Cádiz C.F.

Mar Oceana, socio del Cádiz para el proyecto de Delphi: "Más vale un mal acuerdo que un buen pleito"

  • Ricardo Gómez, consejero de la gestora del fondo de inversión, explica la participación de la misma en el proyecto del club para hacer una ciudad deportiva asociada a la tecnología y a la salud

  • El consejero advierte que "Mar Oceana no es el Cádiz ni el Cádiz es Mar Oceana"

Ricardo Gómez, consejero de Mar Oceana, durante la presentación del proyecto para Delphi.

Ricardo Gómez, consejero de Mar Oceana, durante la presentación del proyecto para Delphi. / Lourdes de Vicente

El laberinto legal en el que se ha metido los terrenos de Delphi con una posible expropiación a largo plazo tras la orden ministerial de esta semana que declara el suelo como de uso portuario plantea muchos interrogantes en el futuro sobre el proyecto del Cádiz C.F. de una ciudad deportiva asociada a la tecnología y a la investigación.

Una de las patas fundamentales en esta operación del club amarillo es Mar Oceana, la sociedad gestora del fondo de inversión que impulsará este proyecto. Al frente de Mar Oceana está Ricardo Gómez Barredo: “La lástima es que con todo este lío de los terrenos se ha dejado de hablar del proyecto en sí mismo”.

Con el escenario que hay en la actualidad y donde se podría iniciar un trámite de expropiación, desde Mar Oceana se plantea que “es mejor un mal acuerdo que un buen pleito”.

Ricardo Gómez y parte de su equipo explicó en la sede de Diario de Cádiz el diseño de la operación para el proyecto Gades Sportech pero en primer lugar quiso dejar una cosa clara: “Mar Oceana es un socio estratégico del Cádiz, pero ni nosotros somos el Cádiz , ni el Cádiz es Mar Oceana”.

La génesis de su llegada a esta sociedad con el Cádiz hay que plantearla justo antes de la pandemia, cuando Ricardo Gómez tuvo contacto con algunos socios de Univen, un fondo de capital de riesgo asociado a las pymes y que opera desde el año 2007. Ahí se planteó  realizar inversiones en torno al sector del agrofood en Andalucía. Para ello, la gestora se presentó para crearla en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en julio de 2020, aunque por medio se produjo un cambio en la normativa y hasta julio de 2021 no se autorizó la misma, según relata Ricardo Gómez.

En principio se movieron en el sector agroalimentario y en noviembre de 2021 tuvieron el primer evento con la Diputación en Jerez. Sin embargo, desde Univen en diciembre del pasado año se les habló de la posibilidad de vincular una ciudad deportiva muy tecnológica con conexión a la investigación y a la salud: “Con eso ya teníamos un proyecto tractor con el que poder atraer inversiones”.

Con la subasta de los terrenos a la vista, asegura que se generó una estructura de manera acelerada para poder participar en ella.

Según Ricardo Gómez, por un lado está el Cádiz, que ahora mismo es el inversor principal y que aporta siete millones al fondo. Después está el fondo de inversión llamado Gades Sportech, al que deben llegan llegar las diferentes personas o sociedades que sean atraídos con la gestora Mar Oceana. Por último se encuentra Indanspo, que fue una sociedad para participar en la subasta y que actualmente es la propietaria de los terrenos y que pertenece al propio Cádiz.

El fondo de inversión, por ley, tiene que tener un máximo de 40 millones.

Ahora mismo el club amarillo es el que tiene que desarrollar la ciudad deportiva y desde Mar Oceana se les trasladará las especificaciones técnicas necesarias para poder atraer esos inversores al proyecto, aunque también participará en el proceso constructivo. Entre las peticiones para desarrollar esta especie de ciudad deportiva de alto rendimiento están una serie de características tecnológicas, que haya un centro de convenciones, una residencia para alojamiento y una zona de trabajo.

Ricardo Gómez le ve un enorme potencial al proyecto “porque cualquier empresa o institución que lo quiera va a tener al lado a 200 deportistas con los que va a poder llevar a cabo sus investigaciones bien de resistencia, musculares cardiológicas o del comportamiento humano ante el esfuerzo físico.

Eso sí, deja claro que “a Mar Oceana nos da igual que el proyecto sea en Delphi o en otro sitio. Nuestros socios estratégicos dicen que es un lugar óptimo”.

Asimismo, Gómez asegura que ha sido fundador de dos sociedades de capital de riesgo y conoce a mucha gente del entorno y recuerda que “el ecosistema inversor está en Madrid”. Eso sí, el temor es que “si hay desconfianza en Mar Oceana, la situación sería mas complicada”, de ahí que haya tratado de explicar cuál ha sido el proceso y la estructura de sociedades que están presente en este proyecto que ha asegurado que le gusta mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios