Cádiz

La Catedral recupera su colorido

  • El Cabildo presenta la restauración de los ángeles lampareros del altar mayor, que ocultaban una rica policromía mediante capas de cal blanca

Los ángeles lampareros del altar mayor, con la policromía original recuperada. Los ángeles lampareros del altar mayor, con la policromía original recuperada.

Los ángeles lampareros del altar mayor, con la policromía original recuperada. / Julio González

Hasta cuatro capas de repinte ocultaban sobre blanco la rica policromía de los dos ángeles lampareros del altar mayor de la Catedral de Cádiz. El Cabildo Catedral ha culminado la última de sus numerosas intervenciones en el patrimonio, recuperando el colorido original de estas tallas de madera que se remontan al siglo XVIII.

El deán de la Catedral, Ricardo Jiménez, ha puesto de relieve el trabajo realizado por la empresa Ars Nova Restauraciones, que dirige Fabián Pérez, para recuperar el esplendor de estas piezas; y al mismo tiempo ha destacado la labor que mantiene el Cabildo para que el patrimonio de la Catedral "siga cumpliendo la misión de dar gloria a Dios mediante el culto sagrado".

Bajo este prisma, ha asegurado Jiménez que el Cabildo seguirá en su empeño por mantener y conservar el patrimonio, "aunque no son tiempos fáciles por las consecuencias de la pandemia", ha advertido. "Ahora hay que hacer más esfuerzos, pero merece la pena", ha añadido al respecto.

El trabajo de los ángeles lampareros ha sido una intervención minuciosa que ha necesitado de año y medio y que empezó a adivinarse hace ya tres años, cuando los restauradores hicieron las primeras catas en las tallas y reafirmaron que bajo las capas blancas de los ángeles, que simulaban un material marmóleo, se escondía una rica policromía.

Esas manos de pintura blanca aplicadas sobre las dos imágenes se deben a que se trata de ángeles tallados para otra iglesia que en su momento fueron a parar a la Catedral. En concreto, todo hace indicar que se tratan de dos de los seis ángeles que debió tener la Capilla del Sagrario de la antigua Catedral (hoy parroquia de Santa Cruz). De ahí que los ángeles estén fechados a mediados del siglo XVII, cuando la Catedral Nueva no fue consagrada hasta 1838. 

Uno de los ángeles lampareros recién restaurados en la Catedral de Cádiz. Uno de los ángeles lampareros recién restaurados en la Catedral de Cádiz.

Uno de los ángeles lampareros recién restaurados en la Catedral de Cádiz. / Julio González

Fabián Pérez se inclina por una autoría cercana al reconocido y prolífico imaginero Hita del Castillo, descartando las teorías que atribuían los ángeles a Doménico Giscardi. "Ahora los estudiosos ya tendrán más elementos para atribuir la autoría de las piezas, guiándose también por los rasgos estilísticos", ha señalado el restaurador. 

Con los nuevos ángeles luciendo colorido ya sobre el altar mayor, el Cabildo da un paso más en la conservación de la Catedral que se suma a la reciente restauración de la capilla del Sagrado Corazón de Jesús o a diversas imágenes y cuadros que se han recuperado en los últimos meses. Todo ello para seguir haciendo la invitación a los gaditanos para "que vayan a la Catedral, que paseen por la Catedral y que se enamoren de la Catedral; que contemplen las obras restauradas, que valoren el trabajo que se está haciendo y que lo disfruten", como ha reivindicado el deán, asegurando que aunque el modelo turístico es muy productivo (por cuanto permite generar unos fuertes ingresos que luego se emplean en la conservación y restauración del propio templo) "lo principal que buscamos es que el pueblo de Cádiz se identifique con el principal templo de la diócesis y sede del obispo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios