El urbanismo en Cádiz

Bahía Blanca: "De barrio nada"

  • La zona con mayor renta de toda la provincia ha ido perdiendo con el tiempo la imagen residencial en la que vivía buena parte de la clase más pudiente de la capital

La calle Tamarindos en Bahía Blanca La calle Tamarindos en Bahía Blanca

La calle Tamarindos en Bahía Blanca / Lourdes de Vicente

El amanecer siempre es tranquilo en Bahía Blanca. Un barrendero trabaja con esmero en la avenida de la Marina mientras que los escasos comercios de la zona comienzan a atender a sus primeros clientes. El ultramarino, la histórica tintorería. Se escuchan a los niños jugando en la guardería que ocupa uno de los chalés del barrio, mientras que apenas circulan lcoches. Silencio que sólo se rompe en la calle Acacías, auténtica frontera de Bahía Blanca con el resto de la ciudad.

Bahía Blanca es el barrio con mayor renta per capita de la provincia. Lo dice el INE en un extenso estudio sobre la economía en todo el país. Aquí ya se sabía. Siempre ha sido la zona residencial con mayor poder adquisitivo. Con diferencia respecto al resto de la capital.

Aunque los números la sitúan a la cabeza de este ránking, incluso por encima de zonas residenciales de El Puerto, a la que marchó hace décadas las rentas más altas de la ciudad, aprovechando el recién estrenado puente Carranza, lo cierto es que Bahía Blanca ya no es lo que era. Lo confirman sus vecinos y comerciantes y lo confirma un simple recorrido por sus calles, siempre y cuando se conozca la historia de este barrio.

¿Barrio?. "Una vez mi padre dijo 'el barrio de Bahía Blanca' y le interrumpieron: "De barrio nada". Lo cuenta María José Ramírez. Su padre fundó en 1978 la Tintorería Bahía Blanca, hoy uno de los locales más antiguos del barrio. Abrió cuando todavía estaban en pie numerosos chalés, la imagen de la zona y de los que hoy apenas quedan una decena.

Le preguntó a María José Ramírez si Bahía Blanca es un barrio tan adinerado, como dice el INE. "De rico nada. Pero antes sí. Eran los tiempos en los que a la tintorería sólo venían las mujeres del servicio doméstico, con sus uniformes. Nunca la señora de la casa. Ahora no pasa eso. Sí se mantiene una clase media bien situada".

Hay un aspecto que Ramírez destaca del "no-barrio": la ausencia de tiendas de grandes marcas. Ni ahora ni en los tiempos de esplendor de Bahía Blanca. Ciertamente es curioso. Tal vez lo justifique el carácter de zona residencial que ha tenido siempre ya que incluso cuando comenzaron a levantarse bloques de pisos, casi todos muy amplios, las plantas bajas se ocuparon con viviendas".

Lo cierto es que la oferta comercial es muy limitada. Más bien de servicio para los propios vecinos. Además, hay muchos locales cerrados, especialmente en la avenida de la Marina.

Bahía Blanca nació a la par que se comenzaban a derribar los glacis del frente de la Puerta de Tierra. Concluida la Guerra Civil, el Ayuntamiento deja en manos de la empresa Ribera y Cía la urbanización de estos terrenos, junto a los de Santa María del Mar.

La inmobiliaria proyecta un conjunto residencial, todo con villas y chalés, e incluso el uso privado de la plaza de Santa María del Mar. La explosión de 1947 afectó a los trabajos y retrasó el final de la operación urbanística que se reanudó poco después. Bahía Blanca se transformará en lo que a partir de entonces los distintos planes de ordenación urbana denominarán como "ciudad jardín".

El cambio social de los años setenta, con el empuje del puente Carranza, provoca un éxodo de residentes en bahía Blanca y el declive del barrio con la caída de los primeros chalés, incluido el Colegio Alemán, y la transformación de otros en usos como una guardería infantil, una residencia para estudiantes e incluso, más recientemente, un alojamientos turístico. La clínica del doctor Rubio, un clásico, se transforma en una residencia para la tercera edad, mientras que la ONCE levanta un gran complejo de oficinas.

Hace apenas una semana, como una vuelta al pasado, se terminó la construcción de un chalé de nueva planta en la calle Tamarindos. Es, en todo caso, un espejismo. 

La apertura de un supermercado regentado por un empresario chino, después sustituida por una cadena francesa, y la inclusión de Bahía Blanca en el ámbito de gestión de una asociación de vecinos, marcó el ante y el después de Bahía Blanca, el barrio tranquilo con la renta más alta en la provincia de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios