Cádiz

Cuenta atrás para el nuevo Parador

  • La demolición del Hotel Atlántico se inició ayer ante la atenta mirada de directivos y empleados del equipamiento hotelero · En el plazo de un mes y medio el edificio quedará reducido a escombros

Comentarios 1

Futuro y pasado. Algo que empieza, algo que acaba. El derribo del Parador Hotel Atlántico supone el inicio de una nueva etapa y, al mismo tiempo, el final de otra. La etapa que se desmorona arrancó en 1982, año en el que se inauguró el edificio que ayer recibió el duro golpe de la demolición. La habitación 326 fue la primera en estallar en escombros ante la atenta mirada -sin lágrimas- de una veintena de personas, entre directivos de la Cadena Paradores y de la empresa navarra de demolición Erri-Berri, así como empleados de ambas firmas, el arquitecto Luis Collarte y periodistas.

Cuando la retroexcavadora extendió por primera vez su brazo de 42 metros de longitud hacia la fachada y pellizcó en la ventana de la 326, se hizo el silencio. Antonio Ruiz, jefe de Mantenimiento del Atlántico, observaba. Retenía esas imágenes en su memoria, donde también almacena las que, décadas atrás, acumuló durante el acto de inauguración de ese mismo equipamiento hotelero. Reconoció que la nostalgia le había visitado minutos antes, mientras realizaba su última labor dentro de la que ha sido su segunda casa en los últimos 25 años: "He tenido que cortar la luz del edificio y mientras lo hacía era consciente de que estaba realizando el último trabajo... Ha sido un momento crítico", sonrió el gaditano, que seguirá trabajando para Paradores en Sevilla.

Su compañero Paco Caparrós, jefe de Cocina, también contemplaba la caída de cascotes. Pero, a diferencia de Ruiz, en ningún momento tuvo que aflojar de su garganta un nudo. "Hoy estoy alegre porque ya, por fin, empieza a construirse el nuevo hotel. Para mí ya hoy está empezando el nuevo y eso es motivo de alegría. Tristeza ya sentimos el pasado 31 de octubre, cuando el hotel cerró sus puertas para siempre". Desde ese día -y por primera vez en su vida- Caparrós está en paro, aunque una vez esté listo el nuevo Parador tomará las riendas de sus fogones.

La nueva instalación hotelera será "el Parador que Cádiz se merece", afirmó la directora regional de Paradores, Virginia Rull, justo antes de que autorizara con un "adelante" el inicio de la demolición. Rull, acompañada por el director del Atlántico, Gonzalo Fernández Corrales; la ex directora Nieves Montisi Yagüe; el presidente de Erri-Berri, Félix Azcona; el gerente, Agustín Gallugo; y el arquitecto que ha diseñado el futuro Hotel, Luis Collarte, manifestó que para Paradores es "un orgullo haber sacado esta obra adelante". La obra de construcción comenzará el próximo mes de junio y estará lista "a inicios de 2012".

Los datos sobre el derribo los aportó el jefe de obra, Daniel Peña. Explicó que la retroexcavadora, que cuenta con una pinza de demolición en el extremo de su brazo, se encargará de echar abajo toda la estructura de hormigón del edificio. No se emplearán explosivos por razones de seguridad, ya que el inmueble se emplaza en el casco urbano. Y a esta explicación agregó el arquitecto que la demolición mecánica facilita las labores de reciclaje de los materiales, tal y como obliga la normativa vigente.

Los trabajos se desarrollarán durante un mes y medio, y al término de los mismos el Parador no será más que escombros. En concreto, 80.000 metros cúbicos de escombros. Sólo quedarán en pie los árboles. Se respetarán todos y en caso de que alguno estorbe, será transplantado dentro de la parcela.

En el derribo trabajará una docena de operarios. "Los trabajos específicos de demolición los realizará el propio personal de la empresa, aunque de algunos trabajos manuales se encargarán personas contratadas de la provincia", anunció Peña.

El anticuado y aquejado de aluminosis Hotel Atlántico ya es historia. Con su ocaso se cierra una etapa pero, al mismo tiempo, arranca otra. Comienza la cuenta atrás para el nuevo Parador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios