Cádiz

Cádiz pierde al 37% de sus menores de 5 años en apenas una década

Una pequeña en un aula de infantil en una imagen de archivo.

Una pequeña en un aula de infantil en una imagen de archivo. / Lourdes de Vicente

La continuada pérdida de población que viene sufriendo Cádiz desde hace cuatro décadas está incidiendo sobre todo en la población más joven de la ciudad, cuyo descenso alcanza ya a unos niveles alarmantes pues toca de lleno al propio dinamismo social de la ciudad y a su desarrollo a medio y corto plazo.El descenso es especialmente preocupante en el grupo comprendido entre 0 y 5 años de edad.

El último padrón municipal, cerrado a 1 de enero de 2022, cifra en apenas 3.115 pequeños los incluidos en este grupo.

Si el dato ya es bajo tal cual, lo es aún más si lo comparamos con el de 2012, hace una década, cuando estaban empadronados 4.962 pequeños, es decir, el 37% menos, que llega al 40% si lo comparamos con un año antes, en 2011, lo que indica la cuesta abajo que acumula esta estadística. Más aún, en 2021 estaban censados 3.399 niños, por lo que la caída en doce meses ha superado el 8%.

Esta bajada de población entre los más pequeños incide de forma muy negativa en la propia evolución social de Cádiz. Por lo pronto toca de lleno a las escuelas de infantil, tanto públicas como privadas. Entre 0 y 3 años sólo hay censados 2.380 menores, frente a los 2.617 de doce menos antes. Esta situación ha provocado el cierre de aulas y ha puesto en situación a veces delicada a algunos centros.

A la vez, este descenso pone en riesgo también a centros escolares. En los últimos quince años hay que lamentar el cierre de varios colegios públicos, mientras que otros aguantan cerrando unidades ante la falta de matrículas.

Estos datos contrastan con los existentes en las principales poblaciones de la Bahía. San Fernando, El Puerto y Chiclana ya tienen más niños que la capital, aunque la población de todas ellas esté por debajo de Cádiz. Jerez casi triplica la cifra.

Este descenso de la población entre los más pequeños se extiende también en el grupo entre 0 a 20 años. Ahora son, según los datos aportados por el Ayuntamiento, 18.078 vecinos cuando hace una década llegaban a 21.303. Frente a ello: el envejecimiento de la población, pues se pasa de 24.659 mayores de 65 años en 2012 a los 28.539 que viven en 2022.

Este envejecimiento es palpable entre los mayores de cien años: en el último padrón se cuantifican 67 vecinos que ya son centenarios, frente a los 31 que había hace 15 años.

Si el descenso de menores toca de lleno a los centros educativos, el aumento de los más mayores incide en los servicios sociales y en la necesidad de reforzar equipos de atención a este grupo, especialmente en el casco antiguo donde abundan las fincas sin ascensor que dificultan o impiden la salida a la calle de los más ancianos o los que ya tienen problemas de movilidad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios