Salud laboral

Rebajan la incapacidad a un hombre pese a los informes médicos contrarios

  • Sufre una deficiencia psicopatológica a la que se le ha unido un tumor de estómago

  • Con el dictamen del INSS, pasará ahora a cobrar el 55% de la pensión que tenía

Fachada de la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Fachada de la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Fachada de la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social. / Joaquín Pino

A D.G.P. el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) le concedió una incapacidad absoluta permanente el 23 de mayo de 2018 por deficiencia psicopatológica en grado 3/4 por la pérdida traumática de un hijo. Esta incapacidad tenía el carácter revisable a partir de mayo de este año. Este hombre trabajaba en Navantia y tenía responsabilidad en un área y a sus 63 años, ya apenas pegado a la jubilación, ha cotizado durante 40 años.

En este año desde que le declaran la incapacidad, D. no sólo no mejora, según lo que aparece en un informe de la Unidad de Salud Mental del 10 de mayo, sino que se ha producido un empeoramiento de su estado anímico con respecto a meses atrás. A esto se le une que se le ha diagnosticado un tumor en el estómago y del que tenía que ser operado la siguiente semana. En concreto ingresó el 14 de mayo para ser operado de esta dolencia y se le dio de alta el 18 a la espera de pruebas ante una posible metástasis.

Ese informe clínico llega a decir que hay “una destacable merma en sus funciones, y el puesto que lleva de responsabilidad, no creo que presente la suficiente estabilidad como para llevar a cabo su actividad laboral correspondiente y, debido a la evolución tórpida, no se prevé mejoría”.

En todo este tiempo es llamado por el INSS para someterse a la revisión de oficio, la cual se lleva a cabo el 31 de mayo.

El 12 de junio ha recibido el informe del INSS que le reduce la incapacidad de la absoluta a la total, es decir, que deja de percibir el cien por cien en su pensión para hacerlo al 55%. Además esto implica que este dictamen le incapacita para trabajar en el puesto que desempeñaba en Navantia pero no para cualquier otro.

El abogado que defiende el caso de este hombre, Germán Bernal Soto, califica como “llamativo” que en el informe de síntesis que se toma de referencia ahora y al que ha podido acceder este periódico, el diagnóstico es el mismo que cuando le dieron la absoluta con una deficiencia psicopatológica de 3/4, a lo que hay que añadirle la deficiencia digestiva 2/4 por el tumor de estómago que padece.

Sin embargo, la Unidad de Valoración del INSS “sin ningún fundamento” sólo tiene en cuenta la deficiencia psicopatológica bajándola en un grado “sin darle crédito siquiera al informe de síntesis y sin referir en absoluto al cáncer que está padeciendo”.Curiosamente, tiene un informe de oncología médica en el que manifiesta estar pendientes de pruebas y resultados para obrar en consecuencia, por si hay que darle tratamientos como radioterapia u otros.

Ahora queda una reclamación administrativa ante el INSS para el que tiene un plazo de 30 días desde que recibe la resolución. En caso de que no haya un cambio, ya entonces podría acudir a la vía judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios