feminismo Decepción entre las abolicionistas con las políticas de la nueva izquierda

  • El Día contra la Explotación Sexual llega en mitad de la elaboración de una Ley contra la Trata que no incluye la prostitución 

  • Los parámetros del Ingreso Mínimo Vital no tienen en cuenta a las mujeres prostituidas

La mayor parte de las prostitutas y víctimas de trata no pueden optar al Ingreso Mínimo Vital. La mayor parte de las prostitutas y víctimas de trata no pueden optar al Ingreso Mínimo Vital.

La mayor parte de las prostitutas y víctimas de trata no pueden optar al Ingreso Mínimo Vital. / Erasmo Fenoy

El Día contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas llega este año envuelto en decepción para las feministas abolicionistas. Ni desde el gobierno nacional, ni desde el autonómico ni, apunta Mayca Romero desde Cádiz Abolicionista, desde el gobierno local, se han cumplido las expectativas. 

A nivel nacional, el Ministerio de Igualdad de Irene Montero prepara una Ley contra la Trata con fines de explotación sexual. Su objetivo -comunicaban a Europa Press- es "impedir que la industria continúe lucrándose con la explotación sexual de mujeres". La Ley contemplaría también la puesta en marcha de  un 'Plan Nacional Integral, social, laboral y económico' para "garantizar los derechos sociales, laborales y económicos" de las víctimas "a través de un acompañamiento integral e individualizado".Sin embargo, varios colectivos feministas han criticado la norma de Montero porque no incluye la prostitución. Preguntada al respecto, Montero se definió como abolicionista pero llamó, al mismo tiempo, al  "debate, la mesura y la prudencia" sobre el tema. El abolicinismo, uno de los objetivos de la agenda feminista, quedaba aparcado. 

"Quien lucha por que la prostitución sea una práctica legal y esté legitimada es el mismo lobby. Y regular la violencia pasa por decir que no es violencia", apunta Mayca Romero. 

Que el de la prostitución fuera un negocio que continuara, tanto durante las semanas de confinamiento como en la actualidad, detectándose varios brotes en prostíbulos, hizo que la ministra de Igualdad se viera obligada a "perdir los cierres de los clubes sin dar una alternativa a esas mujeres", critica Romero: "El abolicionismo es bien consciente de esto, y sabe que el cese de la prostitución pasa por alternativas de vivienda y de formación, por una segunda oportunidad en forma de un empleo digno". 

El dia 21 de abril, en pleno estado de alarma, el Ministerio de Igualdad anunció que las mujeres en situación de prostitución tendrían acceso al Ingreso Mínimo Vital: "Pero esta promesa -indica Mayca Romero- se excluyó en la redacción final. Las víctimas de prostitución no tienen en muchos casos requisitos como el año cotizado ni están empadronadas. La mayoría de las mujeres de trata están encerradas o bajo dominio de algún proxeneta y no pueden activar estos recursos". 

Las abolicionistas no entendieron el tono de petición respecto al cierre de prostíbulos cuando "quien, realmente, tiene el poder para cerrar los clubs es el ministerio. La ministra parece haberse dado cuenta del peso específico que tiene el lobby en la sociedad", apuntan.  

La medida del Ingreso Mínimo Vital anunciado desde el Gobierno central ha terminado jibarizándose: sólo el 10% de las solicitudes han sido resueltas, "y la mayoría de esas, ya estaban cobrando puntos por tener menores a su cargo". 

En la Fundación Municipal de la Mujer, los talleres 'Empoderarte' no han pasado de patchwork, zumba o bordados

También sorprendente les resulta a las abolicionistas la postura del referente de la nueva izquierda a nivel autonómico, Teresa Rodríguez: "Después de reivindicar tanto que las mujeres existimos, las políticas ponen en entredicho este tema", comentan, haciendo referencia a la polémica de las leyes de autoidentificación de sexo o el debate sobre quién debe ser objeto del feminismo. Mayca Romero cita a Alicia Miyares: "Hay políticas de identidad de género que implican el borrado de las mujeres: definiciones como personas menstruantes, que se sacan de la mano para no decir mujer. Si es el sexo es algo irrevalante, un constructo, como dicen los queer activistas, no tienen sentido ninguna de las políticas que se han desarrollado para combatir la desigualdad".  "El queer activismo es un disfraz más de lo neoliberal, esta vez, con purpurina. Tenemos enfrentado al lobby putero y proxeneta, y luego somos unas tránsfobas por decir quién está en el movimiento y quién no lo está". 

Bien. Nivel local. Ayuntamiento de Cádiz, Fundación Municipal de la Mujer. Del 13 de enero al 16 de abril de este año se habían convocado los talleres del programa 'EmpodeARTE con...'. Pues una se empodera con bailes latinos, zumba, gimnasia terapéutica, reciclado textil, patchwork, yoga, pilates, pintura en tela y bordados. Ajá. "No se ha invertido en que se entienda el discurso de las feministas", añade Mayca Romero.  

Desde Cádiz Abolicionista vuelven a señalar la presencia en Cádiz de flyers de la Sala Muelle o pintadas de sitios como  Cádiz_citas. com. "Desde la nueva izquierda se llenaban la boca cuando había que criticar a los medios por llevar anuncios de citas en sus páginas. Pero luego, parecen mirar para otro lado hacia cosas como esta".  "Por mucho que digan que Cádiz es una ciudad libre de trata, no lo es. La capital, por ejemplo, no está adherida al listado de municipios de la Red Libre de Trata, como sí lo están otras localidades gaditanas como Medina, Conil, Sanlúcar o Rota".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios