Aparcamientos en el casco histórico de Cádiz El abono casi imposible

  • Canalejas y el muelle Alfonso XIII son los únicos estacionamientos públicos del casco histórico que tienen plazas disponibles para 24 horas

  • En algunos, como en Valcárcel y el Campo de las Balas, hay listas de espera de 200 personas

Puesto de control en el aparcamiento de Santa Bárbara con un cartel donde se informa que los abonos están agotados. Puesto de control en el aparcamiento de Santa Bárbara con un cartel donde se informa que los abonos están agotados.

Puesto de control en el aparcamiento de Santa Bárbara con un cartel donde se informa que los abonos están agotados. / Julio González

Si usted se compra un coche en estos momentos y vive en el casco histórico, hágase a la idea de que lo va a tener muy complicado para conseguir un abono de 24 horas en cualquiera de los aparcamientos públicos de intramuros. Si vive en el entorno de la avenida del Puerto tiene algunas posibilidades, pero si está por barrios como el Balón, Mentidero o La Viña, sabe que se va a tener que dar una gran caminata para poder llegar hasta el vehículo.

La opción de dejarlo en la calle tampoco es muy viable porque la única gran bolsa de aparcamientos gratuitos está en la avenida de Astilleros o en la Punta de San Felipe y con el carril bici se han eliminado numerosas plazas en todo el perímetro el casco histórico. Para la calle las opciones en la actualidad para los residentes son las zonas naranjas que hay en la muralla de la estación y en el entorno de la plaza de las Tres Carabelas, y la azul a la espera de que se ponga la verde en otros puntos.

En la actualidad hay cinco aparcamientos subterráneos en el casco histórico: Canalejas, San Antonio, Campo del Sur, Club de Tenis y Santa Bárbara. A ellos hay que añadirle los que están al descubierto como los de la Cuesta de las Calesas, el muelle pesquero, el muelle comercial, Reina Sofía junto a la Punta de San Felipe, Campo de las Balas, Valcárcel y estación de trenes. En total suman 12. A ellos habría que añadirle algunos de carácter privado pero de pequeño formato como el histórico de la calle Beato Diego.

Ahora mismo tan sólo hay posibilidad de obtener un abono de 24 horas en un subterráneo en el aparcamiento de Canalejas, que tiene un coste de 135,95 euros mensuales, siendo uno de los más caros de todo el casco histórico.

La otra posibilidad con abonos disponibles es el aparcamiento en superficie que explota la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz mediante una concesión en el muelle Alfonso XIII, junto al gimnasio que hay en el interior de las instalaciones portuarias. El coste del mismo es de 79,95 euros, dándose una particularidad y es que el coche sólo se puede mover entre las siete de la mañana y las doce de la noche. Aunque el coche puede dormir en el aparcamiento pero no se puede acceder ni salir fuera de esas horas.El otro que explota la Autoridad Portuaria, el situado en el muelle Reina Sofía junto a la Punta de San Felipe, está repleto. Esta es la opción más económica que se puede encontrar en toda la parte histórica de la ciudad ya que la posibilidad de poder aparcar las 24 horas está a 41,55 euros.

Hay una particularidad y es que dentro de todos estos espacios de aparcamiento hay dos zonas que están condenadas a desaparecer en el futuro por un proyecto urbanístico. En concreto son los de Valcárcel y el Campo de las Balas. Aunque lo programado para hacer la Facultad de Ciencias de la Educación en Valcárcel y un hotel en la zona lateral y las pistas deportivas del centro educativo en el Campo de las Balas va muy lento, pero en el futuro llegará el momento en el que los dos colectivos de carácter social que los explotan en precario tendrán que dejarlos.

Tanto en Valcárcel como en el Campo de las Balas ni siquiera te apuntan en una lista de espera porque en ambos casos ya supera las 200 personas. En el primero de los casos el abono es de 69,70 euros, mientras que en el segundo es de 55.

Emasa (Empresa Municipal de Aparcamientos) explota hasta tres espacios en el casco histórico. Uno es el subterráneo del Campo del Sur, para el que no hay posibilidad de abonarse durante las 24 horas en la actualidad, a pesar de que tiene un coste de 118,40 euros.

En el de la Cuesta de la Calesas, ya al aire libre, y para el del muelle pesquero, tampoco quedan plazas para el abono. Los que quieran intentarlo tienen que rellenar una solicitud y con un poco de suerte en alguno de estos meses puede ser llamado. En el de la Cuesta de las Calesas el precio del abono es de 68,35 euros. En el muelle pesquero el coste es de 50 euros.

En la cabina del subterráneo del Paseo de Santa Bárbara hay un cartel que pone abonos agotados, pese a que es el aparcamiento que tiene una mayor capacidad en todo el casco histórico, con 800 plazas. No hay lista de espera sino que cuando queda alguna libre, el primero que llega es el que se la lleva a un precio de 81,30 euros.

Tampoco en los cercanos de San Antonio, que está a 105,45 euros, y el del Club de Tenis, a 105 euros, hay plazas.

Hay uno último que tampoco recoge abonados desde hace bastante tiempo y es el de Adif. Este espacio también está pendiente del desarrollo del proyecto de la plaza de Sevilla, por lo que tendrán que trasladarse al otro lado de la vieja estación, aunque perderá muchísimas plazas.

Si se busca a través de los distintos portales inmobiliarios, hay disponibilidad de plazas en determinadas comunidades de vecinos que se aproximan en casi todos los casos a 150 euros, aunque hay alguna que otra oportunidad a 100.

El Ayuntamiento de Cádiz ha puesto 300 plazas gratuitas en la avenida de Astilleros para paliar las dificultades que entrañaba para los residentes el aparcamiento.

En el casco histórico ha habido dos proyectos de aparcamientos subterráneos en las últimas décadas que han fracasado. Uno de ellos, el más cercano, es el que iba a discurrir por debajo e la avenida de Astilleros en dos fases y que tenía ya proyectado el Partido Popular y que fue desechado posteriormente por Podemos porque decía que podía llevar a la ruina a Emasa.

El otro es el de la plaza de la Hispanidad y que tenía a los comerciantes detrás, aunque finalmente no llegó a cristalizar.

Ahora, con las dificultades que hay, hay algún que otro empresario que ve en los aparcamiento como una oportunidad de negocio.

En las cercanías del casco histórico, el Ayuntamiento de Cádiz ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno la cesión del solar que tenía que ser destinado a las dependencias estatales y cuyo proyecto está paralizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios