Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Tribunales Cádiz

El fiscal pide 6 años de prisión para un ex alto cargo de la UCA acusado de desviar fondos públicos

  • La Fiscalía sostiene que el ex vicerrector y catedrático Francisco Antonio Macías Domínguez malversó más de 36.000 euros en cenas, viajes, regalos y hoteles durante cinco años

Francisco Antonio Macías en un cierre de campaña electoral de la UCA, en 2011, cuando se postuló como Rector.

Francisco Antonio Macías en un cierre de campaña electoral de la UCA, en 2011, cuando se postuló como Rector. / Lourdes de Vicente

El catedrático Francisco Antonio Macías Domínguez, vicerrector de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación (VIDI) de la Universidad de Cádiz desde 2007 hasta 2011, será juzgado en la Audiencia Provincial de Cádiz por un jurado acusado de haber desviado 36.727,50 euros de los fondos de la Universidad en su propio beneficio, un "enriquecimiento ilícito" que logró al justificar durante cinco años innumerables facturas y tickets como "gastos públicos" cuando "en realidad eran gastos personales" que pagó con "una tarjeta de crédito que se adeudaba directamente en la cuenta bancaria de la UCA", según sostiene la Fiscalía.

Numerosas cenas en restaurantes de la provincia de Cádiz, 5.000 euros en cafés, 9.000 euros en regalos, cerca de 2.000 euros en caramelos y bombones, estancias en hoteles, billetes de avión, gasolina, peajes, taxis... Para el fiscal del caso, todos estos cargos fueron realizados por Macías Domínguez de manera ilegal, pues aprovechó el alto puesto que ocupaba en la UCA para lucrarse a título individual con dinero público.

El Ministerio Fiscal considera que el catedrático, actual director del Instituto Universitario de Investigación en Biomoléculas de la UCA, es autor de un delito continuado de malversación de caudales públicos y un delito continuado de falsificación en documento oficial, por los que solicita la pena total de seis años y seis meses de prisión así como 14 años de inhabilitación especial para cargo o empleo público relacionado con la dirección y representación universitaria y con la administración de fondos públicos. Asimismo, el fiscal pide que el ex vicerrector indemnice a la Universidad de Cádiz en 36.727,50 euros más los intereses legales correspondientes.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el antiguo miembro del equipo rectoral "destinó a su propio beneficio fondos de la Universidad", "engañó en la documentación administrativa justificativa de los gastos" y "evitó el control posterior" en el ejercicio de sus funciones como vicerrector de Investigación. En definitiva, "fingió" que las facturas o tickets entregados se correspondían con pagos inherentes a su actividad universitaria.

Difícil encaje podrían tener dentro de las competencias propias de un vicerrector las elevadas justificaciones de gastos relativas a cenas en diferentes restaurantes de la provincia de Cádiz. Tal y como recogen las conclusiones provisionales de la Fiscalía, Francisco Antonio Macías Domínguez visitó en repetidas ocasiones el Bar Jamón, el Foster's Hollywood, la Cantina Mariachi, la pizzería María Regina, Romerijo, Los Tarantos... bajo el siguiente pretexto: "prolongación de la jornada laboral".

En varias de las cenas celebradas, precisa la Fiscalía, el catedrático alegó que estaba acompañado por directores de investigación, gerentes de fundaciones así como por otros altos cargos de las universidades de Cádiz, Algeciras, Málaga, Córdoba, Almería, Huelva, Granada, Vigo, Extremadura, Tenerife e incluso Portugal, muchos de los cuales "han negado" durante la fase de instrucción del caso que fueran comensales en estos encuentros nocturnos.

Llama la atención del fiscal que algunas de las mencionadas cenas tuvieran lugar en días festivos (el Día de Andalucía, un Jueves Santo) o en agosto. Asimismo, el escrito de calificación expone que hay dos facturas de un bar la Nochebuena y la Nochevieja de 2008 en las que el catedrático compró "comida para llevar". Ese mismo 24 de diciembre, el entonces vicerrector "duplicó" comida, también para llevar, en Romerijo, la cual motivó como "reunión con investigadores venezolanos y colombianos"

Según la Fiscalía, ésta no fue la primera vez que el catedrático "duplicó" e incluso "triplicó" cargos. Por ejemplo, 19 de noviembre de 2010 figuran tres cenas la misma noche. Lo mismo ocurre el 20 de marzo de 2011 y así sucesivamente. Igualmente, el fiscal especifica que existe un cargo de una comida en el Foster's Hollywood el 10 de octubre de 2010 que el catedrático acreditó como reunión con representantes sindicales, "sin embargo, el procesado estaba en Suiza en esa fecha", dice el fiscal.

En el detallado desglose que realiza la acusación pública sobre los desembolsos de Macías Domínguez aparece que entre 2008 y 2011 cargó a la UCA en consumo de la máquina de café del Vicerrectorado 5.127,51 euros; en caramelos y bombones, 1.712,16 euros; y en regalos, 9.207,21 euros. En total, 16.046,88 euros. Y todo ello, "con conocimiento de que no eran cargos imputables a esta institución". El fiscal añade que el acusado se negó a reembolsar el dinero tras serle comunicada la improcedencia de sus actos por la Auditoría con la excusa, en los dos primeros conceptos, de tener autorización del entonces rector Diego Sales

Viajes y hoteles

La acusación pública pone la lupa en el fin de semana del 29 al 31 de enero de 2010, cuando el encausado se encontraba en Madrid por motivos personales. En esos días, el catedrático "realizó gastos en restaurantes por un montante de 641,41 euros, falsamente justificados como reuniones de trabajo con vicerrectores de Vigo, Huelva y Jaén". También facturó una estancia en el Hotel Agumar de Madrid para dos personas, un servicio de taxi y el ticket del aparcamiento del aeropuerto de Jerez.

Asimismo, las conclusiones provisionales señalan que del 30 de octubre al 2 de noviembre de 2009 (un puente festivo), el vicerrector se alojó con otra persona en el Parador de Trujillo. Según la versión del encausado, se trataba de un miembro de su equipo. Dijo que estaban allí preparando un proyecto transregional europeo con la Universidad de Extremadura. Sin embargo, subraya el fiscal, este viaje "no consta en la agenda del procesado". 

El catedrático también participó entre el 18 y el 19 de diciembre de 2008 en un tribunal de tesis en Pamplona que sufragó esa Universidad. Pese a ello, Macías Domínguez "cargó a la UCA el cambio de billete de avión, el desayuno en el avión y el pago del aparcamiento en el aeropuerto".

De otra parte, con motivo de un viaje a Estambul, se le abonaron anticipadamente las dietas de cuatro días y medio porque así lo solicitó él. Aun así, afirma la Fiscalía, pagó con dinero público "siete almuerzos y cenas con variopintas motivaciones", como "invitaciones a asistentes a la reunión". 

El desembolso que llevó a cabo el catedrático tanto en Pamplona como en Estambul ha sido cuantificado por el fiscal en más de 900 euros, una cantidad que el procesado "se ha negado a devolver" después de que la Auditoría así se lo reclamase.

Por último, las atenciones protocolarias con autoridades académicas españolas y extranjeras que el ex vicerrector pagó con fondos de la UCA de manera irregular ascienden a más de 900 euros, según la Fiscalía. Aparecen así nuevamente cargos en restaurantes justificados como reuniones con investigadores brasileños y argentinos, visita de la delegación japonesa o atención protocolaria a la Dorich House Group of European Universities.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios