Polémica por el cambio de nombre de la Juan Carlos I

Kichi responde a los sanitarios: “la Avenida de la Sanidad Pública es un homenaje al conjunto de la sociedad”

  • El alcalde rechaza en las redes sociales la petición de los colectivos sanitarios de la ciudad

  • “No va de eso la cosa”, responde a la reclamación de que la avenida se llame “de las Profesiones Sanitarias”

Un operario retira el nombre del rey emérito en la avenida nueva.

Un operario retira el nombre del rey emérito en la avenida nueva. / Lourdes de Vicente

El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, ha respondido a los colectivos sanitarios de la ciudad que rechazaron el nombre de la avenida de la Sanidad Pública y reclamaron en su lugar el de Avenida de las Profesiones Sanitarias para evitar la exclusión de los profesionales que actúan en la esfera privada. “No va de eso la cosa”, les ha respondido el alcalde en un escrito que ha publicado en sus redes sociales.

Según ha argumentado ahora Kichi, la iniciativa aprobada en Pleno el pasado 28 de agosto (gracias al apoyo del PSOE con su abstención) de nombrar a la Avenida Juan Carlos I como Avenida de la Sanidad Pública es un homenaje “al conjunto de la sociedad”. “El homenaje permanente que rinde la nueva nomenclatura no es solamente a las y los profesionales de la Sanidad Pública, que también y de forma muy especial, sino al conjunto del Sistema”, ha afirmado el alcalde, que no obstante ha puesto de relieve el papel de “las personas que trabajan en la sanidad pública”, que considera “la primera línea de la lucha contra el Cóvid”. “Son quienes han expuesto más su salud y se han dejado más vidas en el camino por el incomparablemente mayor volumen de pacientes a quienes atienden, su público objetivo es toda la población de este país, y por el indiscutible papel protagonista que están asumiendo durante la confrontación de la crisis”, afirma, para después indicar que la nomenclatura de la avenida es un homenaje “al conjunto del Sistema Sanitario Público”.

En la defensa de la propuesta de cambio de nombre -sobre la que insiste en haber recibido 4.000 firmas de adhesión que promovió un antiguo asesor suyo sin ningún tipo de filtro ni de comprobación de veracidad del firmante- Kichi ha puesto los ojos en el sistema sanitario estadounidense, donde “una simple consulta médica en Estados Unidos ronda los 100 €, 300 € si es de un especialista, 500 € un análisis de sangre, 1000 € una resonancia magnética o 50.000 € una operación de apendicitis”. Y frente a ello, ha destacado que en España “vivimos en una sociedad donde cada vez más familias tienen dificultades para pagar alquileres imposibles, hipotecas, facturas de la luz y del agua, alimentación, vestido, material escolar, pero ninguna de ellas tiene que hacer cuentas para llevar a los niños al pediatra, para operar a la abuela de la rodilla o para tratarse un cáncer”.

“¿Y quiénes hacemos posible ese milagro cotidiano?”, se pregunta el alcalde, respondiéndose él mismo: “Todos y todas”. “El dentista, la farmacéutica, el panadero, la frutera, el enfermero y la desempleada, porque hasta cuando compramos una barra de pan estamos pagando impuestos que permiten el sostenimiento de la Sanidad Pública. Todas y todos los que no tenemos cuentas en Suiza, claro está. Por eso, estimados representantes de colegios oficiales de médicos, enfermeros, dentistas, farmacéuticos y veterinarios de Cádiz, nadie debería sentirse excluido ni agraviado por el auto homenaje que nos hacemos dedicando una de las principales vías de la ciudad a la Sanidad Pública”, concluye Kichi en esta explicación ofrecida en redes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios