017, que es cuando empieza a tener efectos o a surgir los controles y estadísticas sobre esta modalidad de hospedaje turístico que ha irrumpido con fuerza en las ciudades ayudado de las facilidades que dan los medios telemáticos. En la actualidad, Airdna cifra en 1.263 las viviendas disponibles en Cádiz con fines turísticos.

Por tanto, se habrían reducido en casi medio millar las viviendas particulares destinadas a uso turístico en este año 2020. Una cifra que es progresiva en el tiempo, ya que la plataforma ciudadana Calle Viva, que lucha contra esta actividad turística, cifraba en febrero el número de VFT en la ciudad en 1.476, un 15% más que las que se contabilizan hoy en esa misma fuente de información que además de Calle Viva utilizó Fernando Visedo en el informe que sobre este fenómeno realizó en el año 2019.

Curiosamente, mientras el Ayuntamiento ve agravarse el problema con el uso turístico del parque residencial la realidad y los datos de estos informes parece reflejar otra situación bien distinta, con esa caída de medio millar de viviendas turísticas en los últimos meses. Una caída que podría verse pronunciada en los próximos meses una vez concluya la temporada veraniega en Cádiz y se mantengan los efectos que la epidemia del Covid–19 está teniendo en la población en general y en el turismo en particular.

En cualquier caso, lo que ocurra hoy en el Ayuntamiento será indiferente para estas VFT cuyo control y gestión dependen de la Junta de Andalucía y que, por tanto, no se ven amenazadas de esa posible suspensión de licencias durante el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios