Movilidad sostenible

La Zancada: "la ordenanza de circulación atenta contra los derechos del peatón"

  • Consideran que con esta normativa que fue sometida a información pública en octubre pierde en derechos la bicicleta y peatones y ganan los automóviles

La Zancada considera que la nueva ordenanza atenta contra el peatón y las bicis La Zancada considera que la nueva ordenanza atenta contra el peatón y las bicis

La Zancada considera que la nueva ordenanza atenta contra el peatón y las bicis / Jesús Marín

La Asociación Gaditana de Peatones la Zancada no está de acuerdo con la modificación de la ordenanza municipal de circulación propuesta por el Ayuntamiento de Cádiz al considerar que sitúa en una situación de privilegio a los automóviles frente al peatón. Concretamente, aseguran que la normativa "establece como intocable el espacio actualmente destinado a los automóviles y echa a pelear por el resto del espacio público a peatones, bicicletas y vehículos de movilidad personal". Así que, a su juicio, "quien obviamente se lleva la peor parte de esta estrategia competitiva es el peatón" pues "la propuesta va en contra de cualquier objetivo en pro de la movilidad sostenible que el Ayuntamiento de Cádiz haya podido emprender en los últimos años".

En sus alegaciones al proyecto de modificación de la Ordenanza municipal de circulación, sometido a información pública por el Ayuntamiento de Cádiz durante el pasado mes de octubre, la Zancada alerta de la falta de coherencia y sensatez del proyecto normativo y de las consecuencias que puede tener para la convivencia de los usuarios del espacio público, especialmente graves para los peatones. 

Esto lo fundamenta en que el nuevo documento "trata de expulsar de la calzada a bicicletas y VMP (vehículo de movilidad personal o patinetes eléctricos) con el objetivo de garantizar la fluidez del tráfico motorizado".

Entre las regulaciones que consideran más graves nombran la prohibición circulación de los VMP, de cualquier tipología, por calles de más de 20 km/h de velocidad límite; el hecho de permitir la circulación de VMP de cualquier tipología por las vías ciclistas, cuya velocidad está limitada a 10 por situarse a nivel de acera y requerir una circulación calmada, lo que "va a desvirtuar la función de las vías ciclistas, al permitir la circulación por aquellas vías de vehículos que desarrollan velocidades mucho mayores".

Establece la norma que para que las bicis puedan circular por otras vías distintas a vías ciclistas, deberá estar expresamente señalizada y "es dudoso que el Ayuntamiento vaya a señalizar todas y cada una de las calles de Cádiz como ciclables, por lo que esta regulación va a suponer en la práctica una pérdida absoluta de eficacia de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad de Cádiz, así como a derivar la presión de estos vehículos sobre los espacios peatonales".

El texto también permite la circulación de VMP turísticos por zonas peatonales, "lo que contraviene el carácter exclusivamente peatonal de las zonas peatonales y suponen una nueva privatización del espacio público, primando el beneficio económico de empresas privadas sobre el interés general de toda la ciudadanía", dicen.  

Propuestas de La Zancada

-Que los VMP y ciclos no puedan en ningún caso circular por zonas peatonales, garantizando la circulación de la bici por la calzada y estableciendo la circulación de cada tipología de VPM por las calles cuya limitación de velocidad sea acorde a la velocidad máxima que pueden desarrollar:

Tipo A, habituales patinetes cuya velocidad máxima es 20 km/h, deben circular en calles 20 y de inferior límite. Además, es la única tipología de VMP asimilable a las bicicletas, por lo que deben ser los únicos VMP que puedan circular por vías ciclistas.

Tipo B, seg-ways o semejantes a ciclomotores que alcanzan 30 km/h, deben circular exclusivamente por calzada, en calles 30 y de inferior límite.

Tipo C, que son triciclos de gran envergadura para transporte de tres personas o mercancías, alcanzan 45 km/h y son plenamente equivalentes a ciclomotores, deben circular exclusivamente por calzada, en calles 50 y de inferior límite. 

¿Cómo se sanciona?

Según La Calzada "el régimen sancionador que establece el proyecto de ordenanza es un auténtico disparate", pues establece "un doble rasero para vehículos no motorizados y automóviles, siendo extremadamente ventajoso para estos últimos a pesar de que el peligro que generan, especialmente a peatones, es muchísimo mayor".

Así, por ejemplo, la ordenanza sancionaría con falta muy grave y multa de 500 euros a ciclistas, VMP y personas discapacitadas en silla de rueda que circulen a 16 km/h por una vía ciclista o a 31 km/h por una calle 20. En cambio, un automóvil que cometa ese mismo exceso de velocidad, circular a 31 km/h por una calle 20, solo será sancionado con falta grave y multa de 100 euros Para alcanzar una multa de 500€, un coche debe circular a más de 60 km/h por una calle 20.

Por todo, La Zancada ha solicitado en sus alegaciones la retirada del proyecto de ordenanza y la elaboración de una nueva propuesta que sitúe la movilidad peatonal y la accesibilidad universal en el centro de las políticas y la normativa de movilidad.9

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios