Kichi declara ante el juez por la suspensión del ciclo de cine israelí Kichi: “¿Por qué estamos nosotros sentados en un banquillo y no el Estado de Israel?”

  • El alcalde de Cádiz declaró en los juzgados de San José por la cancelación de un ciclo de cine israelí en septiembre de 2017.

Declaración en los juzgados de San José del alcalde. Declaración en los juzgados de San José del alcalde.

Declaración en los juzgados de San José del alcalde. / Lourdes de Vicente (Cádiz)

El alcalde de Cádiz se preguntaba esta mañana al salir de los juzgados de San José “por qué estamos nosotros sentados en un banquillo y no el Estado de Israel con la ocupación ilegal que viene perpetrando desde hace décadas y siendo condenado por cientos de organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, habiendo además resoluciones de Naciones Unidas y del Tribunal de La Haya condenando esta ocupación”. José María González había declarado, junto a sus concejales Martín Vila y Ana Fernández, además de Diego Boza como representante de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía en Cádiz, después de haber sido denunciados por delito de odio por haber cancelado un ciclo de cine israelí en septiembre de 2017, mediante la querella de la organización Acción para la Comunicación de Oriente (ACOM).

"En un acto de coherencia no podíamos colaborar con el gobierno de Israel mientras no cese la ocupación”

Explicó González que había expuesto a la jueza la actitud del Ayuntamiento de Cádiz tras adherirse en 2016 a la campaña BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel). “En ese contexto entendíamos que el ciclo de cine contradecía a esta adhesión, al estar organizado por el gobierno israelí a través de su embajada”, apuntó el primer edil. A continuación precisó que “no tenemos nada contra la cultura ni el cine israelí, pero sí contra la ocupación ilegal de los territorios de Palestina. Eso es lo que seguiremos defendiendo. Lo sentimos así y nuestro corazón y nuestra mente están con el pueblo palestino”.

En su intervención a la puerta de los juzgados, el alcalde concluyó que “vamos a luchar contra el apartheid, el racismo y la ocupación ilegal de Palestina. En un acto de coherencia no podíamos colaborar con el gobierno de Israel mientras no cese la ocupación”.

Derechos humanos

Fue Diego Boza quien declaró en nombre de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH), colectivo también denunciado por Acción para la Comunicación de Oriente (ACOM), mostrando su contrariedad a la aplicación del artículo 510 sobre delitos de odio. “La asociación entiende que se trata de un uso torticero de las instituciones y el sistema judicial español para acallar las voces de los defensores de los derechos humanos en Palestina”, señaló. Boza avisó de que “no nos vamos a callar y vamos a insistir en la vulneración de derechos humanos que se está produciendo en la franja de Gaza, Cisjordania o los Altos de Golán”. Según el representante de la APDH “nos adherimos a la BDS y damos cumplimiento a resoluciones como la del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en la que se plantea la necesidad de no contribuir con aquellas instituciones que apoyen materialmente vulneraciones de derechos humanos y crímenes internacionales”.

Añadió que “hasta cierto punto nos sentimos orgullosos de que asociaciones sionistas vean dañado el abuso que realizan del pueblo palestino y que por tanto quieran convocarnos en los juzgados. Nos parece sorprendente estar aquí porque entendemos que los mecanismos jurídicos deberían haber parado esto antes de perder esta mañana en la declaración, pero vamos a seguir luchando por acabar con la ocupación ilegal de los territorios por parte de Israel, apoyando a la sociedad civil palestina”.

Sobre el ciclo de cine en sí aclaró que “estamos por la libertad de expresión y no nos oponemos a que se emitan esas películas. No se trataba de eso, se trataba de rechazar actos publicitarios como el que pretendía financiar la embajada en Cádiz para lavar su imagen”.

En nombre de la APDH también intervino Cristina Serván. "Nos parece inaceptable que se utilice para inhibir la acción de movimientos sociales como el nuestro que plantean la participación en iniciativas internacionales de defensa de los derechos humanos para que se cumpla la legalidad internacional, en este caso de los derechos del pueblo palestino", manifestó. Añadió que la suspensión del ciclo de cine “se hizo acorde con los principios de los derechos humanos, en base a las reivindicaciones del cumplimiento de la legalidad internacional y de resoluciones de la ONU, de las cuales el estado de Israel no ha cumplido absolutamente ninguna, en el marco de acciones respaldadas por informes de Naciones Unidas y de la UE que declaran que de facto existe un estado de apartheid”.

Los representantes de la APDH estuvieron apoyados por una veintena de personas que lucieron pegatinas contra el apartheid israelí y banderas en favor de la causa palestina. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios