UCA| Nuevo rector La Universidad de Cádiz con la que sueña Paco Piniella

  • Este es el programa que tendrá que poner en pie el nuevo rector en los próximos 4 años

  • En él se hace especial hincapié en eliminar la precariedad laboral en todos los colectivos y en equilibrar los campus

Paco Piniella, con sus colaboradores ante el Rectorado, el día que presentó su candidatura. Paco Piniella, con sus colaboradores ante el Rectorado, el día que presentó su candidatura.

Paco Piniella, con sus colaboradores ante el Rectorado, el día que presentó su candidatura. / Lourdes de Vicente

Comentarios 2

"Lo primero es que la Universidad siga funcionando con normalidad, porque vamos a tomar posesión en un momento muy delicado, justo al final del curso”. A pocos minutos de haber obtenido la mayoría del voto ponderado de la comunidad universitaria, todavía emocionado por el resultado, el nuevo rector de la Universidad de Cádiz, Paco Piniella, respondía así a la pregunta de este periódico sobre qué será lo primero que haga cuando llegue al Rectorado.

Lo que parece claro es que lo segundo va a ser empezar a poner en pie el prolijo, exhaustivo y ambicioso programa electoral en el que han depositado su confianza casi 4.000 profesores, estudiantes y trabajadores de los cuatro campus de la provincia y de un electorado de casi 23.400 personas.

Si el rector electo y su equipo aún no han establecido prioridades no vamos a hacerlo nosotros desde estas páginas. Pero sí que vamos a resumir, en la medida de lo posible, los compromisos que ha adquirido Piniella con sus votantes. Que es lo mismo que esbozar la Universidad con la que sueñan el nuevo rector y sus colaboradores.

Así que seguiremos el mismo orden en el que se presenta un programa que bajo el lema Recupera la ilusión pone en el centro a las personas y colectivos que forman parte de la comunidad universitaria, pero que también dedica apartados específicos a Ciencias de la Salud y al Campus de la Bahía de Algeciras.

Personal docente e investigador

El objetivo es consolidar la plantilla a partir de una relación de puestos de trabajo actualizada. Propone hacerlo mediante un Plan Estratégico de Plantilla y una política de dotación de plazas de acuerdo a las necesidades de cada área de conocimiento. Para ello ve necesario exigir a la Junta un nuevo modelo de financiación que elimine el acceso en precario y mejore las relaciones laborales.

Plantea también un plan de contingencias para la formación del futuro PDI en aquellas áreas que necesitarán reemplazos, así como reforzar el programa de contratos pre-doctorales.

Pero el fin estrella es lograr la estabilidad laboral. La del profesorado con contratos precarios mediante un Plan de Viabilidad consensuado con los departamentos, así como la del profesorado sustituto, planificando el proceso de contratación y revisando los trienios a los que están a tiempo parcial.

A esto se añade la equiparación a profesor contratado doctor de quienes soliciten plaza de titular, habiendo obtenido ya su acreditación, y evitar la desprotección de los profesores sustitutos interinos convirtiéndoles en profesores a tiempo parcial. La lista de propuestas de mejoras laborales es larga.

Hay en el programa una apuesta por la internacionalización de las titulaciones propias de la UCA, aumentando las clases que se imparten en inglés, incrementando hasta un 50% los créditos bilingües de docencia. Dentro del Vicerrectorado de Internacionalización propone oficinas para las diferentes áreas geográficas. Yen lo pedagógico, explorar las metodologías emergentes en educación, como el aprendizaje basado en proyectos.

La retención y la atracción del talento contempla una serie de medidas como el diseño de una carrera científica para los PDI, el aumento de fondos para la movilidad y promover la integración en plantilla a los investigadores provenientes de programas de excelencia que hayan acreditado su calidad científica, así como a los profesores sustitutos interinos.

Además hay medidas concretas para favorecer la transferencia de investigación al tejido empresarial más próximo (aeroespacial, vitivinícola, marítimo y textil) así como potenciar las cátedras de empresa, crear una Oficina de Patentes, una Unidad de Cultura Científica y un Museo de las Ciencias de la UCA.

También se propone reducir la burocracia de la gestión docente e investigadora a través de la mejora de los sistemas internos de información.

Estudiantes

Constituye el colectivo que mayor respaldo le ha dado a Piniella. Con ellos el nuevo equipo rectoral se compromete a impulsar una Oficina del Estudiante que funciones como una “ventanilla única” que brinde un servicio de atención integral a estudiantes nacionales e internacionales, tanto de información como de tramitación.

Se recoge la mejora del asesoramiento tanto a las Delegaciones de Estudiantes y sus representantes, así como facilitar la orientación psicológica y pedagógica tantos a alumnos como a profesores.

Pero quizá lo más llamativo sea la creación de la Casa del Estudiante, un espacio donde puedan desarrollar actividades académicas y de ocio de manera autogestionada, bajo la tutela del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo. En Cádiz estaría en el edificio de la antigua Escuela de Ingeniería y se crearían otras similares en Jerez y Algeciras.

Respecto a la internacionalización se propone establecer nuevos programas de intercambio con universidades de reconocido prestigio que cuenten con titulaciones afines a las de la UCA para favorecer la salida de estudiantes y fomentar la enseñanza en lengua extranjera en grados y másteres.

También pretenden promocionar la presencia de estudiantes Erasmus en los campus de Jerez, Puerto Real y Algeciras. En este sentido se propone convertir en bilingüe toda la señalética de la UCA.

El programa hace hincapié en la necesidad de reforzar la ayuda y el asesoramiento a la inserción laboral y el emprendimiento mediante la creación de una Dirección General 3E (Emprendimiento, Empresa y Egresados) de la que dependerá un Centro de promoción de Empleo y Prácticas.

Se contactará con el Servicio Andaluz de Empleo para recuperar los programas de inserción y orientación laboral. Y en los másteres, se trabajará para facilitar la conversión de las prácticas en contratos laborales. En cualquier caso se constituirá un plataforma única de prácticas, entre otras muchas medidas.

La oferta para los estudiantes la completa un paquete de medidas encaminadas a fortalecer la relación de la Universidad con sus egresados, con sus antiguos alumnos, mediante el apoyo a la asociación y la creación de una Oficina del Egresado y de la figura del “egresado colaborador”. Pero sobre todo el compromiso es promover la formación continua de los recién egresados y su entrenamiento en competencias.

Este bloque se cierra con la creación de una serie de espacios para emprendedores y un Laboratorio de Emprendimiento Social, además del impulso de programas como el de ‘Talento Emprendedor’, destinado a convertir ideas en proyectos.

Personal de administración y servicios

El Personal de Administración y Servicios ha sido otro de los estamentos que ha respaldado de manera amplia a Paco Piniella. Para este colectivo prevén generar mecanismos de reconocimiento laboral y de derechos laborales. La principal medida es la creación de carreras profesionales que les permitan el ascenso a grupos superiores, a la vez que carreras horizontales al personal que lleve mucho tiempo en su puesto de manera que tengan oportunidad de promocionar.

Pero la más esperada, sin duda, es la de resarcirles de una serie de derechos en materia de permisos y jornadas y la de prometer sustanciales mejoras salariales. Piniella garantiza diez días como mínimo de asuntos propios y ampliar los días de jornada reducida de verano.

El nuevo equipo rectoral se compromete, además, a avanzar en el Plan Extraordinario de Estabilización y de Consolidación de Empleo Temporal y a mantener las bolsas de interinos y eventuales que hay en la actualidad. Incluso se asume aceptar incrementos salariales por encima del IPC y negociar nuevos complementos retributivos.

Por último plantean profesionalizar la dirección de los servicios para acabar con los puestos de libre designación.

Ciencias de la salud

El reto es la creación de un vicerrectorado específico adjunto de de Ciencias de la Salud que funcionará en colaboración con los Decanatos de Medicina, Enfermería, Fisioterapia y Ciencias de la Educación. Se trata de un viejo proyecto que persigue mejorar la docencia, tanto teórica como práctica en los cuatro campus.

En paralelo, abogan por potenciar las relaciones con las instituciones y empresas de interés para las prácticas clínicas con el fin de crear un tejido empresarial bio-sanitario de base tecnológica, mientras se realiza un seguimiento exhaustivo de las mismas.

Se ampliará la bolsa de movilidad para las prácticas de hospitales y se elaborará un plan de previsión de actuaciones ante las necesidades en las diferentes áreas de conocimiento e investigación, entre otras muchas medidas de coordinación con otros vicerrectorados.

Campus de la Bahía de Algeciras

El equipo de Piniella impulsará otro vicerrectorado adjunto específicamente para el campus de la Bahía de Algeciras con competencias transversales coordinadas con otros vicerrectorados que fomente las relaciones con instituciones y empresas de la comarca.

Allí también se propone consolidar el campus urbano, de manera que haya una conexión efectiva entre los diferentes centros. Además, se impulsará un plan propio de profesorado para la consolidación de docentes e investigadores. En este sentido, se promoverá la investigación fomentando los programas de atracción de talento, tanto pre como post-doctorales y la internacionalización de docentes.

Crecerá la oferta de titulaciones en grado y doble grado, así como los doble títulos con universidades extranjeras de prestigio. Plantean además la creación de un Colegio Mayor y una Casa del Estudiante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios