Sorteos

La capital apuesta fuerte por la Lotería de Navidad incrementando las ventas

  • Hasta el 8 de diciembre se había vendido un 7,8 por ciento más que en 2018 en la misma fecha

  • El turismo nacional, en verano y en el último puente, ha sido clave para registrar este aumento

Décimos de Lotería de Navidad en la papelería Box Lucero, frente al muelle de Cádiz. Décimos de Lotería de Navidad en la papelería Box Lucero, frente al muelle de Cádiz.

Décimos de Lotería de Navidad en la papelería Box Lucero, frente al muelle de Cádiz. / Julio González

La capital ha echado el resto buscando fortuna. Falta hace. Las cifras no mienten y los gaditanos (y muchos foráneos) han contribuido a aumentar, de momento, en un 7,8 por ciento las ventas en la Lotería de Navidad 2019 con respecto al año pasado. Traducido al papel se han vendido hasta ahora 16.500 décimos más que en 2018. Son datos que ofrece la delegación comercial de Cádiz de Loterías y Apuestas del Estado y que están confirmados hasta el 8 de diciembre. A buen seguro se incrementarán con el último tirón en las ventas. En esta subida tiene mucho que ver el auge de las adquisiciones de los décimos por los terminales, o sea, por las máquinas, aunque el décimo a modo tradicional sigue teniendo su preponderancia.

Mucho han tenido que ver en estos aumentos los turistas nacionales. La lotería de Navidad comienza a despacharse a principios de julio y es en los meses de verano cuando se producen picos de grandes ventas. “El grueso se vende en verano y en las excursiones de septiembre”, confirma Dori de la Rosa, gerente de la Administración Arias, en la plaza de San Juan de Dios, un establecimiento referente en el ámbito lotero de la ciudad. También admite De la Rosa un incremento en las ventas. “Pasamos cómodamente de los 5.000 billetes”, señala. En la papelería Box Lucero, frente al muelle, con varios premios en la mochila en los últimos sorteos navideños, hablan de “un incremento importante”, vendiendo “sin parar” desde julio. Mucho tiene que ver el historial de ventas de este lugar en los últimos sorteos navideños. Por ejemplo, en el sorteo de 2016 despachó dos décimos, por máquina, del segundo premio, 4.536; en el de 2017 cuatro décimos del 71.198, el primer premio; y en 2018, un décimo del 02.308, un quinto premio. “La gente sabe que aquí han caído premios y nos han pedido números desde toda España”, apunta Sonia García, la encargada. En el último puente de la Constitución-Inmaculada se produjeron muchas compras de excursionistas.

En la administración número 3, en la calle José del Toro, ya se han igualado las ventas de 2018, por lo que hasta el día del sorteo, 22 de diciembre, solo queda mejorar. “Este último puente ha sido de mucho movimiento. Y el verano también. El turismo nacional se está notando para bien”, dice José María González, dependiente.

Aumentan las ventas en las terminales, pero el décimo de toda la vida mantiene el tipo

Lotería Alba, en la calle Acacias, quiere seguir con la buena racha. En julio validó un boleto acertante del millón de euros en el sorteo de Euromillones. “Vamos ya por encima de 2018, que no fue malo en las ventas para este sorteo navideño”, destaca su propietario, Emilio Paredes. En esta administración se viven ahora “días frenéticos” después de un verano “que ha sido bueno a pesar de no ser un sitio de paso para los turistas”. Y es que estamos ante un sorteo “que tira mucho” y para el que “cuesta encontrar a alguien que no juegue aunque sea una participación”. Paredes estima que los anuncios televisivos (cuatro distintos) de la Lotería de Navidad de este año “han sido un acierto y han clavado el espíritu del sorteo: jugar es compartir”.

El 13 no es mala suerte

El 13. Esa es la terminación más demandada, como todos los años a pesar de ser un número vinculado, por los supersticiosos, a la mala suerte. Dice Emilio Paredes que es “una obsesión exagerada” y que le cuesta “comprenderla”. Curiosamente, su administración, la de Acacias, es la número 13. “Voy a soñar con el 13”, admite Dori de la Rosa en la administración Arias. “Solo con los abonados ya se agotaron para Navidad y no hay para los clientes ocasionales”, añade. Allí se han despachado 340 billetes con esta terminación. En el Lucero, además del 13 se han agotado los acabados en 15 y 17. También voló el número fijo, el del barrio, 1.500 décimos del 31.883. En José del Toro ya no quedan décimos del 17.377, uno de los que ha vendido en exclusiva. También se ha agotado el 69.812 en Lotería Alba. Tampoco sobran las demandas de los números acabados en 19, como el año que termina, o el 12, por aquello de La Pepa y del primer sorteo de la Lotería Nacional celebrado en Cádiz en 1812. La vinculación del sorteo con esta ciudad es histórica. Hace falta que el vínculo se traduzca en un buen premio, con muchos millones y muy repartido.

Tres años con premios

Recuerdan desde la delegación comercial de Cádiz de Loterías y Apuestas del Estado que los últimos tres años el Sorteo de Navidad no ha pasado de largo por la ciudad. No fue una lluvia de millones, pero lo suficiente para acabar con una sequía de muchos años. Así, en 2016 se vendieron cuatro décimos del segundo premio y uno del quinto. En 2017, uno del quinto, tres del segundo y uno del Gordo. Y el año pasado fueron cuatro décimos del quinto y uno del primero. Algo es algo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios