Cádiz

Los belenistas de Cádiz esperan tener pronto su nueva sede en San Carlos

  • El Ayuntamiento les cede las instalaciones y a cambio recuperarán el Belén municipal, que no se ha montado en los últimos años

Belén municipal en el Centro Integral de la Mujer, en la Navidad de 2011.

Belén municipal en el Centro Integral de la Mujer, en la Navidad de 2011. / Lourdes de Vicente

La Asociación Gaditana de Belenistas afronta una ilusionante etapa debido a la buena sintonía que reina entre el colectivo y el Ayuntamiento de Cádiz, merced al acuerdo plenario por el que se le ceden dos bóvedas en San Carlos y se le asigna una subvención. La Asociación ha tenido que abandonar su sede de la calle Santiago al no poder afrontar el alquiler. “Después de 25 años sin dejar de pagar, la propiedad no ha consentido negociar una rebaja”, cuenta el presidente de los belenistas, Francisco José Morales. Y es que la falta de ingresos ha mermado la capacidad económica de la asociación. La pandemia provocó la pasada Navidad que no pudiesen abrir sus instalaciones donde vendían figuras y enseres para los nacimientos. Además, el hecho de no montar la pasada Navidad el Belén de Cajasol impidió también la entrada de dinero a las arcas de la asociación.

De momento, el Ayuntamiento les ha cedido una bóveda en la calle Honduras para que los belenistas puedan guardar allí sus pertenencias tras salir del local de la calle Santiago. El Consistorio está adecentando además dos bóvedas en San Carlos para que la asociación se instale allí definitivamente y consiga el anhelado espacio para poder crear sus nacimientos. En contraprestación por la cesión de estas instalaciones, la Asociación de Belenistas se ha comprometido a realizar el Belén municipal de la próxima Navidad, recuperado por el Ayuntamiento después de varios años sin instalarlo. Todo ello gracias a que, a pesar de no contar aún con un local donde realizar sus trabajos, los belenistas han adelantado faena. Asimismo, los artesanos impartirán cursillos de iniciación al belenismo.

Morales agradece la colaboración prestada por los ediles de Patrimonio y Cultura y Fiestas, Paco Cano y Lola Cazalilla, respectivamente. Lejos queda el desencuentro con este mismo equipo de Gobierno vivido en 2018, cuando la asociación recibió una carta de la concejalía de Juventud e Infancia instándole a abandonar el aula que ocupaba, cedido por el gobierno del PP, en el Centro de Artes Escénicas de la calle Arbolí.

Los belenistas esperan poder ocupar cuanto antes las bóvedas de San Carlos y preparar así una Navidad 2021 que se espera mejor que la anterior, cuando el miedo a los contagios por Covid obligó a la suspensión de la mayoría de los belenes y del concurso municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios