Cádiz

Vendido uno de los grandes chalés de Bahía Blanca... y no será para viviendas

El chalé de la avenida de Bahía Blanca que va a ser derribado.

El chalé de la avenida de Bahía Blanca que va a ser derribado. / Julio González

Cae otro chalé en Cádiz, en un proceso de eliminación de estas construcciones en la ciudad que se ha acrecentado en los últimos años, ante la falta de suelo donde poder construir viviendas de nueva planta.

En este caso el chalé se levanta en la avenida de Bahía. Su porte sobresale a pesar de los edificios de altura que lo rodean, claramente visible desde la estación férrea y la avenida de Astilleros, sobre todo por su característico techo a dos aguas, nada habitual en la ciudad.

Un chalé, además, de grandes dimensiones, dos alturas y con una superficie útil de la vivienda que alcanza los 520 metros cuadrados en una parcela de 600 metros, que aún le permite en la trasera contar con un frondoso jardín. 

La vivienda, que dispone de ascensor, la ha comprado el empresario Jesús Fernández Albiol, padre del futbolista gaditano Jesús Fernández  'Suso', que hoy forma parte de la plantilla de Sevilla. La operación supone una inversión que ronda el millón de euros. El chalé llevaba varias años en venta y alcanzó en su momento un precio de 1.150.000 euros.

Al contrario de lo que ha ocurrido en las últimas compras de chalés en la ciudad, como ha pasado con los que se tirado en la misma Bahía Blanca o en La Laguna, entre otras zonas de la ciudad, el edificio no va a ser sustituido por un bloque de viviendas. Sí se derribará pero en su lugar el promotor piensa construir un chalé de nueva planta.

Curiosamente, Jesús Fernández Albiol ya hizo lo mismo con una operación que ejecutó en 2018, cuando compró un coqueto chalé de la calle Tamarindos y construyó de nueva planta otro, como residencia de su hijo Suso. Esta construcción conecta, además, con la que se ha comprado en la avenida de Bahía Blanca.
La intención de Fernández Albiol es construir una vivienda familiar de tres plantas de altura, con un diseño más moderno y funcional y con piscina, pista de tenis y gimnasio, además de un aparcamiento subterráneo. El proyecto corre a cargo de Víctor Quiñones, del estudio QR2Arquitectos, mientras que el interiorismo será de Álvaro Linares, que ya ha diseñado el proyecto del Mercado Gastronómico en la estación férrea.
El nuevo chalé será habitado por Suso y su familia mientras que su padre se quedará con el de Tamarindos.
El inversor ya intentó en su día comprar este inmueble, incluso antes del chalé en Tamarindos, pero no pudo llegar a un acuerdo con la propiedad. Ahora tras cerrarse la compraventa en la avenida de Bahía Blanca se espera que los trabajos estén en marcha a comienzos del próximo año, con una duración prevista de dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios