Cádiz

El alcalde defiende que se debe debatir "en el pleno, no en los despachos"

  • El PP y el PSOE exigen al equipo de Gobierno la retirada de la propuesta que llevará al pleno de organización La proporcionalidad en los órganos de representación, uno de los escollos

Comentarios 34

El pleno de organización es de suma importancia, pues en él se fijan las líneas maestras del funcionamiento interno de un ayuntamiento. Pero para determinarlas, las propuestas organizativas deben ser refrendadas y no parece que eso vaya a ocurrir mañana, entre otras cosas, por el desacuerdo en la proporcionalidad por número de concejales en los órganos municipales. El Gobierno, constituido por Por Cádiz sí se Puede y Ganar Cádiz en Común, lo integran diez concejales, frente a los 17 de la oposición (diez del PP, cinco del PSOE y dos de Ciudadanos), y ayer tanto el Partido Popular como el Partido Socialista anunciaron su decisión de pedir la retirada de los puntos concernientes al nuevo sistema organizativo, esto es, del 2 al 9. Salvan sólo el punto 1. 

 

Los representantes de los dos grupos mayoritarios de la oposición criticaron ayer la la falta de negociación previa. Así se lo transmitió tanto el portavoz del PP, Ignacio Romaní, como el líder del PSOE, Fran González, al alcalde, José María González. Los dirigentes popular y socialista no entran a valorar el contenido de esas ocho propuestas, lo que critican son las formas, el hecho de que el primer edil no haya desarrollado una ronda de contactos con anterioridad a la elaboración de sus iniciativas sobre organización del Consistorio.  

 

El regidor se mostró sorprendido ante esta demanda tras reunirse con González y Romaní. Previamente lo hizo también con el portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, y al mediodía se entrevistó con los representantes de Ganar Cádiz en Común David Cifredo y Daniel López Marijuán. 

 

"La voluntad de diálogo existe, justo por eso hemos estado toda la mañana reuniéndonos con los otros partidos, y las propuestas son absolutamente enmendables y negociables, están abiertas". "El pleno de organización es muy importante, vital, porque con él echa a andar el Ayuntamiento". "Nos ha sorprendido mucho la reacción de estas dos fuerzas políticas, porque se tiene que debatir en el pleno, no en los despachos", dijo el alcalde.

 

Su intención, según expuso, era intercambiar opiniones con el resto de la Corporación sobre los puntos a tratar mañana, entendiendo que es el pleno el espacio apropiado para alcanzar acuerdos. "El pleno es el marco óptimo para el debate político. Es donde reside la soberanía". "Lo que no nos parece es que se intente ganar cosas en los despachos y no abordar la batalla política en los plenos, donde se toman las decisiones". 

 

Por todo ello, Kichi considera que la exigencia de retirar las propuestas responde a "una actitud irresponsable", y acusó al PP y al PSOE de "estar impidiendo que el Ayuntamiento comience a funcionar". "Hay que ser leal con esta institución", agregó contundente. 

 

Si finalmente mañana se retiran las propuestas a petición del PP y del PSOE, el alcalde tiene intención de volver a reunirse con todas las fuerzas con el fin de "llegar a un acuerdo y empezar a gobernar esta ciudad, porque es lo que están esperando los gaditanos". "Las intrigas de sillones no interesan a mis vecinos", aseguró. 

 

En cambio, sí está convencido de que les interesa el ahorro de 365.490 euros anuales que propone al resto de grupos municipales y que pretende abordar en el pleno. En concreto, el gobierno apuesta por una reducción del 25% de los gastos en liberaciones, personal eventual, dietas, primas y asignaciones a los partidos. Hasta ahora se destinaba 1.700.000 euros a las formaciones en el Consistorio, y la intención es ahorrar a las arcas municipales la cantidad señalada, siendo la reducción más importante la de las dietas por asistencia a pleno y las primas por portavocía.  

 

Hasta el momento, cada concejal sin dedicación exclusiva recibía 902 euros por cada pleno, a lo que se sumaban 761,45 más en el caso de los portavoces. Por tanto, algunos ediles ganaban 1.500 euros al mes sólo por asistir un día a un debate plenario. "En un momento en el que el 20% de los gaditanos sobrevive con 338 euros mensuales, la ciudadanía no entendería este derroche", trasladó el primer edil. 

 

La propuesta supone reducir en un 80% esas cantidades, por lo que cada edil de la oposición cobraría 281,80 euros en dietas por un día de pleno, más 150 en el caso de los portavoces. Con esta medida se ahorrarían 22.012,20 euros. 

 

También se incluye una disminución del 5,5% de las asignaciones a grupos, así como una reducción del 24% en los salarios de los concejales con dedicación plena. Ello supondría un ahorro de 103.848 euros al año. 

 

El alcalde lamentó que González y Romaní no aceptaran hablar sobre este asunto. Ambos dirigentes se centraron en reclamarle la retirada de las propuestas alegando que deben ser consensuadas de forma previa, y también le recordaron que gobierna en minoría. 

 

"Ahora no entramos a discutir el fondo, pues creemos que debe ser objeto de otro tipo de reunión. Le hemos planteado que retiren las medidas y se establezca un turno de reuniones para que las propuestas que se lleven a pleno gocen ya de un respaldo", comunicó Fran González.

 

Asimismo, tanto el portavoz del  PSOE como del PP aseguraron que la propuesta organizativa está "incompleta". Romaní precisó que no incluye el "punto más importante", como son las posibles delegaciones de atribuciones del pleno a la comisión de gobierno. "Es más importante que hablar de las dietas. Por mí como si no cobra nadie". Y tanto González como él reclaman que se respete la proporcionalidad que refleja el pleno del Consistorio en la representación de los distintos órganos municipales. "Esto es muy importante porque esos órganos son los que mueven el devenir de esta ciudad día a día", defendió Romaní. "Al ser mi grupo el mayoritario, exigimos tener nuestra proporcionalidad dentro de esos consejos de administración y de todos los órganos. No valen subterfugios para intentar tener mayoría donde no corresponde", sentenció. 

Por su parte, Pérez Dorao apoyará " a priori" la propuesta plenaria. Eso sí, aclaró que no había profundizado en las medidas en su reunión con González puesto que no le habían facilitado un documento con el contenido concreto de las mismas. Pero sí ve "bien" el criterio de austeridad de las iniciativas. 

 

Cifredo, que calificó el encuentro como una "toma de contacto", entiende que los partidos tienen "tiempo suficiente" para valorar las medidas antes de la celebración del pleno, y comentó que Ganar Cádiz no pedirá su retirada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios