Cádiz

El Obispado modifica el proyecto de rehabilitación de Santa Cruz

  • El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana aprueba la modificación, ya que las obras se financiarán con cargo al 1,5% cultural

  • Se abre un nuevo procedimiento negociado y urgente para la adjudicación de los trabajos, que en un primer intento quedaron desiertos

Imagen actual de la iglesia de Santa Cruz.

Imagen actual de la iglesia de Santa Cruz. / Lourdes de Vicente

El Obispado de Cádiz ha logrado desbloquear el proyecto de rehabilitación de la parroquia de Santa Cruz, incluido en el 1,5% cultural del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Con una primera licitación que quedó desierta, el Obispado solicitó realizar variaciones en el proyecto original, que coordina el arquitecto gaditano Fernando Mejías, para adaptar las soluciones constructivas al mercado actual y para actualizar los costes de la obra.

El citado Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana ha dado ya luz verde a esa modificación del proyecto de ejecución, lo que permite al Obispado iniciar un nuevo procedimiento de contratación de obras, en este caso de forma negociada y con carácter de urgencia. Todo ello teniendo en cuenta, tal y como señalan desde el propio Obispado, que en base a la orden ministerial vinculada a esa financiación del 1,5% cultural, las obras deben estar iniciadas el día 30 de septiembre.

Se da la circunstancia de que en un primer momento mostraron interés por estas obras de rehabilitación de las cubiertas de la Catedral Vieja hasta cinco empresas. Pero la crisis del transporte y el encarecimiento brutal de los precios del mercado provocó que ninguna de estas empresas terminara formalizando oferta alguna, declarando el proceso desierto.

La obra, conviene recordar, cuenta con una financiación estatal (ya entregada al Obispado) de 230.979,01 euros, a los que la propia Iglesia de Cádiz tenía que sumar otros 85.392,24 euros para costear la totalidad del proyecto original, asumiendo también los gastos no subvencionables. Cualquier variación de precios respecto a este presupuesto inicial tendrá que ser afrontada igualmente por la diócesis, siendo ya invariable la cuantía aportada por el Ministerio de Transporte.

Con ese presupuesto se va a afrontar la impermeabilización total y la protección del edificio frente a las condiciones climáticas propias de esta zona de la ciudad, además de la reposición de los característicos azulejos de colores. Todo ello en un plazo estimado de seis meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios