Patinetes eléctricos | Cádiz Ciclistas y peatones, insatisfechos con la ordenanza de circulación

  • La norma que expulsa a los patinetes eléctricos de las aceras y los envía a las vías ciclistas y calles de menos de 20 km/h va hoy a Pleno para su aprobación definitiva

  • Los dos colectivos pidieron su retirada y reformulación, pero no ha sido aceptada

Un patinete eléctrico circula por delante de la entrada del Puerto de Cádiz para adentrarse en un paso de peatones por donde tiene prohibido el acceso. Un patinete eléctrico circula por delante de la entrada del Puerto de Cádiz para adentrarse en un paso de peatones por donde tiene prohibido el acceso.

Un patinete eléctrico circula por delante de la entrada del Puerto de Cádiz para adentrarse en un paso de peatones por donde tiene prohibido el acceso. / Fito Carreto

Si no surgen imprevistos, que son poco probables, la modificación de la ordenanza de circulación que debe servir para poner fin al rally continuo de vehículos de movilidad personal (VMP, vulgo patinetes eléctricos) por las aceras de la ciudad será aprobada hoy de manera definitiva, después de que las Delegaciones de Policía Local y Tráfico hayan resuelto las alegaciones presentadas.

Según la el Informe de contestación a las alegaciones presentadas a la aprobación inicial del proyecto de modificación de la ordenanza de la circulación de la ciudad de Cádiz al que ha tenido acceso este periódico –ayer ni siquiera se les había remitido a todos los alegantes– las interpusieron el Grupo Municipal de Ciudadanos, Agaden-Ecologistas en Acción, la Asamblea Ciclista Bahía de Cádiz y la asociación de peatones La Zancada.

El fin último de la nueva norma es regular precisamente en favor de la seguridad de los peatones, que a diario se arriesgan a un atropello como el que derribó a una mujer en el Campo del Sur a mediados de enero, y, además, contribuir a un cambio de modelo de movilidad que ayude, como las bicicletas por las vías ciclistas, a hacer de la ciudad un entorno más amable, a la vez que se reducen las emisiones de CO2 y de otros gases contaminantes.

Pues bien, tanto La Zancada como la Asamblea Ciclista –dos colectivos que participaron en las dos reuniones en las que consistió el proceso de participación previo a la elaboración de la norma y nada sospechosos de no ser partidarios del cambio de modelo de movilidad que impulsa el equipo de Gobierno–, presentaron un cúmulo de alegaciones que arrancaban, en los dos casos, con la petición de retirada íntegra del texto propuesto y su reformulación completa. La Zancada incluso llegó a difundir a través de un comunicado que “la ordenanza de circulación atenta contra los derechos del peatón”, “establece como intocable el espacio actualmente destinado a los automóviles” y “echa a pelear por el resto del espacio público a peatones, bicicletas y vehículos de movilidad personal”.

Los segway turísticos, como ningún otro VMP, tampoco podrán circular por las aceras

Pese a que se estiman parcialmente la mayoría de las alegaciones presentadas por ambos colectivos –las de Ciudadanos se consideran casi todas y casi ninguna de las de Agaden– portavoces de La Zancada y de la Asamblea Ciclista se manifestaron ayer satisfechos con algunos puntos de la ordenanza pero insatisfechos con el resultado global. ¿Por qué? Básicamente porque si bien se prohibe taxativamente la circulación por las aceras de los patinetes eléctricos –incluidos los segway turísticos y los VMP de mercancías, medida que celebran– se determina que deben hacerlo exclusivamente por las vías ciclistas –ya sean carriles o aceras– y a la velocidad permitida– y las calles limitadas a 20 kilómetros por hora. Sea cual sea su potencia.

Ciclistas y peatones siguen viendo un peligro cierto en la circulación de los VMP más potentes por las vías ciclistas –algunos tienen la misma que un ciclomotor y son capaces de alcanzar los 45 km/h– por lo que propusieron tanto en la mesa de participación como en sus alegaciones que lo hiciesen por las calzadas limitadas a 30 km/h, idea que queda completamente rechazada.

Veamos cuál es el análisis que desde La Zancada hacen de la ordenanza que hoy se somete a aprobación, una vez tramitadas las alegaciones:

Circulación por calzada de los VMP

“Ni en la mesa ni ahora en la respuesta a las alegaciones, el Ayuntamiento admite la propuesta de que los VMP circulen por las vías de 30 km/h, que solo pretende evitar que ante esta limitación para circular por la calzada en calles en las que no hay vía ciclista, los VMP opten por circular por las aceras”, explica Moisés Velasco.

“Nuestra insistencia en permitir que los VMP circulen por vías 30, además de por vías ciclistas, persigue blindar las aceras; dar opciones al VMP a circular por la calzada frente a la tentación de hacerlo por la acera”, aclara.

“La respuesta del Ayuntamiento consiste en permitir la circulación en calzada únicamente por vías limitadas a 20 Km/h, con el compromiso, meramente político, de crear para Extramuros una red de vías 20. Cualquier proyecto de ampliar la red de vías limitadas a 20 es bienvenido”, agrega Velasco.

"Pero tememos que todo quede en mero proyecto: si existe un compromiso real es preciso que se haga público el plano de las futuras calles 20, que se establezca un calendario de implementación y que se anuncien qué instrumentos de diseño urbano (pasos sobreelevados, vías en zig-zag, cojines berlineses...) se van a utilizar para asegurar que la limitación se cumple”.

Circulación de VMP por zonas peatonales

“Se estima nuestra alegación, suprimiendo las alusiones respecto a la posibilidad de circular VMP turísticos por zonas peatonales con autorización del Ayuntamiento –informa Velasco–. No podía ser de otro modo, porque vulnera de modo claro el código de circulación y la instrucción que aclara cómo interpretarlo en relación a los patinetes”.

Tipologia de VMP y circulación por vías ciclistas

"Respecto a la tipología de VMP en el texto definitivo se atiende a las instrucciones que hizo la DGT en diciembre pasado, que excluyen de la categoría de VMP a una parte de los que se consideraban tipo B y a muchos de los que se consideraban tipo C. Esto elimina en gran medida el problema de la posible invasión del acerado por parte de vehículos pesados y con gran velocidad", comenta Moisés. "Nuestra propuesta es que solo los VMP tipo A circulen por vías ciclistas, no los tipos B y C”, explica el portavoz de La Zancada. “Un VMP tipo B alcanza 30 km/h y los tipo C pueden alcanzar hasta 45 km/h. Su lugar de circulación no es una vía ciclista, sino la calzada, asimilándolos a ciclomotores. Especialmente si hablamos de aceras bici como las de Cádiz: sus dimensiones y su velocidad ponen en peligro al resto de usuarios de las vías ciclistas y terminarán haciéndolos circular por las aceras que lindan con las vías ciclistas en muchas ocasiones, con el consiguiente riesgo para los peatones. Este es nuestro temor”.

Régimen sancionador

“En nuestras alegaciones demostrábamos la incoherencia y falta de proporcionalidad del régimen sancionador”, recuerda Velasco. “El Ayuntamiento indica en su respuesta que se acepta la alegación y que se introduce un nuevo cuadro, que no se ha hecho público o al que nosotros no hemos tenido acceso. El texto definitivo de la ordenanza tampoco no ha sido publicado”. Esta última queja también la comparten en la Asamblea Ciclista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios