Sierra

No sólo de pescaíto frito vive el turista

  • El aumento del turismo nacional destierra la imagen de que el verano es temporada baja en la comarca serrana

Varias personas bañándose en la playa artificial en el embalse de Arcos, en una imagen de ayer mismo. Varias personas bañándose en la playa artificial en el embalse de Arcos, en una imagen de ayer mismo.

Varias personas bañándose en la playa artificial en el embalse de Arcos, en una imagen de ayer mismo. / ramón aguilar

No solo de playa y de pescaíto frito vive el turista en verano. La Sierra también existe. Y este destino de interior cierra julio y agosto con datos optimistas. Las montañas serranas se están convirtiendo en los últimos años en una opción más que respetable para el turismo nacional, que elige este destino buscando el binomio tranquilidad y naturaleza. "Hay mejores servicios que ofrecer y una amplia gastronomía que atrae. No hay hotel o alojamiento rural que se tercie que no cuente con instalaciones de piscina. Encima, los pueblos están haciendo un esfuerzo por rellenar en esta época estival la oferta de ocio y cultura". Lo dice el presidente de la Asociación de Turismo Rural, CIT Sierra de Cádiz, Antonio Fernández, quien adelanta que el sector cierra con mejores cifras que en años pasados. "La afluencia en alojamientos en agosto ha estado en torno al 80%, con lo que ha sido mejor que el año pasado", añade.

Así que el sector serrano quiere desterrar la idea de que el verano es temporada baja en la zona. "Lo creemos así. Teniendo buenos servicios y capacidad para ofrecer, la Sierra es un destino también a destacar", comenta el presidente del CIT Sierra de Cádiz. Por su situación geográfica, la Sierra se beneficia del turismo de costa, atrayendo por sus precios competitivos. "Y también al contrario. Hay turistas de Madrid que eligen y se asientan en la comarca y se desplazan a la playa, que la tenemos a una hora de distancia. Tardan lo mismo que desde sus casas al trabajo", reflexiona Fernández. Y, claro, les compensa porque pueden disfrutar a modo de '2x1' de las singularidades de los pueblos blancos y de los atractivos de la costa gaditana.

La gastronomía, las playas artificiales y la mejora de los servicios atraen al foráneo

La apertura de dos playas de interior en la Sierra, la de Zahara de la Sierra y la del embalse Arcos, están, también, configurando nuevas opciones de ocio para atraer a gente en verano. "Es muy interesante este punto. Contamos con cinco pantanos en la comarca y se están poniendo en valor las láminas de agua", destaca este responsable turístico.

El Centro de Iniciativas Turísticas de la Sierra abrió en junio la primera central de reservas de la comarca para aglutinar en un mismo portal la oferta de alojamientos y establecimientos hosteleros. Una iniciativa que se espera se consolide a partir de este próximo otoño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios