Crisis en el comercio

Este sábado cierra en Cádiz Massimo Dutti y Oysho lo hará el miércoles

  • Casa Sobrina y Game se unen a la oleada de cierres comerciales en el centro de Cádiz

La tienda Oysho en la calle Columela. La tienda Oysho en la calle Columela.

La tienda Oysho en la calle Columela. / Lourdes de Vicente

El Grupo Inditex cumplirá con sus previsiones para el mes de enero en el casco histórico de Cádiz y cerrará dos tiendas en menos de una semana. Este sábado será el último día de apertura de Massimo Dutti en la calle Columela, después de que la empresa lo comunicara a la plantilla de trabajadores el pasado mes de octubre. La tienda de moda textil, que se inauguró en otoño de 1997, dejará libre un inmueble de tres plantas en una calle que hasta hace poco era la Milla de Oro del comercio de la ciudad y que poco a poco, merced a la marcha de las firmas Inditex, está perdiendo pujanza. Y es que el próximo miércoles y en la misma calle será también el último día para otra tienda de Inditex: cerrará sus puertas la firma de lencería Oysho.

De esta manera, la multinacional española de Amancio Ortega habrá cerrado en menos de un año en la capital gaditana las tiendas de Zara mujer y hombre, en Columela y Palillero, Lefties en la avenida de Las Cortes y Bershka en la plaza de El Palillero. Mucho antes también clausuró Zara Home en la calle Novena. Inditex solo mantiene ya en la ciudad dos tiendas Stradivarius, una en Novena y otra en la avenida Ana de Viya frente al hospital Puerta del Mar. Los cierres responden a la nueva política de reestructuración de espacios comerciales de esta multinacional textil, que ha optado por ubicar sus tiendas en centros comerciales y potenciar el comercio en internet.

El bar Casa Sobrina cerrado en una imagen tomada este viernes. El bar Casa Sobrina cerrado en una imagen tomada este viernes.

El bar Casa Sobrina cerrado en una imagen tomada este viernes. / J.M.S.R.

La oleada de cierres a causa de la crisis económica influenciada por la situación sociosanitaria se lleva también por delante al bar-freidor Casa Sobrina en la calle Nueva, que abrió en el verano de 2019, por lo que no ha llegado a cumplir dos años abierto. No ha sido el único negocio hostelero que ha cerrado estos días en el centro de la ciudad. La Tapería de Columela anunciaba esta semana su adiós debido a las restricciones horarias marcadas por la epidemia del Covid.

Otro enclave eminentemente comercial como la plaza de El Palillero perderá en breve la tienda de videojuegos Game, a pesar de ser un negocio rentable con mucha demanda entre niños y jóvenes. En este caso todo indica a que el cierre obedece a una falta de acuerdo con la propiedad del local con respecto al alquiler. La compañía anunció el cierre el jueves a sus socios por correo electrónico, especificando que las reservas realizadas en esta tienda serían transferidas a la de avenida de Andalucía 92, donde centrará ahora toda su actividad en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios