Covid-19

Nofumadores.org se congratula por la retirada de los ceniceros de las terrazas, pero alerta de que las colillas acaban en el suelo

  • La asociación pide su prohibición total en los establecimientos de hostelería por ser "un vector de contagio del coronavirus", entre otros motivos

Un cigarrillo encendido en un cenicero en la mesa de una terraza de un bar. Un cigarrillo encendido en un cenicero en la mesa de una terraza de un bar.

Un cigarrillo encendido en un cenicero en la mesa de una terraza de un bar. / Erasmo Fenoy

La propagación del Covid-19 ha cambiado muchas cosas en nuestras vidas. La llamada "nueva normalidad" ha venido para quedarse hasta que no haya una vacuna que frene la expansión del coronavirus. Dentro de los condicionantes que nos encontramos en nuestra rutina para hacer vida en la calle, uno de los sectores que más cambios ha tenido que introducir ha sido el de la hostelería. Los bares y restaurantes son lugares de socialización en los que se suele compartir todo lo que hay encima de la mesa. Sin embargo, todos estos elementos se han eliminado para evitar contagios, a lo que se unen las medidas que ya ponemos en práctica a diario con el uso de las mascarillas o la obligación de respetar las medidas de distanciamiento social. 

Las terrazas son el único lugar en donde se permite fumar en los establecimientos hosteleros. Por ello, el cenicero es otro elemento de uso común en las mesas. Aunque la normativa no especifica nada sobre su uso, la asociación Nofumadores.org se ha congratulado por la decisión de una buena parte de los negocios de eliminarlos, aunque ha alertado sobre la cantidad de residuos que se generan con las colillas, ya que estas acaban en el suelo, por lo que ha abogado por la total prohibición de fumar en estos negocios. El vicepresidente de esta entidad Ubaldo Cuadrado ha manifestado que "en Cádiz, de momento, hemos observado que no hay ceniceros en las terrazas, lo que es de celebrar, pero las personas que fuman están tirando las colillas al suelo, por lo que esta medida hay que completarla con su prohibición". 

La orden SND/458/2020, de 30 de mayo, que marca las medidas de flexibilización de las restricciones en la fase 3 de la desescalada, señala en su artículo 19.f que "se eliminarán productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares, priorizando monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente". De esta forma, no se indica textualmente la obligación de la retirada de los ceniceros de las mesas, un asunto que, según Cuadrado, "criticamos por no haberlo hecho ya que se merecía una mención explícita". 

El vicepresidente de Nofumadores.org ha recordado que "las colillas son un vector de contagio del coronavirus debido a que quedan restos de saliva", lo que hace que "los empleados de las cafeterías se estén negando a manipular los ceniceros para no exponerse a ello". A esto también ha añadido que "muchos médicos han alertado que el humo del tabaco puede llevar mas lejos el coronavirus que la respiración normal debido que el humo se expulsa con intención", lo que incrementa la posibilidad de contagio en los espacios públicos en donde se permite fumar. 

Cuadrado también ha resaltado que "tirar una colilla al suelo está sancionado en Cádiz con, al menos, 100 euros de multa". Por ello, ha apelado al Ayuntamiento a que "se ponga en serio con este asunto porque las colillas son un vector de contagio en la calle. Si no hay ceniceros, no se puede fumar y no se pueden tirar colillas al suelo".

El dirigente de esta asociación ha aseverado que, "en plena pandemia, al menos un 7% de fumadores ha dejado de fumar por no tener sitios en donde hacerlo. Por eso, luchamos por que estos espacios estén libres de humos". De hecho, ha defendido la posibilidad de que el número de fumadores puede descender si se veta el tabaco en todos los locales de hostelería. 

Con todo, Cuadrado ha indicado que, "aunque el Ayuntamiento no puede hacer una petición expresa de su prohibición, sí puede recomendar que no se fume en las terrazas y pedir que no se tiren las colillas al suelo". "En las alcantarillas tenemos un cartel que dice que el mar empieza aquí. Las colillas generan un problema de residuos bastante grave y se arriesgan a que todas acaben en el mar", ha finalizado el integrante de Nofumadores.org.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios