Cádiz

Jardines para separar el área de hospitalización

  • El proyecto independiza los servicios administrativos de los asistenciales en el nuevo centro

Siete arquitectos que llevan más de una década trabajando en equipo en proyectos hospitalarios (en Murcia, Logroño, Salamanca...) han apostado por un edificio integrado en la trama urbana, algo para ellos muy atrayente y absolutamente necesario en Cádiz. Juan Casariego, que actúa como portavoz del grupo, reconoció ayer a este diario que las imposiciones de un espacio relativamente limitado, como es el de la antigua Aeronáutica, ha supuesto "un mayor grado de complejidad pero, a la vez, una mayor riqueza", destacando a su vez como "edificios de este tipo generan una gran vida en su entorno".

Junto a su apuesta por hacer un complejo cómodo para quienes lo van a usar a diario y a la obligación impuesta por el pliego de contar con dos edificios diferenciados, el diseño presentado, que en líneas generales no sufrirá cambios, según indicó Hipólito García, apuesta por la "circulación horizontal", huyendo por ello de las construcciones de gran altura".

En primer término, junto al edificio Astarté, se levantará un bloque de ocho alturas donde irán todos los servicios administrativos del centro médico. Este inmueble se unirá por el subsuelo al edificio principal estando separados ambos por una gran plaza abierta con diversas alturas)

La zona de atención médica se dividirá, a su vez, en dos grandes áreas. Por una parte, estarán los servicios centrales y los ambulatorios, que ocuparán la zona basamental (aprovechando los desniveles), mientras que sobre un gran espacio ajardinado se levantará un edificio de cuatro o cinco plantas donde se localizarán todos los servicios de hospitalización, con un gran mirador hacia la Bahía.

"La parcela es lo que hay, y Cádiz es Cádiz", sentenciaba ayer el delegado del Estado en la Zona Franca, José de Mier, que dejaba claro que "un edificio no es más bello porque sea más alto o más bajo. Debe ser un hospital del siglo XXI que sepa responder a las carencias que han tenido otros equipamientos sanitarios".

Para De Mier habrá que tener en cuenta el diseño de las fachadas y apostar por las energías alternativas, sin que afecten al paisaje, así como contar con "un aparcamiento en condiciones".

Junto a Casariego forman el equipo Fernando Cruz, José Manuel Baquerizo, Carlos Petrement, Gádor de Carvajal, Juan V. García y Pablo Tomás Núñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios