DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Cádiz | Entrevista al doctor Torres “Esto no ha sido un tsunami, se veía venir pero todos miraron para otro lado”

  • “Si se decide traer enfermos de otros lugares estaremos preparados para atenderlos”

  • “Debemos aprender la lección, no hay que recortar en sanidad y hacer acopio de material”

El doctor Torres, en su consulta del Puerta del Mar. El doctor Torres, en su consulta del Puerta del Mar.

El doctor Torres, en su consulta del Puerta del Mar. / Jesús Marín

El doctor Luis Miguel Torres es profesor de la Facultad de Medicina y jefe de la Unidad del Dolor desde el Puerta del Mar. Desde el inicio de esta crisis ha sido muy activo en las redes sociales, donde ha colgado varios vídeos explicando sus impresiones ydando consejos. Ahora ha concedido una entrevista a este diario entrando más en profundidad en algunnos aspectos

–¿Qué tal estamos ahora mismo?

–Estamos bien y mejorando. Creo que los datos últimos están siendo buenos, el ambiente en el hospital sigue siendo tranquilo. Hay pocos pacientes incluso en las urgencias y pienso que seguimos en la buena tendencia. Es verdad que tampoco se puede cantar victoria, las medidas que han tomado las autoridades sanitarias nos han llegado en el momento justo, la gente ha sido muy responsable, el hospital ha tenido tiempo de organizarse, la dirección ha podido ir activando todos los planes con los profesionales, nos ha ido llegando material y soy moderadamente optimista dentro de la incertidumbre porque es una enfermedad que no conocemos y también porque quizá tengamos que ayudar a otros hospitales que están en peor situación y eso puede cambiar la nuestra.

–¿El Puerta del Mar está preparado para recibir ese flujo de nuevos pacientes?

–Yo no soy nadie para hablar de esto creo yo, porque corresponde a instancias más altas que decidirán sobre esto, pero mi opinión general es que tenemos que ser solidarios entre todos, primero en casa, en Cádiz, pero luego también con Andalucía, con Málaga por ejemplo, donde están más congestionadas, y también con otras comunidades que están peor como Madrid. Entiendo que cuando las autoridades lo decidan todos estaremos dispuestos a colaborar, cada uno según sus posibilidades, de los recursos que tengamos y de la situación propia del hospital. Nuestra situación ahora mismo es buena y eso lo sabe mucha gente. Los profesionales desde luego estamos dispuestos a contribuir para atender a los pacientes que lo necesiten.

–¿Alguna vez en su vida pensó que tendría que hacer frente a una situación como esta?

–Nunca. Recuerdo que hace unos meses, antes de todo esto, mi hijo me decía ¿papa puede pasar algo catastrófico en el mundo?, y me ponía ejemplos como que caiga un meteorito o… que aparezca una enfermedad. Y yo siempre le decía cualquier cosa puede pasar pero una enfermedad nunca. El sistema sanitario está suficientemente maduro, tenemos a la OMS, está todo controlado, por tanto, como mucha gente, me he quedado desconcertado cuando he visto que un virus sin mucha importancia, sin demasiada letalidad, pues haya paralizado al mundo, además de las muertes que va a producir. Esto nos debe dar una lección como sociedad. Estamos viendo que no lo tenemos todo controlado como pensábamos y que un pequeño virus puede hacernos mucho daño al sistema sanitario y no digo ya al económico. España va a sufrir muchísimo con esto.

–¿Y qué lecciones tendríamos que aprender según usted?

–Pues una de ellas es que tenemos que olvidarnos de la prepotencia, cuidar más la naturaleza y respetarla; segundo que tenemos que prepararnos para situaciones globales que ocurren en todo el mundo a la vez y de forma muy rápida. Pensamos mucho en las guerras y poco en la salud. Pensamos que tenemos una sanidad pública estupenda pero ahora estamos viendo las carencias que tiene el sistema. No estábamos preparados para esta situación. Creo que después de esta catástrofe la gente va a valorar más lo que es la sanidad pública, va a prestar más recursos, va a valorar más el trabajo de los sanitarios y espero que salga un mundo mejor, aunque vamos a sufrir mucho.

"Cuando en Italia ya estaban mal aquí seguíamos acudiendo a manifestaciones o estadios de fútbol”

–Uno de los mayores triunfos de este pequeño virus y una de las grandes derrotas de la humanidad es precisamente haberlo menospreciado al principio.

–Ha sido una prepotencia por parte de todo el mundo, pensando queestábamos preparados. Y otra cosa muy importante. No hemos respondido a lo que estábamos viendo. Porque aunque ha sido una cosa rápida cuando empezaron en diciembre los primeros casos tuvimos tiempo de prepararnos. Esto no es un tsunami… esto se anunció, se veía venir, y todo el mundo estuvo mirando para el otro lado. La gente iba al fútbol, a manifestaciones, cuando ya había grandes problemas en Italia. Un error gravísimo.

–Y a los médicos tampoco les alertaron otros compañeros.

–Un amigo mío de Madrid me dijo: Luis Miguel prepárate porque va a ser terrible. Y yo decía Alfredo si aquí no pasa nada, si estamos en Carnavales. Pues es verdad, está siendo terrible. Si hubiéramos estado atentos, como lo estuvieron Vietnam, Corea del Sur y otros países cercanos a China... nos habría ido mucho mejor.

–Lo de Corea del Sur es un ejemplo magnífico.

–Claro, pero desde el primer día confinamiento, mascarillas, test masivos... Eso les ha salvado. Si piensa ahora lo que han costado las medidas tomadas por Corea en relación a lo que nos va a costar a nosotros la cifra es ridícula. Ahora mismo los políticos firmaban diez veces eso. En España 20 millones de test y 40 millones de mascarillas es lo que nos gastamos en media hora hoy, sin contar las vidas humanas.

–Y hacer acopio de material también ¿no? Como recomendó la OMS.

–Claro, y sobre todo no depender de China. Es increíble que un país como España, con su potencial industrial, no pueda producir millones de mascarillas y batas EPI, incluso de respiradores, en un día. Y hacer acopio. 100 millones de mascarilla, y respiradores, y batas guardadas en un gran almacén en Madrid por si pasa una hecatombe. Eso no cuesta nada. ¿Cómo puede estar el mundo entero dependiendo de China para hacer mascarillas, que son un cachito de papel?

"El clima y la ausencia de grandes aglomeraciones ha ayudado a Cádiz, Huelva y Almería”

–¿Su unidad, la Unidad del Dolor del Puerta del Mar, sigue funcionando con cierta normalidad?

–Bueno, estamos viendo a los pacientes por teleconsulta, pero claro no podemos practicar tratamientos como habitualmente. Les ponemos la medicación, alguno lo vemos una vez por semana porque son casos graves que no se pueden demorar, temas que necesitan cuidados presenciales, lo estamos haciendo también, y bueno sé que somos conscientes que se está acumulando una lista de espera importante y ya tenemos el espíritu de hacer un esfuerzo enorme en cuanto se pueda para ponernos al día.

–¿Cómo se explica usted que en Cádiz no haya habido ningún pico tan alto de contagios?

–Si se fija, las tres ciudades que mejor van de España son Huelva, Cádiz y Almería. Y las tres tienen una característica singular: un clima muy bueno, mucho sol y humedad. Mi teoría, la que yo pienso, es que aquí el sol desactiva los virus que caen en las superficies en menos tiempo, el calor que ha habido durante el carnaval ha hecho que haya menos cantidad de virus y luego que las tres ciudades son pequeñas y terminales, nadie está de paso, el que viene es porque viene hasta aquí por algo. No tenemos metro, no tenemos grandes aglomeraciones y todo eso nos ha ayudado. Eso nos ha dado tiempo a prepararnos y luego es que la respuesta ciudadana ha sido increíble, desde el primer momento la gente se ha concienciado, y eso pienso yo que va a hacer que no nos golpee con tanta fuerza. Sigo pensando que vamos a sufrir menos, aunque por desgracia va a haber personas que van a fallecer, pero espero que tengamos menos sufrimiento que otras grandes ciudades. Con un poco de suerte espero que en algunas semanas estemos libres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios