El desarrollo de la ciudad Paso decisivo para el nuevo Hospital Regional

Un edificio "pensado para los médicos y los pacientes y que mirará a la Bahía"

  • El anteproyecto del futuro Hospital Regional apuesta por facilitar la gestión interna · El comité ejecutivo de la Zona Franca hará firme el día 9 la redacción del documento

El nuevo Hospital Regional de Cádiz, que se levantará en el solar de la antigua CASA y sustituirá al actual centro de la avenida Ana de Viya, será un edificio "muy pensando para los médicos y los pacientes, minimizando los recorridos internos y apostando por las circulaciones horizontales". Será un complejo perfectamente integrado en la trama urbana de la capital pero que, además, se situará frente por frente a la Bahía.

Estas son las ideas fundamentales que marcan el trabajo de siete arquitectos que, radicados en Madrid, han ganado el concurso para la elaboración del anteproyecto del que será uno de los grandes hospitales de la región. Ayer, la mesa de contratación del concurso, tras analizar el informe elaborado por los técnicos de la Zona Franca y la Consejería de Salud, apostó por esta alternativa. La otra existente, que proponía un edificio de veinte plantas, no fue ni valorada al incumplir parte de la normativa del pliego del concurso.

Será el próximo día 9 cuando el comité ejecutivo de la Zona Franca, institución que gestiona la construcción del centro médico, hará oficial la elección de este equipo que, una vez firmado el contrato, contará con no menos de dos meses para elaborar el anteproyecto del nuevo hospital. A partir de ahí se confeccionará el pliego de condiciones para la redacción del proyecto definitivo y construcción del complejo, actuaciones ambas que irán en un mismo paquete.

Todo este largo proceso administrativo, lógicamente necesario, nos llevará hasta los primeros meses de 2009, cuando se convoque el concurso. No hay fecha cerrada para el inicio de las obras ya que todo dependerá del número de ofertas que se presenten, aunque se tiene claro que la adjudicación se hará el próximo año e incluso se pretenden iniciar las obras a lo largo de este ejercicio.

En cuanto a la entrada en funcionamiento del Hospital, se mantiene la fecha del 2012, aunque Hipólito García, delegado del SAS, ya reconocía ayer que "vamos justito de tiempo". A la vez que se elabora el proyecto final, se confeccionará también el proyecto del traslado del viejo edificio a las nuevas instalaciones, lo que se hará de forma escalonada.

Juan Casariego, portavoz del equipo de arquitectos, indicó ayer a este diario que un edificio de estas características podía suponer cuatro años entre obras y labores de equipamiento antes de recibir al primer paciente, lo que situaría la fecha de apertura (si no hay incidencia alguna durante los trabajos) entre finales de 2012 y 2013. José de Mier, delegado de la Zona Franca, dejaba claro que "nos podemos llevar una sorpresa en lo que se refiere a los tiempos de construcción de un hospital". En todo caso, este no es un proyecto que esté directamente ligado al Bicentenario de la Constitución de 1812, por lo que no hay una necesidad ciudadana para que esté terminado en esta fecha.

El anteproyecto conocido ayer no será, en todo caso, el documento final. El delegado del SAS ya dejó claro que "se le solicitará al adjudicatario que haga algunas correcciones desde el punto de vista funcional en cuestiones que los técnicos (del SAS) consideran que pueden ser inconvenientes. Son asuntos no relevantes pero que sí suponen una mejora en el funcionamiento interno del edificio".

El equipo elegido, además de elaborar el anteproyecto se encargará también de asesorar en el proceso de contratación de la empresa adjudicataria de la obra.

La oferta ganadora supone una inversión de 3.833.275 euros. La estimación inicial es que el nuevo hospital costará unos 200 millones de euros que se financiarán a través de la reurbanización del solar del actual hospital Puerta del Mar y de la aportación que haga la propia Consejería de Salud, cuya cuantía aún no está cerrada.

La participación del Ayuntamiento en esta operación ha sido vital al facilitar todos los cambios urbanísticos necesarios tanto en los terrenos de Ana de Viya, donde levantarán viviendas de renta libre y de protección oficial y espacios y equipamientos ciudadanos, como en los de Puntales. Contrasta de esta forma con las dificultades existentes en Málaga, donde las diferencias entre el Consistorio y la Junta han paralizado la construcción de un macrocentro sanitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios