Consecuencias del coronavirus en Cádiz El ‘Carnival Breeze’ viene al rescate del resto de tripulantes del ‘Carnival Victory’

  • El crucero ha obtenido una autorización especial del Estado para que la tripulación que lleva dos meses confinada en el Victory pueda regresar a sus países de origen

  • En la misma operación desembarcarán otras seis personas del Breeze, un crucero que sufrió durante la crisis del coronavirus un suicidio a bordo

El Carnival Breeze atracará en el puerto de Cádiz para repatriar a los tripulantes del Carnival Victory El Carnival Breeze atracará en el puerto de Cádiz para repatriar a los tripulantes del Carnival Victory

El Carnival Breeze atracará en el puerto de Cádiz para repatriar a los tripulantes del Carnival Victory / d.c.

Este jueves podrá llegar el final de la pesadilla de los 400 tripulantes que quedan a bordo del crucero Carnaval Victory que llevan dos meses confinados, sin salir del buque absolutamente para nada, en el astillero de Puerto Real a donde llegaron en marzo para una remodelación del buque.

El crucero Carnival Breeze ha obtenido un permiso excepcional por parte del Estado para poder atracar a primera hora de este jueves en el puerto de Cádiz con el único fin de proceder a la repatriación del resto de los tripulantes que quedan a bordo del Carnival Victory.

La naviera Carnival ya organizó a principios del mes pasado una operación que implicó la contratación de una treintena de autobuses para trasladar a su personal al aeropuerto de Málaga, desde donde fueron repatriados a sus países de origen. A bordo del crucero quedó el personal mínimo para su mantenimiento, de manera que el buque ha seguido amarrado al muelle del astillero con unas 400 personas a bordo. Esta parte de la tripulación es la que se llevará ahora el Breeze, que los sacará, por fin, de la pesadilla que han vivido en Cádiz durante este largo encierro forzado por el coronavirus.

Carnival ya repatrió en abril en avión a una buena parte de la tripulación del ‘Victory’

Asimismo, esta delicada operación pondrá también fin al confinamiento de seis tripulantes del Carnival Breeze, que también llevan dos meses confinados a bordo de dicho buque. De hecho, los familiares de estos seis tripulantes del Breeze, en su mayoría españoles, se han puesto de inmediato en contacto con las autoridades del puerto de Cádiz para interesarse no sólo por la operativa sino, sobre todo, por la manera de ponerse en contacto con ellos.

Se da la circunstancia de que el Carnival Breeze es otro de los cruceros que lleva tras de sí una trágica historia provocada por el coronavirus. De hecho, un empleado de este buque de la Carnival fue encontrado muerto en su cabina del barco. La persona no estaba contagiada de Covid-19, aunque no llegaron a trascender muchos más detalles de este fallecimiento.

El ‘Carnival Victory’ entró en el astillero de Puerto Real a mediados del mes de marzo. El ‘Carnival Victory’ entró en el astillero de Puerto Real a mediados del mes de marzo.

El ‘Carnival Victory’ entró en el astillero de Puerto Real a mediados del mes de marzo. / Fito Carreto

En cuanto a la operativa que Cádiz vivirá este jueves, cabe recordar que, desde el 13 de marzo se mantiene la restricción de entrada de buques de crucero en todo el territorio nacional como medida de contención de la propagación del Covid-19, si bien, en algunos casos excepcionales se ha procedido a levantar dicha prohibición garantizando el cumplimiento de las medidas de seguridad y sanitarias.

La operativa, autorizada por Sanidad Exterior y el resto de administraciones competentes, trasladará a los 400 tripulantes en ocho autobuses desde el Carnival Victory, que permanece atracado en el astillero de Puerto Real (Navantia) hasta el Carnival Breeze, que amarrará en la dársena comercial de Cádiz. Los autocares llevarán a un máximo de 25 personas cada uno, respetando las medidas de seguridad impuestas por el estado de alarma así como la continua desinfección de los autocares.

El respaldo de la operativa por parte de de Sanidad Exterior es garante más que suficiente de que tanto la tripulación del Carnival Victory como la de los seis tripulantes del Breeze no están contagiados aunque sí está afectados por la presión psicológica que conlleva este largo confinamiento a bordo de un buque durante tanto tiempo sin poder bajar en ningún puerto. De todas maneras, todos los tripulantes que vivan este trasvase de buque tendrán un estricto control sanitario para evitar posibles contagios.

Una vez que los vehículos lleguen al puerto de Cádiz, según informan desde la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, accederán directamente a la zona restringida del muelle, donde los tripulantes descenderán del autobús y entrarán directamente a bordo del barco.

Durante toda la operativa, un policía portuario se mantendrá en la zona para coordinar el tráfico de autobuses, su entrada y la salida de la zona restringida.

La operativa se realizará a primera hora de la mañana y una vez concluida está previsto que el buque zarpe.

El barco está consignado para el proyecto de astilleros por Marítima Dávila y para la operativa de desembarque de la tripulación cuenta con el refuerzo de BC Shipping Agency.

La llegada de un barco al puerto de Cádiz puede sorprender a la población ya que sigue en pie la prohibición por parte del Estado del atraque de cruceros, al menos mientras dure el Estado de Alarma.

La situación provocada por el coronavirus está provocando serías perdidas al sector y sería merma de ingresos en el puerto de Cádiz en el que un gran porcentaje de sus ingresos procedían de las tasas portuarias que se carga a los cruceros durante sus escalas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios