Cádiz

Movimiento vecinal a la expectativa

  • Presidentes de asociaciones de vecinos hablan sobre el cambio político que se avecina en la capital gaditana Todos desean que pase "lo mejor para la ciudad"

A la expectativa. Así se encuentra el movimiento vecinal tras las elecciones municipales. Hasta el día 13 no se sabrá quién será el alcalde o alcaldesa de Cádiz, pero lo cierto es que habrá un cambio. Aunque siga gobernando el PP, ya no lo hará con mayoría absoluta, y eso requerirá una manera de hacer política diferente a la que se ha hecho los últimos años en la ciudad.

Desde las asociaciones de vecinos, no ven claro el futuro y la mayoría de los presidentes con los que hemos conversado desean que pase "lo que sea mejor para la ciudad y los ciudadanos".

Al hablar con la presidenta de la AVV del barrio del Mentidero, Almudena Ortega, nos transmite la inquietud de los vecinos de su barrio: "La gente nos pregunta y tiene necesidad de información. Tiene ganas de que se resuelva ya todo". Esta dirigente vecinal piensa que "pase lo que pase, la participación ciudadana va a aumentar y los gaditanos van a tener más representación en el Ayuntamiento. Porque, sea como sea, no va a haber mayoría absoluta; habrá pluralidad y los ciudadanos se verán más representados". Ella confía en que los nuevos partidos que tendrán representación en el Consistorio "van a buscar la participación ciudadana, que los gaditanos se sientan partícipes de la política de su ciudad; además de los que ya estaban, que buscaban en las asociaciones de vecinos la intermediación". Así, reitera que "pase lo que pase, será bueno porque ha ganado la pluralidad, que refleja mejor lo que piensan los ciudadanos que la mayoría absoluta".

Luis Arenal, presidente de la AVV del barrio de Astilleros, pide al Gobierno que resulte tras la investidura del día 13 de junio "que no se pierdan las formas con los partidos de la oposición y se respeten las normas del juego". También, que se priorice el tema social, la participación, la educación, la concienciación y el respeto a los demás. Afirma que el mismo día 13, mandará una solicitud de reunión con el Gobierno que resulte. Y asegura que su entidad "estará encima de que se cumplan todas las propuestas que presentaron en materia social". Espera, principalmente, que se cambie el reglamento de participación ciudadana "y que todos participemos en el gobierno de la ciudad. Con nosotros pueden contar porque estamos trabajando para que la gente viva mejor y se sienta contenta en su barrio".

Por su parte, Manuela Molina, presidenta de la AVV Bahía Gaditana, de la Barriada de La Paz, muestra su deseo de que cambie el color político del Ayuntamiento. "Recibimos el cambio con gran ilusión y esperanza porque el movimiento vecinal no ha significado mucho para Teófila Martínez. Ella no le ha dado a las asociaciones de vecinos el sitio que le corresponde", señala, aunque reconoce también que en muchos casos, estas entidades han estado "apagadas" y debían ser más reivindicativas. "La Barriada de La Paz es un barrio con muchísimos problemas y se pueden contar con los dedos las veces que Teófila ha venido a la asociación de vecinos. No se ha interesado por este barrio". Además de estos argumentos, destaca que "tras 20 años de gobierno de la derecha, los ciudadanos han dicho que quieren un gobierno de izquierdas y lo ideal sería que se unieran los partidos y la izquierda gobernara en la ciudad". Manuela Molina espera que el nuevo alcalde "se interese por el barrio y por las necesidades de la gente".

En el lado opuesto se encuentra Rafael Barberi, presidente de la AVV de La Laguna. Reconoce que la actual alcaldesa "lleva ya mucho tiempo, pero ha hecho muchas cosas buenas en la ciudad". Él prefiere que siga gobernando "lo que ya había, porque lo conocemos. Ahora que el país está saliendo de la crisis y se están creando puestos de trabajo, no debería haber grandes cambios". Por eso, cree que PSOE y PP deberían llegar a un acuerdo porque "a los nuevos partidos les falta experiencia política y no deben gobernar de sopetón. Primero deberían estar en la oposición para coger experiencia".

La presidenta de la AVV de Cortadura, Juana Cortés, no expresa ninguna preferencia. "La mitad de los partidos que se han presentado a las elecciones no se han sentado con nosotros. Así que a mí me da igual quien salga, yo voy a seguir luchando por mi barrio, independientemente del color del Ayuntamiento. Yo no voy a mirar el color sino la inquietud de mis vecinos". Juana Cortés lamenta que los ciudadanos "están pagando la lucha de los partidos políticos" y que tal y como está la situación actualmente, "no sabemos a quien dirigirnos". Por eso, manifiesta que los partidos "deben sentarse ya y poner las cartas sobre la mesa porque hay muchos problemas que solucionar en la ciudad". Piensa que es bueno que haya varios partidos en el poder, ya que "no es lo mismo una sola cabeza que varias cabezas pensantes". La presidenta de Cortadura espera y desea que el nuevo alcalde o alcaldesa cuente con el movimiento vecinal "porque llevamos mucho tiempo luchando por los barrios, somos el enlace de estos con las instituciones".

José Aragón, presidente de la AVV de Loreto, destaca que el resultado de las urnas demuestra "que hay un sentir ciudadano de cambio". Considera que para el movimiento vecinal, es bueno que haya cambios políticos en la ciudad, "pero con sentido común". Por eso, desea que "los pactos se hagan con sentido común, buscando una estabilidad y el bien de la ciudad". Opina que las mayorías absolutas "siempre son peligrosas, porque una ciudad se construye con un trabajo en equipo, buscando un bien común". Pide que "saga quien salga como alcalde, que respete al movimiento vecinal, porque somos unos remolcadores para los ayuntamientos, ya que les ayudamos a hacer sus tareas".

La presidenta en funciones de la AVV Cádiz Centro, Marisa Campos, señala que "cualquier cambio será bueno para el movimiento vecinal, porque peor es imposible. Pase lo que pase el día 13, será una mejoría". Para esta dirigente vecinal, los gaditanos han pedido en las urnas "participar en las cosas de su ciudad y en todo lo que les afecta a sus vidas". Pone como ejemplo los presupuestos participativos y la justicia social. "Espero que muy pronto se haga una investidura y podamos trabajar todos juntos", afirma. Al preguntarle sobre la opción de gobierno que más le gustaría, contesta: "La que más beneficie a los ciudadanos".

En la AVV Segunda Aguada están a la expectativa de lo que suceda el día 13 de junio porque hay proyectos aprobados para la mejora de este barrio de extramuros que ahora "se encuentran paralizados", según su presidente, Antonio Peinado, refiriéndose por ejemplo a bancos nuevos para la plaza de San Mateo, el arreglo de aceras o la mejora de la comunicación entre varias zonas del barrio. Por este motivo, Peinado afirma que "en cuanto salga el nuevo Gobierno municipal, vamos a pedir una reunión para tener una primera toma de contacto y que así conozca nuestros planteamientos para el barrio, su problemática, y también para que nos conozcamos". Piensa que la próxima legislatura "será tormentosa, porque tienen que llegar a acuerdos muchas fuerzas políticas, y puede ser bueno, pero estamos poco acostumbrados después de 20 años". Concluye deseando que lo que ocurra "sea lo mejor para la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios