Desarrollo hotelero y pisos turísticos La turistificación en Cádiz: “No hay punto intermedio. O se apoya el plan o se está en contra”

  • Vila afirma que ahora es el momento para sacar la ordenanza al quedar muchos vecinos desprotegidos por la pandemia

  • El proyecto sigue paralizado al no contar con la mayoría en el pleno

Apartamentos turísticos en el centro urbano.

Apartamentos turísticos en el centro urbano. / Jesús Marín

Al gobierno de José María González le está costando sacar adelante uno de sus principales proyectos, de esos que marcan el modelo de ciudad que se pretende: la reordenación de la oferta turística con el objetivo de evitar la turistificación en la ciudad, especialmente evidente ya en algunos barrios del casco antiguo.

La oposición, que es mayoría por un único voto, ya ha dejado claro que está en contra de las nuevas ordenanzas. El penúltimo intento de cerrar un acuerdo con el PSOE la pasada semana concluyó de forma muy agria, como son las relaciones entre las dos fuerzas de la izquierda.

A pesar de esta situación, y ante la perspectiva de no lograr la mayoría suficiente para aprobar la nueva ordenanza que va unida a una modificación puntual del PGOU, el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila tiene claro que el gobierno local no va a dar marcha atrás.

"El planteamiento es muy sencillo. En este debate no hay puntos intermedios. Por un lado, los que están a favor de que el PGOU ponga límites a la turistificación y apoyan a los vecinos, y por otro quienes están en contra y defienden los intereses de los promotores", afirma con rotundidad Vila.

Como mucho, aclara, se podrían negociar "matices", pero dentro del planteamiento general de la propuesta del gobierno: limitando el uso hotelero en las zonas residenciales para garantizar que haya una mayoría de viviendas vecinales en los barrios.

"Al PSOE le ofrecimos un amplio abanico de posibilidades, con un análisis que en un principio compartían, pero ellos se agarraron a que no era el momento oportuno porque no querían dejar atrás a varios proyectos hoteleros", destaca Vila.

¿Y es ahora el momento oportuno para poner en marcha esta ordenanza que supone, con un inicio del cambio del PGOU, una moratoria para nuevos proyectos hoteleros, pisos y apartamentos turísticos?

"Por supuesto que lo es, más que nunca. En el contexto de crisis social que estamos metidos por la pandemia, es prioritario no dejar a un lado a la gente. Por eso hay que proteger a los vecinos ante la amenaza que para sus viviendas tiene la proliferación sin control de proyectos hoteleros”, afirmando que en las últimas semanas se han incrementado las peticiones para transformar edificios del casco antiguo en pequeños hoteles o en apartamentos turísticos "porque en tiempos difíciles se incrementa el interés especulativo. Por eso es necesaria esta ordenanza, porque pone límites y evita que Cádiz se convierta en una ciudad sin control".

El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el PSOE, también ha anunciado la pasada semana la redacción de una ordenanza para controlar las viviendas turísticas. También coincide en la emergencia de la medida, pero no plantean una moratoria, como sí ocurre en Cádiz.

Martín Vila defiende esta moratoria de un año, mientras se aprueba la modificación del PGOU, "porque es urgente controlar la situación y tener tranquilidad, sin presiones, a la hora de preparar este cambio en el planeamiento. En algún momento hay que poner límite, y si no es ahora sería dentro de un año con la nueva norma".

Tiene claro el teniente de alcalde que "quien quiera invertir en Cádiz no se va a ir por la necesidad de esperar un año. Lo dramático es que al PSOE le duele que se frenen proyectos, pero no le pesa lo que les pesa lo que les pasa a sus vecinos".

La moratoria no afecta para nada a todos los planes hoteleros, en marcha o no, que ya se incluyen dentro del PGOU, sólo a los que ahora se plantean en suelo residencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios