El futuro del Campus de Cádiz

El traslado del Reina Sofía monopoliza el convenio del Campus de Cádiz

  • El proceso en el intercambio entre el Rectorado de Ancha y el centro cultural contrasta con el lento avance del paso a manos de la UCA de la pérgola y el Campo de las Balas

El centro del Olivillo, recuperado por la Universidad de Cádiz El centro del Olivillo, recuperado por la Universidad de Cádiz

El centro del Olivillo, recuperado por la Universidad de Cádiz / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 3

El convenio para potenciar el Campus de Cádiz, firmado en junio de 2018 entre el Ayuntamiento de la capital y la UCA, avanza aunque a un ritmo más relajado del que se esperaba.

Dividido en tres grandes operaciones: el intercambio de edificios entre el Rectorado de la calle Ancha y el Centro Reina Sofía; el paso a manos universitarias de la pérgola del parque Genovés y el aporte de un millón de euros para terminar el Teatro Pemán y, por último, y la cesión del Campo de las Balas para la instalación de equipamientos deportivos para la nueva Facultad de Ciencias de la Educación; sólo la primera de las operaciones comienza a ser una realidad, mientras que para el resto, según fuentes de ambas instituciones, habrá que esperar a que termine el proceso de mudanza.

La salida de parte de las bibliotecas y colecciones artísticas ubicadas en el Reina Sofía, camino del antiguo Rectorado de la calle Ancha (que se reconvertirá en un centro cultural y administrativo del Ayuntamiento) y de la Casa de Iberoamérica está ya en marcha, tras un proceso complicado de negociación con los propietarios de estos legados culturales.

Queda en el Reina Sofía una de las grandes bibliotecas del país: la Fundación Federico Joly. Esta ha perdido su sala de exposiciones, que utilizará la UCA para sus propias muestras, a la vez que ha readaptado otras dependencias, aunque la sala de estudio e investigación no se ha tocado.

En cuanto a la colección de Vassallo ya se ha trasladado, mientras que las bibliotecas del Ateneo y de la Academia Iberoamericana están pendientes de algunos flecos para realizar una mudanza que no será sencilla, por el valor de buena parte de sus libros. La colección de Ory también está inmersa en los preparativos para su marcha.

A la vez que se desaloja parte del edificio, la Universidad ya comienza a ocupar sus dependencias. Aunque no se está al cien por cien la Secretaría General de la UCA ya está trabajando en las antiguas salas de la muestra de Vassallo.

Por lo que respecta a las oficinas de la Fundación Municipal de Cultura, en la parte trasera del edificio, aún no ha iniciado su proceso de abandono del Reina Sofía.

En el edificio se están realizando también obras de renovación del sistema contraincendios, ya algo anticuado, y la limpieza de los algibes. La UCA también ha realizado varias obras en su sede de la calle Ancha, mejorando la accesibilidad y otros servicios del edificio antes de que pase a manos del Ayuntamiento.Fuentes de la UCA y del Ayuntamiento de Cádiz coinciden en afirmar que una vez concluya este intercambio de edificios se activarán las siguientes fases del convenio de junio de 2018.

Esencial va a ser el paso a manos de la Universidad de la pérgola del parque Genovés.

Construida durante el anterior gobierno municipal del PP, su polémico diseño y los fallos en su construcción han provocado una polémica permanente, a lo que se le une la imposibilidad de adjudicar los locales que iban a tener un uso comercial y hosteleros en su planta baja.

El equipamiento será utilizado por la UCA para centro dedicado a la investigación arqueológica. Sin embargo, la estructura se encuentra en muy mal estado de conservación. Más allá de las pintadas, hay partes destrozadas y oxidadas, mientras que las oficinas están ocupadas desde hace meses por indigentes.Se supone que la pérgola tendrá que ser entregada a la UCA por parte municipal en perfecto estado. En este sentido, fuentes del gobierno local indicaron a este diario que se ha requerido a la empresa constructora para que solventen todas las deficiencias que tiene la pérgola que se reconocen desde San Juan de Dios que "son importantes".

También ofrece un estado de abandono el paseo exterior, con espectaculares vistas a la Bahía. Recientemente se habilitó una zona para el paseo de los perros, mientras que los parterres están en su mayoría descuidados.

Queda también por culminar el proceso administrativo de cesión del suelo municipal del Campo de las Balas. Ninguna de las dos partes pudo aclarar a este diario en que fase de esta tramitación se encuentra el plan.En el Campo de las Balas, el último balcón a la Bahía que queda sin urbanizar en el casco antiguo de Cádiz, la Universidad plantea instalar las pistas deportivas ligadas a la Facultad de Ciencias de la Educación, que se ubicará en Valcárcel, teniendo en cuenta que el patio de la antigua institución será ocupado parcialmente por un hotel.

La Universidad sí lleva muy buen ritmo en su proyecto de adaptación del Valcárcel como centro universitario. Ahora se encuentra en el periodo final de alegaciones de las siete propuestas que ha recibido para la elaboración del proyecto básico y ejecución del diseño el nuevo complejo. Se adjudicará en breve plazo con un montante de unos 700.000 euros, aportados por la Junta de Andalucía.

La implicación del gobierno autónomo es esencial para financiar la reforma integral del edificio. Este pasado viernes, la delegada de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, ya ofreció el apoyo de la Junta al desarrollo de la Universidad.

Ajeno al convenio entre el Ayuntamiento y la UCA, pero jugando un papel relevante dentro de la potenciación del Campus de Cádiz, avanzan cumpliendo los plazos las obras de transformación del antiguo Olivillo en el futuro Centro de Transferencia Empresarial. La obra es especialmente complicada pues se actúa sobre un edificio que estaba al borde de la ruina. En paralelo, la UCA está avanzado en su equipamiento, muy costoso y para el que la Universidad también necesita de fondos de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios