Hospital Puerta del Mar Pijamas y batas en la calle por la escasez de taquillas

  • El sindicato de enfermería, Satse, explica por qué el personal del hospital sale del centro con ropa de trabajo

  • La Dirección ha tomado medidas para minimizar esta práctica

Comentarios 10

Batas y pijamas en la avenida, en las cafeterías y tiendas cercanas al hospital, e incluso en supermercados. Es habitual ver a profesionales del Hospital Puerta del Mar con la ropa de trabajo fuera del centro. Y estos días no son una excepción, a pesar de que el Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía de Cádiz que actúe para que los trabajadores del Puerta del Mar no salgan del hospital con la ropa de trabajo por el riesgo que supone para los pacientes que atienden.

Desde la Dirección Gerencia del propio centro reconocen que no hay una normativa ni una prohibición expresa sobre la salida del hospital con ropa de trabajo, "aunque sí una serie de recomendaciones". Y aseguran que ya han comenzado a minimizar esta práctica, recordando a los profesionales el uso adecuado de la ropa de trabajo.

Asimismo, recuerdan que "no es igual la ropa que se usa en ambiente estéril (como los pijamas de quirófanos) que la bata; pese a ello, lo preceptivo sería que no salieran con la bata blanca fuera del hospital".

Representantes de los trabajadores consultados por este periódico están de acuerdo con que los profesionales no deberían salir del recinto hospitalario con la ropa de trabajo, pero algunos justifican este comportamiento. "No es lo adecuado venir de casa uniformados ni salir a la calle con la ropa del hospital, pero tenemos que entender por qué se hace", indican los delegados del Sindicato de Enfermería (Satse) en el Puerta del Mar.

Así, apuntan que hay dependencias del centro externas al edificio principal a las que tienen que acudir vestidos de uniforme. Pero sobre todo, señalan como motivo principal la falta de taquillas para los profesionales: "No hay taquillas suficientes para el personal fijo de plantilla, así que imagínate para el personal que se contrata en épocas de vacaciones. Eso hace que muchos trabajadores tengan que dejar la ropa en el cuarto de baño de la Unidad y si hay cambios de Servicio en el mismo turno, tienen que ir con la ropa de calle en la mano de un sitio a otro". Aseguran que se han dado muchos casos de robos de ropa y pertenencias, "por eso viene la gente vestida con el uniforme de casa", argumentan desde el Satse.

Ante esta situación, piden "soluciones para que la gente no venga vestida de casa y tenga un lugar digno donde cambiarse. Entonces, se le podrá exigir".

Respecto a los trabajadores que salen a tomar café vestidos con el pijama y la bata, señalan que en la cafetería del hospital no hay espacio suficientes para todo el personal "y como sólo tienen 20 minutos para el desayuno, no les da tiempo de cambiarse, ir a una cafetería externa, volver al hospital y ponerse de nuevo la ropa de trabajo. Y en la planta no puedes desayunar tranquilo por la sobrecarga de trabajo".

Lo que sí reconocen es que "no es aceptable que se salga a la calle con la ropa de trabajo por comodidad".

Desde Satse quieren dejar claro que hay unidades del hospital de acceso restringido de las que "indudablemente, el personal no sale vestido de pijama porque, además, a esos trabajadores no se les permite abandonar el Servicio. De hecho, se le facilita allí mismo el desayuno y la merienda; la comida y la cena la tienen que traer de casa y comerla sin abandonar la Unidad".

Por su parte, las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT del hospital están de acuerdo con que habría que evitar que los profesionales sanitarios salgan del centro con el uniforme de trabajo "porque no da buena imagen", pero creen que no tiene sentido prohibirlo; especialmente en un hospital que está ubicado en plena ciudad y en el que continuamente están entrando y saliendo personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios