Bares y restaurantes | Cádiz El alcalde exige a los hosteleros cumplir con la ‘ley de terrazas’ y les brinda apoyo

  • José María González, 'Kichi', ‘media’ en una reunión con representantes de Horeca y los ediles de Vía Pública, Protección Civil y Fomento y los primeros empresarios afectados

Terraza del Bar Parisién, en la Plaza de san Francisco, en una imagen de antes de la retirada de cuatro mesas. Terraza del Bar Parisién, en la Plaza de san Francisco, en una imagen de antes de la retirada de cuatro mesas.

Terraza del Bar Parisién, en la Plaza de san Francisco, en una imagen de antes de la retirada de cuatro mesas. / Lourdes de Vicente

El arranque de la aplicación de la nueva normativa que regula las terrazas de bares y restaurantes en Cádiz y que implica ya un recorte de mesas en determinados espacios públicos parece haberse reconducido con la intervención del alcalde de Cádiz.

José María González, Kichi, mantuvo ayer una reunión con representantes de Horeca y tres concejales. Por parte del sector hostelero estuvieron presentes Antonio de María, María Paz Núñez, Raúl Cueto y José Luis Sánchez, propietario de San Francisco 1, uno de los primeros hosteleros afectados. Por parte del Ayuntamiento, además del alcalde, asistieron Martín Vila, edil de Vía Pública e impulsor de la ordenanza; David Navarro, de Protección Civil y Tráfico, y Carlos Paradas, de Fomento y Empleo.

El alcalde instó a los empresarios a cumplir con la ordenanza aprobada por el Pleno el pasado mes de julio, pero también brindó todo el apoyo posible al sector por parte del Ayuntamiento, relató a este periódico De María. La representación hostelera aseguró que en el sector ya se cumple con la ordenanza y que los empresarios están “dispuestos a llegar a acuerdos en todos y cada uno de los casos”. De hecho, dos de los afectados por la aplicación de la norma en San Francisco ya alcanzaron un entendimiento con Vila el pasado martes. Este periódico intentó ayer recabar una valoración del concejal de Vía Pública, pero no fue posible.

La reunión se prolongó durante dos horas. Después de un debate que parece ya zanjado sobre el rigor de los planos presentados por Horeca, ambas partes acordaron que la normativa se aplique técnicamente, es decir, exigiendo el cumplimiento de todos los requisitos que impone la ordenanza –no otros nuevos–, pero consensuando los detalles en cada uno de los casos, en función de donde se encuentren las terrazas.

Representantes de los hosteleros, alcalde y concejales trataron otros asuntos todavía pendientes de acordar con el sector. Entre ellos, las autorizaciones de actuaciones musicales en pequeño formato que permite el decreto 155/2018, de 31 de julio, de la Junta de Andalucía. “Pese a estar vigente, todavía no se ha tramitado ninguna”, asegura el presidente de Horeca.

O el de la prohibición de los toldos en las fachadas de los establecimientos en el caso de que se coloquen mesas debajo. Horeca pide que se permitan y se acabe así con el bosque de sombrillas que implican muchas terrazas, con los consiguientes obstáculos para personas invidentes o de visión reducida. Ambas partes se han dado un plazo de seis meses para encontrar soluciones consensuadas a estos problemas y a otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios