Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Cádiz

Sevilla: 26 millones - Cádiz: ni un euro

Una de las salas del Museo de Cádiz.

Una de las salas del Museo de Cádiz. / Jesús Marín

El Ministerio de Cultura ha aprobado una inversión de 26,2 millones de euros para financiar la reforma integral del Museo Arqueológico de Sevilla.

El proyecto, pendiente desde 2009, busca solventar los numerosos problemas funcionales que tiene el inmueble donde se ubica este complejo cultural, construido en la zona del parque María Luisa con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

El Museo, propiedad del Estado, plantea una renovación radical de su interior, apostando por acercarse al visitante, tanto de forma física como de proyección de los contenidos, con un gran área de acceso y distribución.

Esta evidente apuesta del Ministerio de Cultura por este equipamiento en Sevilla contrasta con el nulo interés que en este departamento hay por ejecutar la tercera fase de la ampliación del Museo de Cádiz... que está pendiente desde hace 30 años, duplicando ya el tiempo que ha tenido que esperar Sevilla para conseguir esta inversión millonaria.

Aunque desde hace más de una década hay un proyecto para la ejecución de esta fase, centraba en la zona del Callejón del Tinte en el edificio que dejó libre la Escuela de Artes, nada se ha ejecutado. En todo este tiempo, tanto el Estado como la Junta de Andalucía, encargado de la gestión del inmueble, han sido incapaces de alcanzar un acuerdo para afrontar este proyecto, cuya inversión nunca se ha publicitado. Durante este tiempo, PSOE y PP se han turnado en los gobiernos central y regional, por lo que ambos han tenido la oportunidad de impulsar esta operación.

El pasado mes de febrero, durante una visita al museo de la plaza de Mina, el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Arturo Bernal, expresó su compromiso de lograr que el Ministerio de Cultura impulse de una vez por todas la reforma del Museo Provincial de Cádiz y su ampliación hacia la zona del Callejón del Tinte,

"Es un tema que nos preocupa muchísimo. El Museo de Cádiz es una enseña de la cultura en Cádiz y queremos que lo siga siendo. En cuanto a la ampliación, estoy esperando a verme con el ministro Iceta, con el que tengo una excelente relación y al que he visto en la gala de los Goya. Estamos pendientes de una reunión en Madrid o Sevilla. Ya le he dicho mi máxima disponibilidad para cuando estime conveniente; bloqueo mi agenda y voy dónde me digan. Tenemos otros enclaves en Andalucía que son propiedad del Ministerio y nosotros tenemos la gestión sobre las colecciones. Es importante que Cádiz tenga el Museo que merece. Entiendo que es una cuestión de prioridad presupuestaria yo estoy aquí para recordárselo al ministro todas las veces que hagan falta".

Este mensaje, por el momento, no parece que haya surtido efecto. En todo caso, Miguel Iceta, ministro de Cultura, no ha tenido oportunidad o tiempo para participar en Cádiz en las últimas semanas en eventos culturales de excepcional relevancia como el Congreso Internacional de la Lengua Española y la entrega de los Premios Max.

Lo cierto es que el Museo de Cádiz no es el único abandonado por las administraciones central y regional. Cádiz sigue esperando una actuación potente, en proyecto e inversión, en el Teatro Romano, considerado uno de los más grandes del país y que ve pasar los años sin que apenas avancen las obras de ampliación de las excavaciones y la apertura del nuevo centro de interpretación.

Cultura ha dejado también de lado cualquier actuación en el mantenimiento de las fortificaciones de la ciudad, cediendo sin ningún pudor sus obligaciones en un recinto que tiene la categoría de Monumento Nacional al Ayuntamiento (que tampoco invierte en estos equipamientos) en la Dirección General de Costas en cuanto a actuaciones en el frente amurallado.

Por si fuera poco, y en este caso con la Junta como responsable, la falta de personal provoca que en determinados momentos del año varias salas del Museo permanezcan cerradas, como ha pasado con la de los Títeres de la Tía Norica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios