lotería de navidad

Una papelería vende el primer y el segundo premio en la capital

  • El punto de venta de la avenida del Puerto reparte 1.725.000 euros al despachar cuatro décimos del 71198 y uno del 51244, que también se expidió en otros dos establecimientos

El día de ayer no se olvidará en la Papelería Lucero, en la avenida del Puerto de la capital gaditana. En 15 meses de vida, este establecimiento ya ha demostrado que está bendecido por la suerte. Si hace un año vendió dos décimos del segundo premio del Sorteo Extraordinario de Navidad, ayer subió la apuesta al dar el primer y el segundo premio el mismo día. En total, 1.725.000 euros repartidos entre cuatro décimos del Gordo -el 71198, con 400.000 euros por boleto- y una fracción del segundo -el 51244, dotado con 125.000 euros-.

La suerte no se quedó aquí en Cádiz, ya que se vio agraciada con 1.981.000 euros al sumar otros dos décimos del segundo premio vendidos por terminal en los puntos de venta de Hospital de Mujeres, 23 y Rosario, 25, y una fracción de un quinto premio -el 22253- en la administración número 10, en la avenida Cayetano del Toro, 42.

La fiesta de la Lotería de Navidad se concentró en el tramo de la avenida del Puerto en donde se encuentran los edificios Fénix y Trocadero. Éste es un lugar depaso al albergar las paradas de los autobuses urbanos y metropolitanos, por lo que la alegría no se podía esconder. No fue para menos porque fue por partida doble. A esto se sumaba que la última vez que el Gordo cayó en Cádiz fue en 1986, por lo que había que celebrarlo bien.

El segundo premio fue tempranero, ya que salió poco antes de las 10 de la mañana. La Papelería Lucero había vendido un décimo por terminal del 51244, un segundo premio como el de hace un año. Sonia García, Mónica Sánchez e Isabel Sainz tuvieron que enterarse de que de nuevo habían repartido la suerte por una llamada telefónica, ya que poco antes se les había estropeado la televisión por la que veían el sorteo. Rápido se lo comunicaron a Amaranta Pascual, propietaria del local y que junto a ellas se encargan del día a día. Una primera satisfacción que nada tuvo que ver con la traca final. Dos horas más tarde salía el 71198.

Cuatro décimos vendidos también por la terminal hicieron que la emoción se desbordara. De la incredulidad a las lágrimas. Y es que la probabilidad de dar a la vez los dos primeros premios es muy baja. "El primero y el segundo. ¡Qué barbaridad!", exclamaba un cliente. Con tanto premio, la Papelería Lucero quedó rebautizada para Sonia, una de las dependientas, como "Doña Lucerita". "A Doña Manolita le damos nuestro apoyo desde aquí, pero hay que repartir los premios por todos los sitios", espetó la empleada.

Los abrazos y los saltos se sucedieron a lo largo de toda la mañana, en la que el teléfono no paró de sonar entre los clientes que llamaban para felicitar y los medios de comunicación que querían conseguir las primeras reacciones. Una alegría compartida entre las trabajadoras de este negocio y de los que comparten acera. Una felicidad que se regó con el cava con el que bañaron a los curiosos y a los periodistas cuando los trabajadores de la Delegación Comercial de Cádiz de Loterías y Apuestas del Estado les entregaron las camisetas y el diploma acreditativo del primer premio de la Lotería de Navidad, que quedó bien visible en el escaparate de la tienda junto al del segundo.

"Cuando di el segundo, no se me ocurría ni por asomo dar el primero", expresó Sonia ante lo vivido con un sonrisa imposible de borrar, aunque ninguna de las empleadas ni la propietaria llevaba uno de los codiciados décimos. "Aunque no nos toque, el hecho de vivir esta experiencia es inolvidable", reconoció Sonia, ya que tres premios grandes de la Lotería de Navidad en dos años son un reclamo muy potente para atraer a los clientes para probar suerte.

Ahora, sólo queda por conocer el afortunado o los afortunados con tan suculentos premios. Del agraciado con el segundo premio ya tuvieron noticias en la misma mañana de ayer. Del Gordo, de momento no se conocían los ganadores, aunque esta empresa será complicada al ser un lugar de tanto tránsito.

Vendedoras de Avenida del Puerto, 1

Vídeo: José A. Hidalgo (segundo premio en Avenida del Puerto)

Alegría en Hospital de Mujeres. / Vídeo: Rafa Burgal

Vídeo: Rafa Burgal (Hospital de Mujeres)

Los cuatro décimos del Gordo de Navidad eclipsaron al resto de los premios, aunque la alegría no se podía disimular por los pellizcos repartidos. En el estanco que se encuentra en la esquina entre las calles Hospital de Mujeres y Sagasta, Manuel Puente, su propietario, recibía un goteo de visitas preguntando por el segundo premio que había dado al vender por terminal un décimo del 51244. "Al que le haya tocado tiene la Navidad arreglada", manifestaba Manuel con la botella de cava en la mano tras haberla descorchado.

Según el estanquero, "para nosotros es algo nuevo, ya que damos premios pequeños y muchas quinielas de fútbol". Sin embargo, ayer fue distinto y las felicitaciones fueron constantes a lo largo del día.

Los vendedores de calle Rosario, felices con el segundo premio. / Vídeo: Lourdes de Vicente

Vídeo: Lourdes de Vicente (calle Rosario)

El tercer punto de venta que vendió un décimo del segundo premio fue el estanco situado en la calle Rosario, 25. Otros 125.000 euros que suponen un alivio para quien haya comprado esta fracción. Ana Camacho, una de las dependientas de este negocio familiar, afirmó que "te pones muy contenta" por dar un premio de esta categoría, una experiencia que ya vivió la semana pasada "ya que dimos 100.000 euros en la Primitiva y ya nos resultó una alegría tremenda". "Habéis venido muy rápido todos los medios de comunicación", remató Ana a la pregunta sobre las felicitaciones que había recibido de sus clientes. Una calma inicial que se fue rompiendo conforme avanzaba la jornada.

Un quinto vendido en Cayetano del Toro. / RAFA BURGAL

Vídeo: Rafa Burgal (Cayetano del Toro)

El más tardío de los premios gaditanos en salir, pero no menos importante, fue el quinto que vendió la administración número 10, situada en la avenida Cayetano del Toro, 42. 6.000 euros para un décimo vendido por terminal del 22253 que sirven para darse algún capricho. Con menos fiesta, pero con la misma alegría, Leonor Gómez, propietaria de este negocio, lucía con orgullo el cartel que anunciaba esta buena noticia. "Siempre es una ilusión que alguien se haya llevado un premio, aunque sea un quinto", contó Leonor sobre el primer galardón de enjundia que daba de la Lotería de Navidad, aunque anteriormente este punto de venta también ya había vendido un tercer premio del Sorteo Extraordinario de 'El Niño'.

Casi dos millones de euros en premios hicieron que se convirtiera en el tema del día en la ciudad. Tras el cava y la fiesta, hoy llega la resaca para pensar en qué hacer con los premios a los que les haya tocado algo o comenzar a buscar los décimos para el próximo sorteo. El 6 de enero ya se empieza a ver en el horizonte y Cádiz espera tener, como poco, la misma suerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios