Balance de la actividad celebrativa de la Iglesia de Cádiz y Ceuta Fuerte descenso del número de bodas, bautizos y comuniones en la diócesis

  • El único sacramento que sigue en aumento en los tres últimos ejercicios es el de la Confirmación

Una boda en la iglesia del Carmen de Cádiz. Una boda en la iglesia del Carmen de Cádiz.

Una boda en la iglesia del Carmen de Cádiz.

La Iglesia gaditana, sobre todo en clave local, tiene un aspecto que dice mucho a su favor: las iglesias que tiene la ciudad se mantienen abiertas al culto, salvo que una obra de rehabilitación o similar lo impida de manera provisional. En otras muchas ciudades son numerosos los ejemplos de templos que son desacralizados y pasan a tener una segunda vida ya como edificios civiles. No obstante, esta realidad no parece que sea fruto de una vivencia y sentido de pertenencia a la Iglesia que vaya en aumento. Más bien, todo lo contrario. Los últimos datos aportados por el Obispado en relación a su actividad celebrativa reflejan un preocupante descenso en los principales sacramentos (bodas, bautizos y comuniones).

En el caso del Bautismo, por el que se entiende que un miembro se incorpora la Iglesia católica, el número ha bajado nada menos que en 1.500 sacramentos respecto al último balance que publicó el Obispado y que hacía referencia al ejercicio de 2016. Un total de 3.530 bautizos se habrían impartido en el siguiente ejercicio, según los datos del Obispado.

En las comuniones tampoco mejoran las cifras, con un total de 3.940 celebradas frente a las 5.799 del ejercicio anterior. Y de igual forma, en las bodas religiosas hay también una llamativa caída contabilizándose apenas 811 en la diócesis (311 menos que las celebradas en el ejercicio anterior, según los propios datos que aporta el Obispado).

Atendiendo a este último dato y al número de parroquias actualmente en la diócesis (115) se establece una media de apenas tres bodas por parroquia en todo el ejercicio; una cifra realmente baja.

El único dato positivo que arroja el resumen de la actividad publicado por la diócesis es el de las confirmaciones, que han crecido hasta las 2.520 (frente a 2.291 impartidas el ejercicio anterior).

Es cierto que en estos números hay diferentes variables que lógicamente hay que tener en cuenta, como por ejemplo el descenso de la natalidad en la provincia de Cádiz que afectaría a los bautizos y que al ser algo propio de estos últimos años, no sólo de ahora, también incide en las comuniones, explicando también de paso por qué las confirmaciones sí van en línea ascendente.

Pero no es menos preocupante que esos tres sacramentos hayan disminuido nada menos que en torno a un 30% en apenas un ejercicio. Un dato que coincide con ese aviso casi constante sobre la secularización de la sociedad y el alejamiento de las personas a las parroquias.

No obstante, en el mantenimiento de estos sacramentos y en la preparación de los fieles que deseen recibirlo, especialmente en lo relativo a las comuniones y las confirmaciones, empeña la Iglesia en Cádiz y Ceuta nada menos que un total de 1.680 catequistas que precisamente hace unos días, coincidiendo con la clausura del Mes Misionero Extraordinario, recibieron el envío para trabajar a lo largo de este curso en cada una de las 115 parroquias que se distribuyen por todo el territorio que abarca la diócesis de Cádiz y Ceuta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios