El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

Un evento internacional

Música, danza y arte en la programación del Congreso ‘ciudadano’ de la Lengua Española en Cádiz

Palabras del habla de Cádiz

Palabras del habla de Cádiz / Julio González

Con las agujas del reloj sobre el calendario, como espada de Damocles, Cádiz se prepara para recibir en apenas tres meses al IX Congreso Internacional de la Lengua Española, tras su marcha forzosa de Arequipa. Así, aunque nuestra ciudad hereda fechas (27 al 30 de marzo) y programa académico (con el lema Lengua española, mestizaje e interculturalidad) de la cita peruana, desde el Ayuntamiento de Cádiz se trabaja a toda máquina para confeccionar un rosario de actividades paralelas, una especie de “Congreso ciudadano”, donde “la identidad gaditana esté presente” a través de “la música, la danza, exposiciones, edición de libros...”, adelanta la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla que, entre las “36 actividades” que se han pergueñado durante la pasada semana, destaca “un concierto importante y gratuito para los congresistas y la ciudadanía en el Gran Teatro Falla” protagonizado por “figuras relevantes del panorama cultural andaluz que tengan vinculación con la composición y la lengua”.

Un conjunto de actividades que antes de ser presentado oficialmente quisiera consensuar con los organizadores de la cita, Instituto Cervantes, Real Academia de la Lengua Española y Asociación de las Academias de la Lengua (Asale). Un buen momento será, de hecho, esta misma semana, ya que los días “4 y también el 9 de enero”, informa Cazalilla, el director del Cervantes, Luis García Montero, y su equipo estarán en Cádiz para ir cerrando muchas de las puertas abiertas de la organización exprés del evento internacional.

Una de ellas, su propio nombre –¿Congreso de Arequipa en Cádiz? ¿Congreso de Cádiz?–, y otra, las cuestiones logísticas. “Para el Congreso de Arequipa, los viajes internacionales de los ponentes y congresistas los gestionaba el Ministerio de Exteriores de Perú. Así que habrá que aclarar cómo vamos a funcionar aquí exactamente”, aguarda la edil que espera recibir “a 250 participantes” que movilizan “a unas 3.000 personas” y para ello cuenta con que “los 3 millones de euros” que ponía el Gobierno del país andino en lo iba a ser su Congreso sean asumidos ahora por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. “De eso no hay duda, desde que ellos toman la decisión de traer el Congreso para España y para Cádiz”, tranquiliza.

De ese montante sale, evidentemente, la programación académica predefinida pero también una (“no muy extensa”) programación cultural, también ya diseñada, pero que sí que “puede sufrir modificaciones”. “Había, por ejemplo exposiciones de libros virreinales y me parece que va a ser difícil que viajen, así, aunque ya nos confirmarán esta semana, qué se queda y qué se cae del programa, pero nosotros ya tenemos una programación cultural alternativa que le podemos ofrecer y que creemos que encaja con lo que ellos han previsto”, avanza.

Además, otro de los asuntos que Cazalilla, Paco Cano y David de la Cruz –la tríada que encabeza la organización municipal de la cita, amén del alcalde– expondrán a los responsables del Cervantes será el mapa de los espacios donde se celebrarán las sesiones plenarias y resto de actividad del Congreso académico que, en ocasiones, “tendrán lugar de manera simultánea”.

En este sentido, desde el Ayuntamiento barajan una idea encaminada a concentrar la actividad también espacialmente aprovechando el coqueto cinturón cultural que ofrece el casco histórico utilizando Baluarte de la Candelaria – “como posible centro de operaciones logísticas y de oficinas”–, el ECCO y el Aulario de la Bomba –“la Universidad de Cádiz es uno de nuestros aliados y vamos a contar con sus espacios”–, además del Palacio de Congresos y Casa de Iberoamérica “para las sesiones más solemnes o que necesiten de un mayor aforo” ofreciendo, así, a los congresistas la posibilidad de poder recorrer la ciudad a pie, acercándose a ella y conociéndola, a través de su trasiego entre unas actividades y otras.

Para ellos, para los congresistas y académicos, es el evento internacional organizado por Instituto Cervantes, RAE y Asale, pero desde el Consistorio gaditano, mirándose en el espejo del exitoso congreso de Córdoba “con más de 80 actividades paralelas”, observan que la implicación ciudadana es “fundamental”, como lo fue “en la candidatura para 2025 (el congreso que se esperaba acoger)y por lo que fuimos tan bien valorados por los organizadores”, aduce la edil.

De hecho, en ese proyecto que recogía las aspiraciones gaditanas estaba la idea de Congreso ciudadano (“que congreso paralelo suena muy feo”) cuyo rótulo aglutinaría toda una serie de actividades alrededor de la lengua “para los niños y niñas, para mayores, para personas con estudios y sin estudios”. Un Congreso para todos, y que fuera “una fiesta en la ciudad”, que es para el que ya están trabajando desde “todas las delegaciones del Ayuntamiento de Cádiz” aunque no será el mismo, “claro”, que si se montara a dos años vista. “Pero no vamos a renunciar a hacerlo porque es ahí donde Cádiz puede demostrar su identidad”, apuesta Cazalilla.

Así, durante esta semana que acaba de expirar ya han salido esa primera treintena de actividades organizadas desde el propio Ayuntamiento a las que desea que se sume “la oferta que quieran aportar las instituciones y organizaciones, que fueron más de un centenar, que apoyaron la candidatura de Cádiz al Congreso de la Lengua”, anima Cazalilla que sí adelanta que, por la parte municipal, el Congreso ciudadano “va a tener una programación expositiva, otra musical, tendrá presencia la danza en la calle...”

Propuestas que, por un lado, estarán “relacionadas con Perú y con los lazos que tenemos con Iberoamérica” –es más, una delegación de la organización del Congreso de Arequipa estará en Cádiz en esos días–, y por otro, contarán con “música de aquí, baile de aquí, plástica de aquí, con el objetivo de mostrar la identidad propia de Cádiz, que es donde nosotros podemos aportar algo único y constructivo”, decide.

Así, además del “importante” y “gratuito” concierto en el Falla, Cazalilla anticipa que también se volverá a reeditar El habla de Cádiz, y se pondrá a disposición de los ciudadanos; habrá una actividad en la que se contará con los romanceros del Carnaval gaditano; se contará con artistas con vínculos con Iberoamérica; actividades con los niños –“nos vamos a reunir con los centros para ver la disponibilidad que tienen de profesorado que se quiera unir a hacer actividades en las aulas–; actividades para jóvenes “relacionadas con el mundo del hip-hop”, un “importante programa” de la delegación de Mayores y también están ahora mismo planeando “cómo implicamos al lenguaje de signos” en las actividades.

A lo que el Consistorio sí ha tenido que renunciar es a una de las dos extensiones del Congreso que se esbozaban en la candidatura para 2025. Así, eliminarán el poscongreso –“el 31 de marzo ya es Viernes de Dolores y comienza la semana de Pasión”– aunque la idea es mantener una previa que se resumirá en el fin de semana anterior al desembarco de los congresistas “con alguna actividad cultural y con la feliz coincidencia de que el fin de semana también anterior se celebra la Ruta Quiñones”, se congratula.

Además, a estas actividades “para todos”, desde el Ayuntamiento también se está ya esbozando toda una serie de visitas culturales para ofrecer a los congresistas, también con ese objetivo de que estrechen lazos con la ciudad de Cádiz. Porque sólo se ama lo que se conoce, y quien conoce Cádiz, se enamora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios