Cádiz| Urbanismo

Rosa Pérez. Propietaria de Cooperativa, 3: “El Ayuntamiento quiere expropiarme sin haber negociado conmigo nada”

  • La dueña del edificio que ha quedado en medio de una futura avenida asegura que hace 8 años Procasa le enseñó los planos de un ático “y nunca supe más”

Al fondo de la este tramo de avenida, el edificio de Rosa Pérez que pretenden expropiar. Al fondo de la este tramo de avenida, el edificio de Rosa Pérez que pretenden expropiar.

Al fondo de la este tramo de avenida, el edificio de Rosa Pérez que pretenden expropiar. / Joaquín Hernández KiKi

Comentarios 15

Rosa Pérez Camacho, propietaria del edificio situado en el número 3 de la calle Cooperativa, que ha quedado entre dos tramos de la futura avenida transversal proyectada junto al Mercadona de San Severiano, niega en declaraciones a este periódico que el Ayuntamiento haya negociado nunca con ella antes de plantearse la expropiación forzosa del inmueble. Ni en este mandato ni en el anterior.

Diario de Cádiz publicó ayer que nueve años después de que se hablase ya en firme de ejecutar la conexión de una zona de la ciudad partida en dos, el Ayuntamiento no ha iniciado aún los trámites de expropiación de un edificio de dos plantas que queda justo enmedio de los dos tramos de avenida que se pretenden enlazar.

"Sólo pido solución para los tres inquilinos y una compensación acorde con el bien que se expropia”

Desde el Consistorio aseguraron a este periódico que “llevan años intentando llegar a una solución amistosa con el propietario del chalé, pero no ha sido posible alcanzar ningún tipo de acuerdo”. Y que “debido a que hay una cuestión de interés público como es la urbanización de la zona y a la necesidad de la avenida transversal, es obligación del Ayuntamiento iniciar la expropiación”.

“Conmigo el Ayuntamiento nunca ha negociado nada;no sé de donde han sacado eso; la única vez que fuimos a Procasa me sacaron unos planos y me ofertaron un ático en una hipotética torre que iba a ir donde las Casitas bajas. Yo les dije que cuando estuviese eso hecho, hablaríamos, cuando yo viera por qué me lo quieren cambiar. Ahí quedó la cosa. De eso hace ocho años y nunca más se supo”, cuenta Rosa. “Mi abogado está intentando concertar una cita con el Ayuntamiento, y nada”, añade.

La propietaria aclara que “no se trata de un chalé, con la connotación que eso tiene”, sino de un edificio exclusivamente de su propiedad –es hija única–, que heredó de su madre, y ella, de su padre. Dispone tres viviendas y está situado en una finca de 300 metros cuadrados. Tiene una superficie construida de 150 metros cuadrados en cada planta, un torreón y un jardín y garaje traseros con acceso por la Avenida Juan Carlos I.

Allí viven en régimen de alquiler dos hijos míos, cada uno en un piso, y en el otro, desde hace muchísimos años, una señora mayor por una renta de 30 euros;todo el mundo con su contrato visado por la Junta de Andalucía y con todos los servicios reglamentarios”.

“Durante todos estos años he mantenido la casa en buenas condiciones, he pagado todos los impuestos que hay que pagar, las veces que ha habido que bajar la fachada, la he bajado; y si ahora está así es porque el Ayuntamiento me tiene atada de manos; pero no me voy a quedar esperando ni a dejar que me pisoteen”.

Asegura que desde 2012 sólo ha recibido una notificación de desestimación de las alegaciones que presentó. Aún así, insiste en que está dispuesta a negociar. “Sólo pido que se le dé una solución equivalente a las tres personas que allí viven y una compensación acorde con el bien que pretenden expropiarme”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios