Inversiones de la Junta en Cádiz

La Junta hace caja con Cádiz

  • Desde hace cerca de dos décadas la administración regional ha rebajado las inversiones previstas en la ciudad, con un gran ahorro

El proyecto de la Ciudad de la Justicia en San Severiano El proyecto de la Ciudad de la Justicia en San Severiano

El proyecto de la Ciudad de la Justicia en San Severiano / D.C.

De aquí a final de año la administración regional pretende ingresar varias decenas de millones de euros con la enajenación de edificios y terrenos de su propiedad a los que no les da uso desde hace años o décadas. No es una propuesta del gobierno de PP-CS ya que el intento de ganar dinero deshaciéndose de patrimonio viene de años atrás, con los gobiernos socialistas, en operaciones, sin embargo, frustradas en su gran mayoría.

Una de las estrellas de esta subasta es el edificio de la Residencia de Tiempo Libre de Cádiz, un espectacular inmueble cerrado desde hace más de quince años, envuelto desde entonces en un largo proceso administrativo que tiene como objetivo demolerlo para construir, en su terreno, un hotel. Un hotel gestionado por el sector privado. Para eso se pone a la venta.

Tiempo Libre, no hay que decirlo, está ubicado en la milla de oro del Paseo Marítimo de Cádiz, donde se concentran varios de los principales hoteles de la capital, a pie de la considerada como la mejor playa urbana de Europa, con restaurantes y chiringuitos y con buenas conexiones con un casco histórico cada vez más deseado por el turismo. Eso, sin contar con el nuevo carril bici.

Tiempo Libre se convierte, así, en el referente de la subasta (si su presencia en la misma no se tuerce por los conflictos que aún siguen abiertos con algunos de los locales comerciales que han funcionado en los bajos del inmueble). Sea en esta subasta o en la próxima, la Junta de Andalucía se va a asegurar un importante beneficio económico, cuantificado en millones de euros.

Con la perspectiva de este ingreso millonario, la nueva administración regional aún no ha aclarado en qué va a gastar estos fondos. Más aún, la duda es si revertirá en la propia capital gaditana. Debería de ser lo lógico, no dudar de ello, pero los últimos quince o veinte años de gestión autonómica en Cádiz no nos lleva al optimismo. Son demasiados años de palos en la rueda en el desarrollo de la ciudad.

Es cierto que el gobierno de Moreno Bonilla ha recibido como herencia, envenenada herencia, tantos años de decepciones, pero los seis meses que acumula ya el nuevo ejecutivo conservador no han aportado ni compromisos ni realidades que nos permitan vislumbrar un cambio a mejor a corto plazo.

Es duro decirlo, pero no por ello cierto: la Junta lleva años haciendo caja con la ciudad de Cádiz. Las páginas de Diario de Cádiz están llenas de informaciones sobre proyectos, grandes proyectos, anunciados por el gobierno regional, entonces del PSOE, para animar la economía de la capital. La lista es tan conocida que forma parte de nuestra vida.

El proyecto original del Hospital Regional de Cádiz El proyecto original del Hospital Regional de Cádiz

El proyecto original del Hospital Regional de Cádiz / D.C.

Es incluso tedioso recordarlo, que perdonen los lectores y lectoras. El Hospital Regional, la Ciudad de la Justicia, el Albergue Juvenil, la terminal de autobuses interurbanos, las dos líneas del tranvía metropolitano, el plan de viviendas, la apuesta por los centros de educación pública, la rehabilitación de las fortificaciones, los centros culturales de referencia, los equipamientos universitarios

La caja, evidentemente, no se consigue sólo por lo anunciado, se logra porque buena parte de estas operaciones se han proyectado, que no ejecutado, gracias a la buena voluntad de otras administraciones, especialmente el Ayuntamiento de Cádiz, que han aportado suelo gratis para levantar sobre el papel hospitales, sedes judiciales, equipamientos turísticos. Un ahorro evidente, y más en una ciudad como la nuestra en la que el metro cuadrado siempre está por las nubes, al que se unen los ahorros que la Junta ha ido añadiendo, año tras años, en los proyectos prometidos.

Primero, todo a lo grande; después, el primer recorte y, al final, todo en plan saldo. Así pasó, por poner un ejemplo, con la estación de autobuses, hoy apenas un lamentable apeadero. El ahorro se contó por millones. Y ahora estamos atentos a la Ciudad de la Justicia.

Llevamos semanas dándole vuelta al asunto. Que si en los Depósitos de Tabacos… en suelo cedido gratis por el Ayuntamiento, no lo olvidemos; que si volvemos a los terrenos de San Severiano; que si de los 80 millones de inversión pasamos a los 20 millones. Apostemos por el proyecto más barato y saldremos ganando. Andalucía ya se ha gastado mucho dinero en otras ciudades judiciales en otras capitales, y en algún sitio habrá que recortar.

En la caja autonómica ha entrado también mucho dinero con otras operaciones. Como lo ahorrado en los colegios de Carola Ribed  y el IES Cornelio Balbo, levantados sobre suelo aportado gratis por el Ayuntamiento en la etapa de Teófila Martínez. Y ahora, vamos, es inviable que la misma Junta apueste por la educación pública construyendo un complejo de infantil a bachillerato en su suelo de San Severiano, con la excusa del descenso de natalidad. ¿O será que se le quiere sacar dinero fresco por los terrenos donde iba a ir la primitiva Ciudad de la Justicia?

Porque no pensemos, ingenuamente, que el dinero que la Junta se ha ahorrado o se va ahorrar en Cádiz, si finalmente ejecuta alguna de estas actuaciones emblemáticas que tanto anunció en su momento, o el que va a conseguir enajenando patrimonio, va a revertir en la ciudad.

¿Dónde se gasta el dinero?

Por ejemplo, lo que se gane en Tiempo Libre, ¿no se podía destinar en parte para construir el albergue juvenil en Puntales?, un suelo que además, vaya, fue cedido en su día por el Ayuntamiento del PP para este menester. O si no, destinar este dinero para trasladar el Centro de Arqueología Submarina a otro espacio y regalar  a la ciudad el Balneario de la Palma (ahora la Junta acepta este traslado siempre y cuando el Ayuntamiento le dé a cambio un edificio adecuado).

La Junta, antes y, parece, también ahora, ha dejado de lado su papel relevante a la hora de solucionar uno de los grandes problemas sociales de la ciudad: la vivienda. No olvidemos que a través de un decreto autonómico en 1999 asumió el control de la rehabilitación y construcción pública, olvidándose de ello tras la llegada de la crisis económica de 2008.

La operación de Matadero, en suelo también cedido por el Ayuntamiento, es otro ejemplo de la obsesión por el ahorro en todo lo que se refiere a Cádiz: tras más de quince años sólo se ha ejecutado la primera fase; la segunda se ha dividido en otras dos de las que ninguna aún se ha ejecutado.En suelo ajeno, en este caso de la Zona Franca, está el fallido proyecto del Hospital Regional. No olvidemos, en este caso, que buena parte de este equipamiento se iba a financiar no con fondos autonómicos, como otros centros sanitarios en la región, sino con la venta del suelo del actual Hospital Puerta del Mar para la construcción de viviendas de renta libre, lo que suponía un ahorro sobre los 200 millones de coste del centro médico. Se habla de un nuevo plan... más barato.

Es cierto que tras más de tres décadas de gobiernos socialistas en Andalucía, hay que dar tiempo al nuevo gobierno conservador para que reactive proyectos. Pero no deja de alarmar que tras tantas promesas de los populares durante la campaña electoral, apenas seis meses más tarde buena parte de estos equipamientos, de estos compromisos, sigan paralizados y sin perspectivas de salir adelante algún día. Salvo la provechosa venta, para las arcas de la Junta, de la Residencia de Tiempo Libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios