Los perros en Cádiz

En Cádiz ya hay más perros que personas menores de 20 años

  • El censo de canes se dispara en la ciudad

  • Muchos propietarios no comunican al Ayuntamiento el fallecimiento de sus mascotas

Un perro en pleno juego en una plaza de Cádiz Un perro en pleno juego en una plaza de Cádiz

Un perro en pleno juego en una plaza de Cádiz / Julio González

El censo de perros que viven en Cádiz se ha disparado en los últimos años. Lejos estamos de 2001, cuando se cuantificaban 3.017. Ahora la cifra ronda los 25.658 canes, aunque el dato puede bajar algo ya que hay propietarios que no dan de baja a sus mascotas cuando fallecen. En todo caso, la cifra sigue en ascenso ya que en 2016 se elevaban a 16.112 y en abril del pasado año ya eran 23.702, dos mil menos que en la actualidad.

En todo caso, la cifra supone una clara tendencia al alza de las mascotas, y en especial de los perros, ya que el segundo lugar de los gatos queda lejos del primer puesto: poco más de 3.000

La cifra es especialmente elocuente si lo comparamos con los seres humanos que residen en la ciudad, un dato que va a la baja desde hace poco más de un cuarto de siglo.

Si asumimos que en Cádiz hay entre 20.000 y 25.000 perros, el número está por encima del número de gaditanos menores de veinte años de edad, que se quedan en 19.509. He incluso si ampliamos hasta los 25 años, la cifra está también por encima del censo perruno, pues apenas llegan a los 25.104 ciudadanos.

El censo, animal, que aporta el Ayuntamiento de Cádiz hace referencia únicamente a los canes que llevan puesto en correspondiente chip, pero se asume que hay otros que residen de forma "ilegal", por lo que aún realizando la limpieza de los fallecidos y no eliminados de los datos municipales, el número total de perros en la capital supera con claridad a la población humana joven que reside en la ciudad.

El Ayuntamiento hace una limpieza en sus estadísticas cuando la mascota ha superado los 20 años, si antes no se ha comunicado su muerte.

El incremento de estas mascotas ha llevado pareja el incremento de negocios relacionados con el cuidado de estos animales domésticos, así como la apertura de clínicas veterinarias e incluso de personas cuyo trabajo consiste en pasear a los perros cuando sus dueños no pueden.

En los últimos años el Ayuntamiento ha incrementado las zonas acotadas para el paseo de los perros, ocupando espacios públicos que, en algunos casos, chirrían por su ubicación, como el foso del Pelícano a los pies del monumento nacional de la Puerta de Tierra, o el jardín arqueológico de Varela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios