Ayuntamiento de Cádiz

“La unidad del equipo de gobierno no se puede romper a través de la deslealtad”

  • Fuentes del entorno del gobierno de Kichi denuncia que se intente “pedir a un compañero que prevarique para quitarte a ti el peso de tu propia responsabilidad”

Foto de familia del equipo de gobierno en el año 2019.

Foto de familia del equipo de gobierno en el año 2019.

No hay desunión, aseguran; la ruptura no se contempla. Pero los roces entre las dos fuerzas que conforman el equipo de gobierno son más que evidentes; lo han sido desde que se unieron en 2015, y siguen dando muestras a día de hoy. El último ejemplo ha llegado estos días, con las críticas de Ganar Cádiz al despido de dos trabajadoras de Servicios Sociales, que imputan al concejal de Personal, Demetrio Quirós, y no a la responsable de esa concejalía, Helena Fernández (que es miembro de Ganar Cádiz).

El entorno del equipo de gobierno ha salido al paso de esas críticas vertidas, apelando a la unidad de la izquierda que está al frente de la ciudad, “que no se puede romper a través de la deslealtad”. No ha sentado bien este último ataque de Ganar Cádiz en el equipo de Kichi, que recuerda que estos “procesos de deslealtad no son nuevos” y se han repetido en anteriores ocasiones. La última de ellas, conviene recordar, la pasada Semana Santa a raíz de la subvención concedida a las cofradías.

Frente a estos ataques desde el seno de la coalición, desde el equipo de gobierno se muestran rotundos: “Es importante no ocultar la incapacidad en la gestión con ruido”. “Ser concejal o concejala es algo muy duro, muy difícil, sobre todo cuando tienes que cumplir la legalidad y es algo terrible y dañino el exigirle a otro compañero de proyecto político que prevarique para quitarte a ti el peso de tu propia responsabilidad”, llegan a trasladar fuentes cercanas al gobierno local. De hecho, insisten sobre esta afirmación al considerar “tan pobre como desleal buscar culpables políticos donde ha habido una incapacidad de gestión”. Máxime cuando la propia concejala de Asuntos Sociales trasladaba a los medios de comunicación hace unos días que la decisión adoptada en el seno del equipo de gobierno era irremediable y, sobre todo, conforme a la legalidad.

Respecto a lo ocurrido en Asuntos Sociales, se quiere remarcar que en ningún caso se pierde “ningún servicio para la ciudadanía ni ningún puesto de trabajo”. “No es un problema político, puesto que todos queremos ese servicio y esos puestos de trabajo; es un problema de gestión en el que algunos parecen no comprender que si nos saltamos la norma jurídica nos abocan a la prevaricación. Por tanto, miente quien diga que se ha puesto encima de la mesa una solución; todo lo contrario, encima de la mesa no se ha puesto ninguna solución que se ajuste al marco legal”, trasladan las fuentes consultadas, asegurando que así lo atestiguan informes y opiniones de “técnicos municipales, secretario de Personal, secretario general o interventor municipal”.

Entre esos informes, señalan uno en el que, efectivamente, un técnico muestra sus dudas respecto a la pretensión de los sindicatos de dar prioridad a una bolsa de trabajo creada en el año 2001 respecto a la que estaba en vigor, que se remonta a 2006. Una acción que plantearía “numerosas dudas jurídicas”, según el técnico, en consonancia con la actuación que ha llevado a cabo el equipo de gobierno.

Por eso, desde el gobierno de José María González se rechaza cualquier posibilidad de “favoritismo” o de “crear redes clientelares”. “No hemos venido a la política para eso. Formar parte o ser cercano a una determinada organización política nunca puede ser un condicionante para entrar o mantener un puesto en la administración. Con nosotros que no cuenten para eso”, manifiestan.

Y frente a los ataques de Ganar Cádiz, en el Ayuntamiento defienden la labor del concejal señalado, Demetrio Quirós. “Si hay alguien que se haya dejado la piel para buscar una solución, que haya buscado cualquier resquicio legal al que agarrarse o que se haya reunido hasta la saciedad, ese ha sido el delegado de Personal”, aseguran.

“La totalidad de este equipo de gobierno seguirá apostando por unos servicios sociales que se han dotado de toda prioridad y de recursos económicos, humanos y materiales para que sean unos servicios sociales fuertes, solidarios y eficaces”, trasladan las fuentes consultadas, entendiendo que esa apuesta del gobierno local “tiene que tener una devolución en la eficacia y en la valentía de asumir su gestión, que es compleja”.

“Frente a la deslealtad de una reflexión inmadura, nosotros ofrecemos unidad, serenidad y horas de trabajo”, concluyen desde el entorno del equipo de gobierno, que en esta ocasión sí han respondido a los ataques que públicamente han vuelto a recibir de sus socios, Ganar Cádiz en Común. La relación no está en peligro, aseguran, pero de una parte siguen sin lavar los trapos sucios en casa y de la otra ya se han cansado de guardar silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios