Cádiz

Las irregularidades en el servicio acumulan años de denuncias

Los médicos del Hospital Puerta del Mar llevan años denunciando las supuestas irregularidades que se están produciendo en la Unidad de Cirugía General y Aparato Digestivo desde la llegada de su actual director, José Luis Fernández Serrano. 

 

Antes del informe realizado por profesionales de Anestesia y remitido a la Dirección Médica del centro el pasado 30 de mayo, otros especialistas ya habían solicitado una investigación sobre posibles irregularidades en el Servicio que dirige Fernández Serrano, algunos en el año 2012.

 

Los sindicatos también elevaron a la Dirección denuncias relacionadas con esta Unidad, e incluso en 2014, las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT se reunieron con la entonces Delegada de Salud, Miriam Alconchel, y le entregaron un escrito detallando "presuntas anomalías" transmitidas por los propios profesionales del centro para que se investigasen y, en el caso de que fueran ciertas, se cesase al responsable de Cirugía General y se dictasen "las pertinentes instrucciones internas que corrijan de forma plena las deficiencias que se constatan".

 

Cuando este periódico preguntó a la Dirección del hospital por el estudio realizado por profesionales de Anestesia, los responsables negaron su existencia y, al presentarles los datos, les restaron importancia. No los consideraron fiables porque afirmaban que el informe no venía firmado, ya que en la autoría aparecía UGC Bloque Quirúrgico. Días más tarde, la Delegación de Salud reconoció la existencia de este estudio, pero cuestionaba su veracidad, algo que también hizo posteriormente el Consejero de Salud en el Parlamento andaluz ante las preguntas de los partidos políticos.

 

Tanto la directiva del hospital como los responsables políticos recordaron una auditoría que se hizo en 2014 cuando los sindicatos presentaron su denuncia, en la que no se encontró ninguna irregularidad. También hicieron referencia a distintos reconocimientos obtenidos por el Puerta del Mar en base a los datos oficiales del centro, que precisamente se ponen en entredicho en el estudio realizado por los profesionales de Anestesia. Los responsables sanitarios aseguraron que los datos  de los que dispone el hospital "son serios y rigurosos" y que "son recogidos y analizados por el Servicio de Documentación Clínica del centro sanitario". Pero después se supo que el pasado mes de febrero, en la Comisión de Seguridad del Paciente del hospital, uno de sus miembros alertó sobre la falta de registro en los datos oficiales de determinadas complicaciones postoperatorias en Cirugía General. 

 

Entretanto, el Delegado presentó unos escritos firmados por cirujanos y jefes de Servicio del hospital manifestando su apoyo al doctor Fernández Serrano y su indignación ante los datos que se habían hecho públicos, por considerarlos "absolutamente falsos y malintencionados". Fuentes cercanas a la Unidad de Cirugía General aseguran que el escrito fue firmados por los cirujanos bajo presión. Este periódico pidió a la Delegación el documento, pero no consintieron en enviarlo.

 

En relación a la presión que sufren los cirujanos, AO y CGT enviaron a la Gerencia del centro el 17 de junio un escrito en nombre de los miembros de la Unidad de Cirugía General manifestando "el profundo malestar que existe con la dirección" de ese Servicio, señalando una "situación insostenible" y pidiendo que se lleve a cabo "una toma de declaraciones a los miembros de la Unidad, asegurando la confidencialidad, para así tomar conciencia de esta situación que no se puede aguantar más tiempo". Pero la Gerencia hizo caso omiso a este escrito y se lo pasó al jefe, quien, según fuentes cercanas al Servicio de Cirugía General, tomó represalias contra las personas que conocían la existencia de ese escrito, e hizo lo mismo con las que no firmaron el apoyo a su gestión.

 

Todo esto ha sido llevado al Parlamento andaluz por parte de los distintos partidos políticos, pidiendo explicaciones. El PP planteó una proposición no de ley pidiendo una auditoría externa a los expedientes de Cirugía General, tal y como solicitaban los propios médicos del hospital en el estudio realizado por profesionales de Anestesia. La proposición no de ley se aprobó y ahora está en manos de la Junta aclarar lo que ocurre en el hospital de Cádiz. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios