Hospital de Cádiz

Piden a la Fiscalía que actúe para que los empleados del Puerta del Mar no salgan a la calle con ropa de trabajo

  • El Defensor del Paciente afirma que esto supone un riesgo para las personas que son tratadas por estos profesionales

  • A principios de la década de los 90, el alcalde dictó un bando municipal para evitar la presencia de batas y pijamas en la calle, algo que nunca ha llegado a cumplirse

Fachada principal del Hospital Puerta del Mar. Fachada principal del Hospital Puerta del Mar.

Fachada principal del Hospital Puerta del Mar. / Jesús Marín

El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía de Cádiz que actúe para que los trabajadores del Hospital Puerta del Mar no salgan del centro con la misma ropa con la que trabajan en el hospital "por el peligro que supone".

Según indica en una nota el Defensor del Paciente, desde esta asociación han remitido un escrito a la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Cádiz, Ángeles Ayuso, ante el "peligro que supone esta falta de protocolo de que el personal sanitario salga con la misma ropa que está en el hospital, ya que esto pone en riesgo a los pacientes con bajas defensas tratados por estos trabajadores o que estén cerca de ellos".

Según la asociación, no se trata de que los trabajadores no salgan, fumen o tomen café, "que es una opción personal respetable y respetada", sino que se trata de que eso "no influya en la salud de terceros".

Por ello, desde el Defensor del Paciente han remitido un escrito a la Fiscalía para pedir su intervención, fundamentada en que el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "obliga a los que por su cargo, profesión u oficio tuvieren noticia de algún delito público a denunciarlo inmediatamente al juez o al fiscal".

Cabe señalar que en el Hospital Puerta del Mar no existe una prohibición expresa que impida a los trabajadores salir a la calle con la misma ropa con la que atienden a los pacientes, aunque el Servicio Andaluz de Salud (SAS) lo apuntaba hace unos años como deseable en su Libro de Estilo.

Desde las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT del hospital gaditano están de acuerdo con que habría que evitar que los profesionales sanitarios salgan del centro con el uniforme de trabajo "porque no da buena imagen", pero creen que no tiene sentido prohibirlo; especialmente en un hospital que está ubicado en plena ciudad y en el que continuamente están entrando y saliendo personas. Afirman que si un profesional puede transmitir gérmenes de la calle, también pueden hacerlo los familiares de los pacientes. Así, opinan que en vez de establecer barreras y prohibiciones, lo que habría que hacer es garantizar que se cumplan las medidas correspondientes a la hora de tratar a los pacientes, especialmente a los que tienen las defensas bajas –a los que se refiere el Defensor del Paciente en su petición–, para los que existe un protocolo específico.

Esta polémica sobre la salida del personal sanitario del hospital gaditano con el uniforme de trabajo no es nueva. Ya se produjo a principios de la década de los 90 y llevó al alcalde de entonces, Carlos Díaz, a dictar un bando municipal para evitar la presencia de las batas y pijamas en las calles; algo que nunca ha llegado a cumplirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios