Cádiz

La Zancada apunta "algunos buenos ejemplos"

  • La asociación ve un modelo a imitar en la calle Ancha, en los cafés de la calle Rosario y en la terraza de Quilla, en La Caleta

Varias personas disfrutan de una de las terrazas instaladas en la Plaza de Candelaria. Varias personas disfrutan de una de las terrazas instaladas en la Plaza de Candelaria.

Varias personas disfrutan de una de las terrazas instaladas en la Plaza de Candelaria. / Joaquin Pino

No todo son críticas y propuestas de más restricciones a las terrazas hosteleras desde los colectivos partidarios del borrador de la nueva ordenanza que ha propuesto la Concejalía de Vía Pública.

Uno de los más firmes en sus reivindicaciones, la Asociación Gaditana de Peatones La Zancada, junto a "algunos ejemplos de abuso" que refiere a este periódico, propone también "algunos buenos ejemplos".

Entre ellos, La Zancada cita la Calle Ancha, donde ve "muchos establecimientos que guardan las formas: hay espacio para el paseo; la calle responde a lo que debe ser un espacio peatonal de calidad. El mobiliario de muchos de ellos tiene las dimensiones adecuadas y guarda un equilibrio con el espacio en el que está ubicado".

Otro de los lugares que el colectivo de peatones considera ejemplar es la Plaza de Candelaria. "De manera general, este espacio público es también ejemplo de buen hacer: Mesas de dimensiones adecuadas, locales en los que la actividad es compartida entre espacio interior y terrazas. El resultado: una plaza en la que hay espacio para estar, en la que los niños y las niñas tienen espacio para jugar y los adultos podemos sentarnos en los bancos sin necesidad consumir".

La asociación también considera que en un buen tramo de la calle Rosario "hay establecimientos que indican el buen camino, aunque no estén centrados en la restauración: el Habana o El Levante tienen terrazas delicadas, en armonía con las dimensiones de la calle en la que están ubicadas -dicen desde el colectivo-. Permiten el paso de los vehículos de emergencia y el tránsito de personas con movilidad reducida. El interés de estas terrazas es que desde ellas se disfruta del paso de la gente".

La Zancada ve igualmente como "un buen ejemplo" el restaurante café y terraza Quilla, "un establecimiento que por lo general no se excede, que guarda el equilibrio con su entorno y que, al no competir con otros establecimientos adyacentes en la ocupación progresiva del espacio, respeta los límites que tiene marcados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios