Desarrollo urbano de Cádiz Eliminado el último vestigio del siglo XIX en el viario de Puerta Tierra de Cádiz

San Bartolomé, ya sin su firme histórico.

San Bartolomé, ya sin su firme histórico. / Jesús Marín

Las obras de urbanización del Conjunto Residencial Nuevo San José, que ocupa parte del polígono San Juan Bautista (conocido popularmente como Los Chinchorros), avanzan hasta el punto que ya se está trabajando en el inicio del adecentamiento de las calles circundantes.

La reforma de este viario se ha llevado por delante el último vestigio que quedaba en Puerta Tierra del viario del siglo XIX. Los bolos y las losas de tarifa, aún hoy presentes en algunas vías de Santa María y en la plaza de Fray Félix, en el casco histórico, han desaparecido casi en su totalidad de la calle San Bartólome, donde se sitúa uno de los acceso a esta nueva promoción de viviendas.

Esta calle, aún de forma maltrecha, aún mantenía el trazado original de cuando se levantaron las viviendas del barrio de San José, entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, junto al cementerio y a la parroquía del mismo nombre.

La urbanización en la que está inmersa este polígono desde hace más de tres décadas ya eliminó este viejo suelo de otras calles a medida que se levantaban modernos bloques de viviendas, quedando San Bartolomé como último referente de la historia de extramuros, que en todo caso ya ha desaparecido casi en su totalidad en estos días.

La calle, con los bolos y la losa de Tarifa, hace unos años. La calle, con los bolos y la losa de Tarifa, hace unos años.

La calle, con los bolos y la losa de Tarifa, hace unos años. / Joaquín Pino

Todo este material histórico será trasladado por la empresa constructora de esta promoción a los depósitos municipales. Fuentes del Ayuntamiento indicaron que “allí quedarán depositados de cara a que en un futuro se puedan exponer en el parque del cementerio como los bolos originarios del firme de la antigua barriada de San José, convenientemente identificados”.

En esta calle aún se mantienen en pie varias de las viejas edificaciones del siglo XIX, y algunos chalés más recientes pero que se conservan en perfectas condiciones. Hace apenas unas semanas se procedió al derribo de tres viviendas de planta baja, integrantes del polígono, que aún estaban habitadas en la calle Marqués de Coprani. Los residentes fueron realojados por la empresa promotora en otros pisos

Igualmente, en estos meses se han demolido algunas de las casas del siglo XIX en San Bartolomé y en Arángel San Miguel que o bien ya estaban vacías o bien estaban ocupadas de forma ilegal desde hace años, sin mayor incidencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios