El barrio apoya a la 'abuela coraje' La Viña está con Ana

  • Vecinos del barrio muestran su apoyo incondicional a la abuela gaditana condenada por no entregar a su nieto de cuatro años a la Junta 

Antonio Jiménez, el padre de Ana, la abraza y la besa. Antonio Jiménez, el padre de Ana, la abraza y la besa.

Antonio Jiménez, el padre de Ana, la abraza y la besa. / J.A.

Como cada día, Ana lleva a su nieto de cuatro años al colegio. Después se va a casa de sus padres para ayudarles con las tareas domésticas. Monta a su madre en la silla de ruedas y la deja en la peluquería. De allí, a la tienda de telas, a buscar el material que necesita para hacerle al niño un disfraz de gallina, que es el que le ha tocado para cantar el villancico en la actuación infantil de Navidad. La rutina de Ana no cambia pese haberse despertado con su cara en la portada de un periódico que anuncia que ha sido condenada a dos años de prisión por no entregar a su nieto a la Junta. La vida tiene que continuar.

En sus quehaceres cotidianos, Ana recorre las calles de su barrio “de toda la vida”, La Viña, escoltada por periodistas de prensa y televisión que buscan declaraciones y reacciones a una sentencia que muchos vecinos consideran injusta.

“Tú lucha, Ana, lucha”, le dice Paqui López, vecina de la ‘abuela coraje’, mientras la agarra del brazo y se lo aprieta. “Ana no se merece lo que le está pasando. Yo también soy abuela y no me gustaría verme en su situación”, afirma Paqui.

Concha Domínguez, presidenta de la asociación Mujeres de Acero. Concha Domínguez, presidenta de la asociación Mujeres de Acero.

Concha Domínguez, presidenta de la asociación Mujeres de Acero. / J.A.

Concha Domínguez, presidenta de la asociación Mujeres de Acero, también muestra su apoyo incondicional a Ana Jiménez. “¿Ana?, una madraza. La conozco desde que nació, me crié con ella y sé de buena tinta que adora a su nieto. Solo vive para él y al niño no le falta de nada. Doy fe de ello”.

En un bar de la zona apura un café el cantaor Juan Villar. Le preguntamos si conoce a Ana y en su respuesta se deshace en elogios hacia ella. “Es una mujer excelente. La veo todo los días con su chiquillo y lo quiere con locura. No hay derecho a que le quiten al niño. Espero que todo esto se solucione lo antes posible”.

El cantaor Juan Villar, uno de los vecinos del barrio que apoya a Ana. El cantaor Juan Villar, uno de los vecinos del barrio que apoya a Ana.

El cantaor Juan Villar, uno de los vecinos del barrio que apoya a Ana. / J.A.

José Reyes, otro vecino de La Viña, saluda cariñosamente a Ana mientras ella lee la noticia de la que es protagonista. “El pequeño se está criando muy bien porque su abuela se vuelca con él. No es justo lo que le está ocurriendo a esta mujer. Para dar al niño a una familia extraña, mejor que se quede con su abuela. Es de sentido común”, señala Reyes.

Estos y otros tantos viñeros respaldan a la ‘abuela coraje’ en la difícil batalla legal que ha emprendido contra la Junta de Andalucía para mantener la acogida de su nieto. Ana no está sola. Sus vecinos están entregados a la causa. Y sus padres, también. Juan Jiménez, bisabuelo del pequeño y conocido en el mundo cofrade gaditano como ‘Chacha’, no es muy de besos, pero sabe que hoy su hija necesita uno de esos que cortan un poco la respiración; y se lo da delante de las cámaras. Mientras, la madre de Ana los observa desde su silla de ruedas, se cubre la cara porque el sol le molesta y sentencia: “Si le quitan al niño, yo me muero”.

Ana se muerde los labios mientras lee la noticia de la que es protagonista. Ana se muerde los labios mientras lee la noticia de la que es protagonista.

Ana se muerde los labios mientras lee la noticia de la que es protagonista. / J.A.

La abuela gaditana se siente abrumada por las muestras de cariño recibidas. “Esto me da fuerzas para seguir luchando por mi niño. Me siento muy arropada por mi gente y les doy las gracias a todos por estar ahí”.

Ana Jiménez, condenada a dos años de prisión y a cuatro de inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad por no entregar a su nieto a la Junta, está a la espera de que la Audiencia Provincial de Cádiz resuelva el recurso que ha presentado contra la sentencia dictada en primera instancia.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios