Armada española

La Armada pide a Defensa la renovación de la flota hidrográfica

Margarita Robles, en el Instituto Hidrográfico de Cádiz.

Margarita Robles, en el Instituto Hidrográfico de Cádiz. / Julio González

La Armada ha pedido en Cádiz al ministerio de Defensa la necesidad de renovar la flota hidrográfica. La petición se le ha trasladado a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que este viernes realizaba su primera visita oficial al Instituto Hidrográfico de la Marina Cádiz. Robles se ha trasladado al centro para conocer de primera mano el trabajo que se hace en la sede, donde se ha reunido con los responsables y ha visitado los talleres.

De ahí se ha trasladado al puerto de Cádiz para visitar los dos buques hidrográficos que se encuentran amarrados allí, el 'Malaspina' y el 'Antares'. Es en este punto donde representantes de la Armada han trasladado a la ministra la necesidad de construir al menos tres buques más, dos costeros y uno oceanográfico, para renovar la flota, que tiene cerca de 50 años de antigüedad (la última embarcación data de 1975).

A su llegada al Instituto Hidrográfico, la ministra fue recibida por el almirante general Antonio Martorell Lacave, jefe del Estado Mayor de la Armada, y por Daniel González-Aller, comandante director del Instituto Hidrográfico de Cádiz. Con ellos, Margarita Robles saludó a los mandos de la Armada, a la tropa que formaba ante la fachada del edificio que acoge la institución y, también, al personal civil que trabaja en el Instituto. Para todos ha tenido unas breves palabras.

La ministra Robles, en la que ha sido su primera visita oficial a este organismo cuya labor resulta esencial para la seguridad marítima, ha mantenido una reunión con los responsables del Instituto, que le han informado sobre el trabajo que se realiza desde esta institución nacional con sede en Cádiz y le han trasladado la necesidad de que desde el ministerio se afronte la renovación de la actual flota hidrográfica española, equipada con la última tecnología en cuanto a los medios para hacer su trabajo (por ejemplo, medir los fondos marinos y producir la cartografía que utilizan todos los buques y embarcaciones que navegan por la costa española), pero con barcos que como tales se han ido quedando obsoletos.

Hasta hace poco, de hecho, el servicio hidrográfico de la Armada contaba con seis buques, todos ellos construidos entre 1965 y 1975. Ahora mismo quedan tres, el 'Malaspina', 'Antares' y 'Tofiño'. Margarita Robles ha tenido hoy la oportunidad de visitar los dos primeros buques en el muelle de Cádiz, ambos construidos en 1975 en astilleros de Bazán de la Bahía y, por tanto, los más 'modernos' de la actual flota.

A preguntas de la prensa, Robles reconoció como justa la petición de la Armada: "Vamos a valorar que haya nuevos buques hidrográficos porque los actuales son de los años 70". Aunque también reconoció la ministra que la decisión final depende de la "disponibilidad presupuestaria".

La petición de los profesionales hidrográficos se concreta en la futura construcción de un nuevo buque oceanográfico, dos barcos costeros y cinco lanchas hidrográficas transportables. Casi cuatro años se lleva trabajando desde la Armada en este proyecto para renovar una flota que, evidentemente, ha quedado antigua en sus barcos aunque el equipamiento tecnológico que llevan a bordo sí está al día.

El reciente compromiso del Gobierno español de aumentar el presupuesto de Defensa, en respuesta a la guerra provocada por Rusia al invadir Ucrania, abre algo más la puerta a la posibilidad de que esta renovación de la flota se pueda llevar a cabo al menos a medio plazo. Si se concretara, sería el momento de ver qué astilleros, con Navantia en San Fernando entre ellos, se harían con su construcción. 

Robles anuncia más armas para Ucrania

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha anunciado también en declaraciones a la prensa en Cádiz que en los primeros días de la semana que viene saldrá un nuevo avión con material ofensivo para Ucrania, así como una ambulancia blindada para ayudar a sacar a los heridos que hay en Mariupol. Se trata de un material "fácilmente utilizable" del que no dio más datos por razones de seguridad.

Preguntada por el posible envío de más tropas al Este de Europa, Robles ha afirmado que "en principio no está previsto". En este sentido, ha señalado que España "está siempre a disposición de lo que diga OTAN, porque es un país comprometido con OTAN y en la medida que pidan algún refuerzo se aportaría".

Además, Robles ha anunciado que los aviones que están en Bulgaria estarán allí hasta el 30 de marzo, "y ya se están preparando las dotaciones y tripulaciones de los entre 7 u 8 eurofighter que van a ir a Lituania y que estarán allí hasta el 31 de julio, todo ello bajo el mando de OTAN".

Asimismo, ha señalado que un par de días después se va a realizar otro envío con material humanitario. En este sentido, ha explicado que este jueves se ha hecho llegar por parte de Ucrania una petición de ambulancias que estuvieran blindadas para poder sacar a los heridos que hay en Mariupol, que está siendo "masacrada". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios