Cádiz

El Ayuntamiento mantendrá la gestión recaudatoria a una entidad privada

  • La concesión a Cajasur ha finalizado recientemente pero el Consistorio ha preferido mantener esta fórmula a municipalizar el servicio o que Diputación realice esta tarea

Una de las dependencias del Ayuntamiento que se utilizan para realizar trámites de recaudación.

Una de las dependencias del Ayuntamiento que se utilizan para realizar trámites de recaudación. / fito carreto

La remunicipalización fue uno de los caballos de batalla durante la campaña electoral de Podemos. Durante las negociaciones que finalizaron con el apoyo socialista a la investidura de José María González la recuperación de servicios estuvo siempre encima de la mesa. Sin embargo, un año y medio después de las municipales, el nuevo equipo de gobierno no está llevando a la práctica lo que prometió. Ni siquiera en servicios cuya concesión ha finalizado tras varios años de validez. De hecho, ha sacado recientemente el pliego de cláusulas técnicas para la prestación del servicio de colaboración integral en la gestión recaudatoria municipal. En concreto, este servicio consiste en recaudar todo tipo de ingresos del Consistorio de vencimiento periódico y la notificación colectiva o de pago único, autoliquidaciones, liquidaciones, y multas, entre otros.

La entidad gestora que se encargaba hasta ahora de este servicio era Cajasur, que disponía incluso de una oficina bancaria en la propia planta baja del edificio consistorial. Una vez finalizada la concesión había tres opciones: en primer lugar que el servicio fuese rescatado y lo prestaran los mismos técnicos municipales; en segundo, llegar a un acuerdo con la Diputación de Cádiz para que se encargara de prestar este servicio como lo hace en otros ayuntamientos, por ejemplo, en el de Puerto Real, donde también gobierna Podemos, y donde la Diputación viene prestando el servicio desde hace tiempo. De hecho, al inicio de esta legislatura, cuando llegaron a la Alcaldía, aseguraron que iban a rescatar el servicio, sin embargo, no sólo lo han dejado en manos de Diputación sino que en numerosas ocasiones han reconocido públicamente la gran labor que se hace en la actualidad. Por último, la tercera opción que les quedaba a los dirigentes gaditanos era sacar de nuevo el pliego y ceder el servicio a una entidad privada, tal y como se venía haciendo antes.

Finalmente, el equipo de gobierno se ha decantado por esta última opción, cayéndose así su discurso de rescate de los servicios externalizados y siendo una incoherencia con sus proclamas políticas respecto a los bancos. De hecho, fuentes consultadas por este diario han llegado a apuntar la posibilidad de que puede que se hayan acogido a esta fórmula como forma de poder solicitar operaciones de crédito con la entidad bancaria que, finalmente, se ocupe de ofrecer el servicio.

La gestión de este tipo de recaudación por parte de la Diputación es una fórmula que usan muchos ayuntamientos. Resulta llamativo que el consistorio gaditano no haya barajado esta opción, más aún cuando el alcalde es también diputado provincial, prefiriendo dejarlo en manos de una entidad privada.

Hasta el momento, y a pesar de la intención del nuevo equipo de gobierno, no se ha externalizado ningún servicio. Lo que sí se acordó fue contratar una empresa externa para que realizara un estudio sobre la posibilidad de hacerse cargo de servicios como la limpieza, sobre todo a efectos jurídicos. Desde la oposición ya se advirtió en su día que los deseos de Podemos eran complicados de realizar teniendo en cuenta la situación de las arcas municipales. Ahora, un año y medio después, los gestores están comprobando por sí mismos que no es tan fácil cumplir los objetivos marcados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios