La vivienda en Cádiz

Procasa pretende iniciar antes de fin de año las obras en Santiago

  • En 2004 se paralizó la promoción privada tras afectar a fincas vecinas

  • El solar está en manos del Ayuntamiento desde 2007

  • En 2020 también se iniciarán alojamientos protegidos

La fachada de la antigua finca de Santiago 11 La fachada de la antigua finca de Santiago 11

La fachada de la antigua finca de Santiago 11 / Fito Carreto

Camino de convertirse en uno de esos solares eternos de la ciudad, este año van a iniciarse por fin las obras en Santiago 11, una parcela abandonada desde que en 2004, durante las obras de construcción de una promoción privada se produjeron hundimientos en fincas vecinas.

El Ayuntamiento expropió este solar en 2007, reforzó la estructura de la fachada y apuntaló todo el interior para evitar derrumbes, además de tapar el inmenso boquete que se abrió para la construcción de varias plantas de aparcamiento subterráneo en una zona tan delicada del casco antiguo.

Desde entonces es uno de los proyectos en cartera de la empresa municipal de vivienda que no terminaba de ponerse en marcha.

Ahora, por fin, va a iniciarse la construcción de viviendas en este terreno. La previsión de Procasa es la de iniciar estas obras a lo largo del tercer trimestre de 2020. Se proyecta la ejecución de 16 viviendas con un coste estimado de 1.404.232 euros. El Ayuntamiento no aporta datos de finalización de los trabajos, pero es de suponer que será ya a lo largo de 2022.

Por su simbolismo es esta sin duda la operación de mayor relevancia de las que va a impulsar Procasa en los próximos meses, reforzando su plan de actuación iniciado hace tres años tras varios ejercicio de parón inversor.

Junto a esta actuación, el plan previsto por Procasa para este ejercicio incluye el inicio de dos promociones dentro de una modalidad nueva: la de alojamientos protegidos, dentro del objetivo de trabajar en favor de las personas con más problemas a la hora de acceder al mercado de la vivienda.

Así, también en el segundo trimestre de este año se prevé el inicio de la construcción de una promoción de alojamientos protegidos en la calle Setenil de las Bodegas, con 12 unidades y una inversión cercana a los 600 mil euros en una operación que cuenta con financiación de la Edusi.

Ya para el tercer trimestre del año se anuncia otro alojamiento protegido en este caso en Marqués de la Ensenada 5, con cinco alojamientos provisionales y un coste de 161.844 euros.

Fuera de este ejercicio, pero dentro de esta modalidad, en el barrio de Puntales se levantarán otros seis alojamientos provisionales con un coste de 300 mil euros y fecha de inicio de las obras para el primer trimestre de 2021.

Procasa tiene actualmente en marcha la rehabilitación integral de Doctor Marañón 2, con 28 viviendas y un presupuesto que ronda los 2 millones de euros. La previsión es que esté terminado en el primer trimestre del próximo año. Igualmente se trabaja en Botica 29, para 15 viviendas con un coste de 1,2 millones y un final de obra que se calcula para el segundo trimestre de 2012.

La empresa pública acaba de terminar la demolición de cuatro bloques y un chalé en Cooperativa con un coste de medio millón de euros, esencial para poder finalizar la construcción de la avenida transversal. Todo ello tras entregar el pasado año dos promociones en Santa María 10 y en Cruz 11, con veinte viviendas tras una larga sequía inversora.

Una de las operaciones que tiene pendiente Procasa, en este caso en Puerta Tierra, está estrechamente ligada a la urbanización del polígono de San Juan Bautista (los Chinchorros), que ahora ha activado la promoción privada tras la intervención del propio Ayuntamiento. Aquí la empresa municipal dispone de una parcela con capacidad de 28 viviendas.

Al igual que pasa con las dos parcelas existentes en García de Sola en su conexión con Varela, la empresa municipal está pendiente de obtener financiación para ejecutar las obras, que se prevén costosas.

La empresa pública dispone de un parque de vivienda con 2.078 unidades en las que durante 2019 se invirtieron 393.288 euros en materia de reparaciones y mantenimiento, especialmente en la impermeabilización de doce cubiertas.

Para este año, este presupuesto casi se ha duplicado, hasta los 600.000 euros, destacando la previsión de arreglo de fachadas, ya iniciadas algunas de ellas como en las murallas de San Roque, con un coste de 200 mil euros y la modernización de ascensores, para lo que hay una partida prevista de 46.600 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios